Mis amigos los libros:

Lluvia fina, de Luis Landero.

 Tras mucho tiempo sin apenas verse, Gabriel decide llamar a sus hermanas y reunir a toda la familia para celebrar el ochenta cumpleaños de la madre y tratar así de reparar los viejos rencores que cada cual guarda en su corazón y que los ha distanciado durante tantos años.

Un trabajo de…

En esta novela de Luis Landero la verdadera protagonista es la mentira. Mentir es una herramienta, a veces necesaria, que, en múltiples ocasiones, se convierte en una verdad oficial y se confunde con la realidad entre las nieblas del pasado. Cuando la mentira se transforma en relato, llega a formar parte del acervo vivencial, incluso cultural, de las personas, pero como bien se dice en el inicio de este libro: “Ahora ya sabe con certeza que los relatos no son inocentes, no del todo inocentes. Quizá tampoco lo sean las conversaciones de diario, los descuidos y equívocos verbales o el hablar por hablar. Quizá ni siquiera lo que se habla en sueños sea del todo inocente”, la mentira nunca surge por equivocación, por puro azar, siempre tiene una oscura voluntad, un oculta pretensión. Y es que la vida es lo que recordamos y ello no quiere decir que se corresponda con lo que realmente hemos vivido.

 

El pasado es algo que cada persona percibe de una forma diferente y que, por lo tanto, cada cual lo recuerda a su manera. Todos tienen su verdad y la defienden.

Convivir con otras personas suele ser complicado. Cada una es un mundo distinto con una fuerza gravitatoria propia, por lo que cada una espera que todo gire alrededor de su entidad y se resiste a ser un mero satélite de nadie más. Así que, con tanta energía pululando entre los seres planetarios, no es de extrañar que aparezcan chispazos y tormentas de vez en cuando. Y esto se multiplica dentro de la unidad familiar, donde una palabra puede ser un detonante y los silencios un generador de cataclismos.

 

La madre va a cumplir ochenta años y Gabriel llama a sus dos hermanas para organizar una celebración familiar. Las vidas de estos cuatro personajes no han sido fáciles y la madre, viuda desde hace muchos años, dirigió el núcleo familiar con pulso firme y mano dura, por lo que todos parecen conservar viejos rencores adormecidos en sus memorias, aunque prestos a despertar. En el centro de este pequeño universo se encuentra Aurora, la esposa de Gabriel, que desempeña el papel de faro entre tantas aguas turbulentas y, con su proverbial aguante y su inagotable paciencia, se convierte en la depositaria de las confidencias y lamentaciones de todas, aunque no de su marido.

 

Aurora es el personaje central de esta historia. Sabe escuchar, es amable y, por lo tanto, todo el mundo la utiliza. Ella es la receptora de las confesiones y así se forma una narración coral que viaja constantemente desde el pasado hasta el presente e, incluso, hacia un futuro de suposiciones. Pero nadie se interesa por los sentimientos de Aurora, nadie le resuelve sus dudas, nadie consuela sus sufrimientos. Ella es la portadora de todos los secretos y eso pesa, Es el destino de quien se da a los demás sin pedir nada a cambio.

 

Lo que se hizo o lo que no, las palabras que se dijeron o los silencios, nada se ha olvidado y todo va aflorando a medida que se acerca la fecha del festejo creando una extensa red de reproches, de críticas, de censuras que van dibujando un horizonte bastante oscuro. El recuerdo del padre, que llenaba de fantasía un hogar en contraposición al pragmatismo de la madre, deja de ser el bálsamo de antaño para formar parte del catálogo de motivos de queja de unas personas cuyas existencias no fueron, ni mucho menos, las que ellas pudieron soñar, proyectiles que lanzarse en busca de la total destrucción de no se sabe qué. Esas frustraciones, esos traumas, reales o inventados, esos agravios sublimados por la imaginación a través del tiempo, ese victimismo y la consiguiente búsqueda de culpables, todo se acumula y se va enconando hasta hacer de la vida familiar algo insoportable.

 

¿Quién miente y quién dice la verdad? ¿Quizá todos? ¿Tal vez nadie?... Luis Landero no nos lo va a resolver y deja a los lectores la misión de ir desentrañando los puntos oscuros de esta historia, de ir analizando los dimes y diretes, y las pequeñas miserias, de los protagonistas. Un arduo trabajo del que no podremos lamentarnos.

Luis Landero nació el 25 de marzo de 1948 en la localidad de Alburquerque, Badajoz. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense, se dio a conocer con “Juegos de la edad tardía”, novela con la que consiguió los premios de la Crítica y el Nacional de Narrativa en 1990. Otras de sus principales obras son: “Caballeros de fortuna” (1994), “El mágico aprendiz”, “El guitarrista”, “Hoy Júpiter”, “Retrato de un hombre inmaduro”, “Absolución”, ”El balcón en invierno”, “La vida negociable” y “Lluvia fina” elegida Mejor novela española de 2019.

Gracias por leernos...

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.

NUESTRAS PUBLICACIONES

NUESTRO GRUPO. Páginas web

Ya está disponible la Guía de Lectura - Poesía:

"A los jóvenes que quieren morir", de Gwendolín Brooks

PRIMERA TEMPORADA: FEBRERO 2011 - ENERO 2012

SEGUNDA TEMPORADA: FEBRERO 2012 - ENERO 2013

TERCERA TEMPORADA: FEBRERO 2013 - ENERO 2014

CUARTA TEMPORADA: FEBRERO 2014 - ENERO 2015

QUINTA TEMPORADA: FEBRERO 2015 - ENERO 2016

SEXTA TEMPORADA:   FEBRERO 2016 - ENERO 2017

SÉPTIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2017 - ENERO 2018

OCTAVA TEMPORADA:   FEBRERO 2018 - ENERO 2019

NOVENA TEMPORADA:   FEBRERO 2019 - ENERO 2020

DÉCIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2020 - ENERO 2021

UNDÉCIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2021 - ENERO 2022

DUODÉCIMA TEMPORADA:   ENERO 2022 - DICIEMBRE 2022

Visitas totales


E-mail