Centenarios:

Noviembre 2020.

Cinco nuevos centenarios se conmemoran durante este mes de noviembre de 2020: los cien años de los nacimientos de Joan Perucho, Gesualdo Bufalino y Paul Celan, así como los cien años de las muertes de Alberto Blest Gana y Alexandru Macedonski.

Joan Perucho nació en Barcelona el 7 de noviembre de 1920. Estudió Derecho en la Universidad de su ciudad natal, ejerciendo como abogado y, posteriormente, como juez. La mayoría de sus primeros trabajos están escritos en castellano, aunque con el tiempo sus creaciones fueron realizadas en catalán, particularmente sus obras poéticas. Sus trabajos de ficción están considerados como precursores del realismo mágico, con sus mitos, misterios y referencias oníricas. Su obra es bastante extensa y además de poesía y narración, también escribió ensayo y artículos sobre arte, arquitectura o alimentación. Su primer libro de poemas, “Sota la sang”, fue publicado en 1947 y su primer cuento, “Amb tècnica de Lovecraft”, en 1956, sin embargo, el éxito popular le llegaría en década de1980 con la reedición de una novela publicada veinte años antes, “Les històries naturals”, a la que seguiría “Les aventures del cavaller Kosmas” (1981), con la que conseguiría los premios Ramón Llull y el Nacional de Crítica Catalana. En 1983 publicó el poemario “Quadern d’Albinyana” que obtuvo el premio Cavall Verd. Fue miembro de la Real Academia de Literatura de Barcelona entre 1980 y 2002, año en que recibió el reconocimiento del Premio Nacional de Literatura Española, Perucho falleció en Barcelona el 28 de octubre de 2003.

 

EL MISTERI

Joan Perucho

 

Va venir i em digué les paraules.

Eren unes paraules que he oblidat

de la mateixa manera que vaig oblidar

el seu rostre de pedra.

Ara recordo aquestes coses,

però no en trobaré el sentit.

El misteri perdura per sempre

i això em fa la vida suportable.

Alberto Blest Gana falleció el 9 de noviembre de 1920 en París, habiendo nacido en Santiago de Chile el 4 de mayo de 1830. Está considerado como el novelista fundador de la novela social chilena. Blest Gana comenzó su educación en la academia militar de Santiago y, mientras estudiaba ingeniería militar en Francia, cayó bajo la influencia del realismo francés gracias, sobre todo, a su amistad con Honoré de Balzac. A su regreso a Chile trabajó de profesor de matemáticas en academias militares. La fama alcanzada a través de su obra literaria le llevó a ser nombrado para desempeñar diversos cargos políticos, pasando sus últimos años de vida como embajador de Chile en Inglaterra y Francia. Sus primeras novelas, como: ”La aritmética en el amor” (1860), “Martín Rivas” (1862) y “El ideal de un calavera” (1863), describen de manera realista la vida de las clases medias y altas de Santiago. Tras un periodo de treinta años sin publicar nada, escribió las que se consideran sus mejores novelas: “Durante la reconquista” (1897) y “Los desarraigados” (1904), ambas cargadas de matices moralistas.

 

Seres queridos te miré sañuda

Alberto Blest Gana

 

Seres queridos te miré sañuda  

arrebatarme,

y te juzgué implacable

como la desventura, inexorable

como el dolor y cruel como la duda.

Mas hoy que a mí te acercas, fría, muda,

sin odio y sin amor, ni hosca, ni afable,

en tí la majestad de lo insondable

y lo eterno mi espíritu saluda.

Y yo, sin la impaciencia del suicida,

ni el pavor del feliz, ni el miedo inerte

del criminal, aguardo tu venida;

que igual a la de todos es mi suerte:

cuando nada se espera de la vida,

algo debe esperarse de la muerte.

Gesualdo Bufalino nació el 15 de noviembre de 1920 en Comiso, Sicilia. Asistió a las universidades de Catania y Palermo, pero la Segunda Guerra Mundial lo alejó de Sicilia, luchando con los partisanos en el norte de Italia, donde fue hecho prisionero por los alemanes. Aunque logró escapar, enfermó de tuberculosis mientras se escondía de los nazis, por lo que fue ingresado en un sanatorio al final de la contienda. En 1947 regresó a Sicilia para enseñar humanidades en una escuela de formación de profesores de Vittoria, donde ya comenzó a escribir prosa y a traducir poesía francesa. Tras ejercer como docente durante gran parte de su vida, a los cincuenta y seis años decidió dedicarse plenamente a la literatura, descubriéndose en él un talentoso estilista que escribió prosa rica y sensual, creando con ella obras altamente imaginativas teñidas de un amargo realismo, publicando su primera novela, que había comenzado a escribir treinta años antes, en 1981 con la ayuda del novelista Leonardo Sciascia, “Perorata del apestado”, la cual se basaba en sus experiencias en el sanatorio y con la que consiguió el Premio Campiello. En el poemario “Museo de sombras” (1982) y en la novela “Argos el ciego: o bien Los sueños de la memoria” (1987), plasmó sus reflexiones sobre la vida en Sicilia. Así mismo, en su colección de cuentos “El hombre invadido y otras invenciones” (1989), Bufalino logró mostrar la profundidad de su arte. En su tercera novela, “Las mentiras de la noche” (1988), relata historias intercambiadas por unos prisioneros en vísperas de su ejecución y con ella logró el Premio Strega. También escribió una obra de teatro y ensayos, además de traducir las obras de Charles Baudelaire, Paul-Jean Toulet Y Jean Giraudoux. Bufalino falleció el 15 de junio de 1996 en Vittoria, Sicilia.

 

PUNTO DE INFLEXIÓN

Gesualdo Bufalino


Venga el otoño a decirnos que estamos vivos,
sentados sobre la orilla roja
mirando el agua que va pasando.
Y vuelvan las trazas de turquesa a las cancelas,
los castos númenes de yeso, las rosas rasgadas,
las prendas alegres de los novios,
que todo renueve el tiempo su disposición suave.
Y así, mientras el aire rapta
en su sueño las hojas de la sangre,
y lentamente me tienta
este sol exiliado la frente
es bello pararse aquí para decirte adiós,
juventud mía, juventud mía.

Paul Celan, cuyo verdadero nombre era Paul Antschel, nació el 23 de noviembre de 1920 en Cernauti, Rumanía, actualmente Chernovtsy, Ucrania, y murió el 1 de mayo de 1970 en París, arrojándose al río Sena desde el puente Mirabeu. Poeta alemán, aunque nunca viviese en Alemania, estuvo influenciado por el surrealismo francés, convirtiéndose en una de las voces regeneradoras de la poética germana tras la Segunda Guerra Mundial. Al ser judío, cuando Rumanía fue ocupada por los nazis, fue enviado a un campo de trabajos forzados mientras que sus padres eran asesinados. Al concluir la contienda, trabajó como traductor y lector para algunas editoriales en Bucarest, hasta que se trasladó a Viena, donde publicó su primera colección de poemas: “La arena de las urnas” (1948), en el que ya aparecía claramente su percepción fantasmagórica de los horrores y heridas de la realidad, firmemente asentada en su peculiar imaginería y prosodia. Ese mismo año se instaló definitivamente en París, donde había estudiado medicina antes de la guerra, y dio clases de idiomas, tradujo poesía francesa, italiana y rusa, así como las obras de Shakespeare, al alemán. En 1952 apareció su segundo volumen de poemas: “Amapola y memoria”, al que siguieron otros siete volúmenes de poesía hasta su muerte en 1971.

 

Alabanza de lo lejano

Paul Celan

 

En el venero de tus ojos
viven las redes de los pescadores de la mar errabunda.
En el venero de tus ojos
el mar mantiene su promesa.

En ella arrojo yo,
un corazón que entre los hombres ha morado,
lejos de mí mis vestiduras y el resplandor de un juramento.

Más oscuro en lo oscuro, más desnudo estoy.
Tan sólo al desertar soy fiel.
Yo soy tú cuando soy yo.

En el venero de tus ojos
derivo y sueño un rapto.

En una red, una red queda apresada
y nos abandonamos enlazados.

En el venero de tus ojos
estrangula su cuerda un ahorcado.

Alexandru Macedonski fue un poeta y prosista, dramaturgo y publicista rumano fallecido el 24 de noviembre de 1920 en Bucarest, la misma ciudad que le había visto nacer el 14 de marzo de 1854. Poeta ecléctico, Macedonski toma prestados elementos del parnasianismo, el simbolismo y el romanticismo. Hasta 1890, escribió extensos poemas de carácter romántico y con cierto punto satírico, como se demuestra en su poemario “Noches”. Sin embargo, a partir de 1890, abandona la retórica de la primera etapa y se esfuerza por sintetizar y por concretar sus metáforas, por lo que su poesía se hace más sugerente y musical.

 

El rondó a la copa de Murano

Alexandru Macedonski

 

No es de oro: es de rayos.

Sostenida por los grifos que la ofrecen.

Portadora del sublime estado,

Con ella te honro en la bebida.

 

En su destello de topacios

Contiene el vino, elixir de eterna vida. –

No es de oro: es de rayos.

Sostenida por los grifos que la ofrecen.

 

Arte puro es, inefable,

Es cielo todo de sol que brilla.

Oleaje constante, oleaje amplio,

Al pleno ardor de la mente incita,

No es de oro: es de rayos.

Gracias por leernos...

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.

NUESTRAS PUBLICACIONES

NUESTRO GRUPO. Páginas web

Ya está disponible la Guía de Lectura - Poesía:

"Distinto", de Juan Ramón Jiménez

PRIMERA TEMPORADA: FEBRERO 2011 - ENERO 2012

SEGUNDA TEMPORADA: FEBRERO 2012 - ENERO 2013

TERCERA TEMPORADA: FEBRERO 2013 - ENERO 2014

CUARTA TEMPORADA: FEBRERO 2014 - ENERO 2015

QUINTA TEMPORADA: FEBRERO 2015 - ENERO 2016

SEXTA TEMPORADA:   FEBRERO 2016 - ENERO 2017

SÉPTIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2017 - ENERO 2018

OCTAVA TEMPORADA:   FEBRERO 2018 - ENERO 2019

NOVENA TEMPORADA:   FEBRERO 2019 - ENERO 2020

DÉCIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2020 - ENERO 2021

Visitas totales


E-mail