Juguetes

Páginas sobre literatura infantil , incluyendo cuentos, poesías, trabalenguas... tratando de acercar la lectura a los niños.

 

Artículos: 26 hasta el momento.

JUGUETES: El mundo de Pat 3: La amiga de Papá, por Wendy

     Aquella tarde Pat y Carmen estaban en el pequeño jardín delantero de la casa porque hacía un sol de otoño tan precioso que calentaba casi como en verano y en el aire soplaba una brisa tan suave y agradable que hubiese sido una pena dejarla pasar, así que entre las dos sacaron la mesa de madera fabricada por papá, en la que había empleado todo el verano anterior y que se suponía que era plegable, aunque, sin embargo, nunca se plegó por miedo a no poder volverla a abrir, la cual transportaron desde la cocina, donde languidecía con un florero vacío sobre ella, cogiéndola cada una de un lado y arrastrándola, sobre todo por parte de Pat, por todo el pasillo hasta afuera, ¡y es que pesaba un montón!...

Para leer más...

JUGUETES: El mundo de Pat 2: ¡Pobre Alicia!, por Wendy

 

Cuando sonó el teléfono del despacho, Pat se sobresaltó porque, según decía su padre: “si llaman al fijo o es para vendernos algo o por un motivo más serio,” y ninguna de las dos cosas parecía demasiado buena, pero aún así decidió cogerlo porque papá estaba en la cocina con Carmen discutiendo sobre cómo cocinar un pescado de nombre muy raro y, seguramente, de sabor asqueroso. “¿Síii?” Preguntó muy seria y concentrada en esquivar los intentos de Cano de hacerse con el cable. “Pat, ¿está papá en casa?” Le sorprendió escuchar la voz de Enrique a aquellas horas y comenzó a preocuparse. “Está haciendo la cena.” Respondió ella un poco nerviosa. “Anda, guapa, dile que se ponga.” Y Pat voló hacia la cocina para avisarle.

Para leer más...

JUGUETES: El mundo de Pat: La primera aventura de Cano, por Wendy

 

Su nombre es Patricia, pero todos le llaman Pat porque es más cortito y sale como un disparo: ¡pat, pat, pat, pat!… Tiene casi doce años, aunque dicen que es muy alta para su edad, por lo menos eso aseguran sus tías y su abuela, sin embargo en el colegio hay niñas que son más altas que ella, y ya no digamos de los chicos...

Para leer más...

JUGUETES: Susurros y 7, por Wendy

 

- No pasa nada raro, tranquilos, son todo alucinaciones suyas por culpa del agotamiento… - Lucía bajó la mirada hacia sus manos que reposaban sobre las rodillas. Rosa, una de sus cuñadas le pasó un brazo por los hombros y la atrajo hacia sí. – No, no… Estoy bien, de verdad… Carlos es un hombre bastante responsable y constante, seguro que seguirá las indicaciones que le hizo el médico y no pasará nada más… - en el fondo lo decía sin convencimiento y eso se le notaba porque no sabía esconder sus sentimientos, era incapaz de mentir o disimular, siempre como una mujer de cristal transparente.

- Pero – Ricardo, su hermano mayor, se irguió un poco en el sillón para alcanzar la tacita de café, - ¿esto le había ocurrido alguna vez antes? – preguntó, dando un pequeño sorbo mientras esperaba la respuesta.

Para leer más...

 

JUGUETES: ¿Dónde está Lucía?, por Wendy

 

Carlos, bastante alterado y nervioso, iba dando grandes zancadas sendero arriba y sendero abajo, mirando de vez en cuando a la casa iluminada por el sol del amanecer y, en ocasiones hablaba en voz alta soltando algún que otro improperio y gesticulando con los brazos. Y así lo encontraron los guardiaciviles cuando llegaron con el coche patrulla haciendo crujir la grava del camino.

- Buenos días – saludó formalmente uno de los agentes mientras se apeaban del coche. - ¿Es usted quien ha denunciado la desaparición de una niña?

Para leer más...

JUGUETES: Susurros 5: Una visita nocturna, por Wendy

 

Tan sólo faltaban dos días para el sábado de la fiesta y María estaba a cada momento más nerviosa, sobre todo cuando veía a su hermana desenvolviéndose entre aquella descomunal maraña de preparativos igual que un pez en las aguas más plácidas y cristalinas: siempre le había sacado de quicio su natural disposición para ese tipo de cosas, su facilidad para relacionarse con las otras personas, sobre todo con los chicos, la desenvoltura con que era capaz de llevar una conversación, la aptitud innata de caerle bien a la gente y, sin embargo, luego en casa se comportaba como una ñoña y blanda chiquilla melindrosa y miedica.

Para leer más...

JUGUETES: Susurros 4, por Wendy

 

Lucía madre tenía fama de ser una excelente guisandera a quien le encantaba invertir tardes completas en la cocina preparando los más variados manjares adquiridos en las tiendas del pueblo, buenas viandas, al fin y al cabo, productos naturales, en gran parte, de la misma tierra en que se encontraban, región de inmejorables vinos y sabrosas carnes, de jugosas frutas y abundantes hortalizas… A ella le gustaba deambular entre sartenes, cacerolas y demás utensilios culinarios, mientras escuchaba la radio y tatareaba las canciones que por él se emitían, pero ello no le distraía ni un ápice del verdadero fin, que no era otro que el de realizar obras de arte sobre los fogones o dentro del horno o del microondas, sin olvidar los platos fríos o los postres necesitados de la refrigeración... Gracias a toda esta labor, el aroma que les llegaba a los habitantes de la mansión, así como a cualquier eventual o accidental visitante que deambulara casualmente por los pasillos del antiguo caserón, era de tan suculentas sugerencias que fácilmente abría el apetito del estómago más reticente.

Para leer más...

JUGUETES: Susurros 3, por Wendy

 

- ¡Papá, te aseguro que yo lo he visto! - afirmaba María. – Estaba ahí, derecho y mirándonos como sorprendido…

- ¡Eso lo dice para asustarme! – protestaba Lucía.

Carlos se acercó hasta la pared que señalaba la niña y golpeó el muro con la palma de la mano.

- Pues parece que no hay ninguna puerta ni nada por el estilo… Igual viste un fantasma… - bromeó.

- ¡Papá! – protestó Lucía.

- Estaba ahí, papá… Te aseguro que lo vi…

La tormenta ya había pasado y ahora los rayos de sol del atardecer iluminaban todos los rincones del desván repleto de muebles y trastos viejos y polvorientos. Lucía, la madre comenzó a abrir cajones y a rebuscar por todas las cajas amontonadas. Carlos se acercó a un armario desvencijado e intentó abrir sus puertas y de pronto soltó un grito que hizo correr a las niñas hasta abrazarse a la madre quien tuvo que agarrarse a uno de los muebles para no caer.

- ¡Carlos, por favor, deja de hacer el tonto! – recriminó a su marido.

- ¡Ja, ja, ja…! ¡Vaya par de valientes! – se burló él.

- ¡No tiene gracia, papá! – protestó Lucía mientras María se disponía a salir.

Para leer más...

JUGUETES: Susurros 2, por Wendy

 

Las dos primeras semanas de vacaciones resultaron frenéticas. Jamás lo habrían pensado cuando sus padres les comunicaron que cambiaban de domicilio dejando la pequeña ciudad donde habían vivido siempre. Lucía, como de costumbre, con su carácter inconformista y gruñón, se enfadó y protestó porque no quería alejarse de sus amigas…

- ¿Y de algún amigo en especial?... – indagó María con segundas.

Y recibió un codazo en el costado que fue el inicio de una de las constantes peleas de hermanas “bien avenidas” a las que sus progenitores estaban tan acostumbrados, que ya no les hacían caso. Si alguna salía algo magullada o sangrando por la nariz, cosa que era frecuente, pues se les curaba y en paz…

Para leer más...

JUGUETES: Susurros 1, por Wendy

 

La primera vez que la vio al doblar la esquina, tuvo la desagradable sensación de que un dedo frío le recorría la espalda. Era una casa antigua, enorme y con unos grandes balcones de hierros retorcidos en su fachada gris en cuyas puertas se abrían grandes ojos oscuros en las partes donde se habían roto los cristales. María se volvió para mirar a su padre y a su hermana, sólo ésta le devolvió la mirada y por ello supo que estaba tan desilusionada como ella.

Para leer más...

JUGUETES: El no-cuento de Caperucita, por Wendy

 

John y Michel habían marchado hacía rato a su habitación para dormir, pero claramente, por el alboroto que estaban armando, todavía permanecían bastante despiertos, así que mamá me envió para que les reprendiera. Cuando llegué los encontré en plena batalla de almohadas y yo recibí mi parte nada más entrar, por lo que puse mi cara más convincente de enfado y les envié a las camas, sin embargo ellos rápidamente aprovecharon la ocasión…

- Cuéntanos un cuento, Wendy.

- Pero, ¿no os lo ha contado papá antes?

- No – respondió Michel, - dijo que estaba cansado.

- Los mayores son muy aburridos – comentó el pequeño John, - siempre están cansado, o atareados, o enfadados…

- Bueno, si me prometen que serán obedientes, yo les contaré un no-cuento – ofrecí.

- ¿Un no cuento? – preguntaron ellos intrigados. - ¿Qué es eso?...

- Verán, ¿conocen el no-cuento de Caperucita Roja?

- ¡Claro que conocemos el cuento de Caperucita Roja, todo el mundo lo conoce! – dijo muy seguro Michel.

- No, no, el cuento no, yo les voy a contar el no-cuento – repetí.

- Vale – y se acomodaron en sus lechos.

Para leer más...

JUGUETES: Jeroglífico de versos, por Wendy

 

¿Qué tal si hoy realizamos un juego?... Un juego al que llamaremos “el jeroglífico de versos”… ¿Os apuntáis?...

Un jeroglífico es una especie de acertijo que consiste en poner dibujos en vez de palabras y adivinar lo que quiere decir. Este era el sistema mediante el que escribían los antiguos egipcios y se caracterizaba por el uso de signos que significaban sonidos, palabras e incluso frases enteras:

Para leer más...

JUGUETES: El Abeto, por Wendy

 

John estaba enfurruñado…

John siempre solía estar enfurruñado…

Es pequeño y, en ocasiones, se pone muy pesado en sus empeños y se enfada si no consigue aquello que desea. Y Michel, el pobre, siempre tiene que aguantar sus tonterías porque es mayor y debe ser más comprensivo y cuidar de él. Pero aquel día había sobrepasado el límite y Michel comenzaba a perder la paciencia.

- Wendy –me dijo desolado-, mira a ver si puedes tú con él, yo ya no lo aguanto.

John estaba tumbado en el suelo, pataleando y gritando…

Para leer más...

JUGUETES: Los Cinco y el tesoro de la isla, por Wendy

 

Ya hace algunos añitos, no pienso descubriros cuántos, yo también fui una jovencita a la que le gustaba soñar y correr aventuras por mis mundos inventados, por ello, devoraba todos esos libros capaces de alimentar mi fantasía que caían en mis manos y, un buen día, alguien, no recuerdo quién, me regaló uno en cuya portada se veía a una niña de pelo corto y ojos soñadores sentada junto a un perro adormilado y cuyo título, “Los Cinco y el tesoro de la isla”, provocó la misma tentación en mí que si me hubieran colocado una caja de deliciosos bombones al alcance de mis manos… Al finalizar su lectura una sensación de hambre se apoderó de mi cabecita y tuve que ir consiguiéndolos todos porque todo mi ser necesitaba acción, misterio y diversión… Por eso hoy, cuando me estreno en esta web, he querido comenzar con un pequeño homenaje hacia aquellos cuatro adorables chiquillos y su perrito encantador que llenaron tantas horas vacías de mi adolescencia...

Para leer más...

JUGUETES: Poemas de Juan Ramón Jiménez, por Ana L.C.

 

Pero antes de seguir quiero daros unos pequeños consejos para leer poesía, porque mucha gente le tiene miedo y dicen que no la entienden y todo eso... Pero los poemas son como esas pequeñas mascotas mullidas y peludas que sólo quieren nuestras caricias, así que estrujarlos entre vuestro bracitos; son como las canciones, pues tienen música en su interior y ritmo en su cuerpo, así que cantarlos y bailarlos; son como el bombón que hay que saborear despacio para que, cuando llegue el relleno, nos sorprenda con un nuevo sabor explosivo, así que zampároslos. Pero, ¡por favor!, no los leáis todos de un tirón, porque la mascota se cansa, la danza cansa y el chocolate empacha, hacedlo poco a poco, intentando entenderlos, intentando captar lo que el poeta nos quería transmitir y dejándoos llevar por la melodía que ha creado para vosotros…

Para leer más...

JUGUETES: Cuentos populares africanos, por Ana L.C.

 

África, como todos sabéis, es un continente inmenso y lleno de misterios. Desde antiguo, multitud de exploradores y aventureros quisieron adentrarse en sus impenetrables selvas, sus vastas praderas, que allí se llaman sabanas, o en sus interminables desiertos y, a pesar de haber sido conquistado por los ejércitos europeos, expoliado por la insaciable codicia de los barrigudos hombres de negocios y asolado por los inexplicables virus y bacterias de la civilización blanca, África sigue escondiendo tesoros que nadie nunca les podrá robar porque están escondidos en el fondo de la herencia cultural y en el orgullo de unas razas y unos pueblos que, a pesar de todas las desgracias que les han ido ocurriendo a través de la historia, los han defendido con todas sus fuerzas, pues son el sentido y las simiente de su propia existencia.

Para leer más...

JUGUETES: El Mago Merlín, por Ana L.C.

 

Se dice, que allá por el siglo VI d.C., no mucho tiempo después de que las legiones romanas dejaran de hostigar aquellas tierras, en algún recóndito valle de las montañas galesas, un espíritu demoníaco tuvo relaciones amorosas ilícitas con una pobre monja raptada de su apacible retiro monacal, aunque las malas lenguas, que tanto abundan por los caminos y villas del Señor, aseguran que nada tuvo que ver el diablo en este asunto, sino el deseo libidinoso de un malvado rey encaprichado de la joven y bella religiosa, un tal Aurelius Ambrosius quien, para más datos, era el hermano mayor de Uther Pendragon.

Para leer más...

JUGUETES: Los cuentacuentos, por Ana L.C.

 

Algunas veces habréis oído hablar de ellos, incluso les podéis haber visto en las ferias o en las actividades culturales de los pueblos y ciudades, pero ¿seguro que sabéis qué es un cuentacuentos?

Para leer más...

JUGUETES: Los Aristogatos, por Ana L.C.

 

Érase una vez…

 

Una refinada gata llamada Duquesa, perteneciente a la alta aristocracia de París, allá por 1910, que vivía muy feliz junto a sus tres revoltosos hijitos: el aprendiz de pintor Toulouse, el pianista de las patitas veloces Berlioz y la encantadora y preciosa Marie, acompañados del caballo Frou-Frou y del ratón Roquefort, en la lujosa mansión de Madame Adelaine Bonfamille, una anciana señora muy, muy, pero que muy rica que les tenía mucho cariño. Y como la casa era tan grande, necesitaba de la ayuda de un mayordomo que había estado muchos años a su servicio, Edgar,  un hombre muy educado y atento, pero que poseía una enorme ambición…

Para leer más...

JUGUETES: Trabalenguas, por Ancrugon

 

Los trabalenguas son juegos de palabras que combinan fonemas similares (sonidos del habla, no confundir con letras, pues una misma letra puede tener varios fonemas, por ejemplo: la letra “g” tiene los fonemas /g/ (gato) y /x/ (gitano) o varias letras pueden tener el mismo fonema, por ejemplo: las letras “k”, “c” y “q” tienen en común el sonido /k/: (kilo, casa, queso)), creando aliteraciones (repeticiones de sonidos, ejemplo: “el ruido de la rueda rozando el rodillo”) y rimas (repetición de sonidos al final de los versos) con varias secuencias de sonidos.

Para leer más...

JUGUETES: Adivina adivinanza, por Ancrugon

 

¿Sabéis lo que es una adivinanza?...

Pues una adivinanza simplemente es como un acertijo, es decir, un juego que consisten en hallar la solución de un enigma o secreto oculto en unas palabras. La única diferencia entre acertijo y adivinanza es que esta última se formula en forma de pequeño poema rimado.

Para leer más...

JUGUETES: Moby-Dick, de Hermann Melville, por Ancrugon

 

Es escritor estadounidense Herman Melville, que en su juventud también fue marino, escribió esta novela basándose en hechos reales, como, por ejemplo, el caso del ballenero Essex, que fue atacado y destruido por cachalote y solamente se salvaron ocho hombres. O las historias contadas por alguno marineros que afirmaban la existencia de un inmenso cachalote albino, al cual llamaban Mocha Dick, cerca de las costas de Chile, el cual atacaba a los balleneros, hundiéndolos y matando a sus hombres.

Para leer más...

JUGUETES: Gloria Fuertes, por Ancrugon

 

Gloria Fuertes es la poetisa de los niños porque ella misma siempre quiso seguir siendo niña a pesar de crecer…

Gloria nació en Madrid, el 28 de julio de 1917. Su familia era pobre, pero aún así ella dice que fue una niña feliz. Su madre era costurera y su padre portero, pero no de fútbol…

Gloria estudió en un colegio de monjas que ella veía triste… Luego fue al instituto y se diplomó en un montón de cosas, porque era bastante lista.

Para leer más...

JUGUETES: Tiempo de títeres, por Ancrugon

 

Mi nombre es Ros y me dedico a divertir a la gente… ¡No es tan difícil!... Sólo tienes que contarles breves historias o cantarles canciones que hablen de algo que desean escuchar… Si en realidad todo el mundo lo único que quiere es hablar de lo que ya sabe o desea…

Lo que ocurre es que yo soy diferente, sí, pues estoy fabricado de tela, cartón y madera… y mis miembros se mueven gracias a unos finos hilos que maneja mi pequeño dios personal… ¡Muy bien!, lo habéis adivinado, soy una marioneta.

Para leer más...

JUGUETES: Brujas y Hadas, por Ana L.C.

 

Primero me presentaré. Soy Ana y me dedico a lo que se dice una “Cuentacuentos”, sí, porque voy por ahí contando historias a la gente y me lo paso muy bien, sobre todo con los niños, pero sólo los fines de semana, porque no puedo vivir de eso… es una pena, así que el resto de los días estoy metidita en una oficina soltándoles otro tipo de cuentos a la gente… sin embargo, no son tan divertidos, os lo aseguro.

Para leer más...

JUGUETES: Caballitos, por Ancrugon

 

Yo conocí siendo niño,
la alegría de dar vueltas
sobre un corcel colorado,
en una noche de fiesta.

NUESTRAS PUBLICACIONES

NUESTRO GRUPO. Páginas web

 PRÓXIMAS REUNIÓN:

Diciembre 17 del 2017 - Salón de los Jubilados, Castellnovo

36º Libro propuesto:

"Historia de un canalla",

de Julia Navarro

Ya está disponible el comentario del poema:

"Hombres necios que acusáis", de Sor Juana Inés de la Cruz

PRIMERA TEMPORADA: FEBRERO 2011 - ENERO 2012

SEGUNDA TEMPORADA: FEBRERO 2012 - ENERO 2013

TERCERA TEMPORADA: FEBRERO 2013 - ENERO 2014

CUARTA TEMPORADA: FEBRERO 2014 - ENERO 2015

QUINTA TEMPORADA: FEBRERO 2015 - ENERO 2016

SEXTA TEMPORADA:   FEBRERO 2016 - ENERO 2017

SÉPTIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2017 - ENERO 2018

Visitas totales