Pesadillas:

El quinto hijo, de Doris Lessing.

“En la desinhibida sociedad inglesa de finales de la década de 1960, Harriet y David Lovart, una pareja de clase media alta, tienen que enfrentarse a una situación terrible. Su día a día se vuelve oscuro y desagradable, hasta tomar tintes casi apocalípticos. La reservada alegría de los Lovatt y su visión del mundo como un lugar benigno han sido sacudidas por el nacimiento de su quinto hijo, Ben, monstruoso en apariencia, anormalmente fuerte, egoísta, hambriento, brutal”. (Reseña editorial).

Un trabajo de… 

Doris Lessing (1919-2913) fue una escritora versátil y prolífica, pues tocó casi todos los géneros y escribió una gran cantidad de libros. Como novelista pasó de un periodo inicial de realismo a la más pura ciencia ficción (Canopus in Argus), pasando por una época de misticismo con su novela cumbre El cuaderno dorado.

 

La novela que nos ocupa, El quinto hijo, es bastante inquietante tanto formal como temáticamente. Corta en su extensión, comienza de forma realista, incluso satírica, tornándose, sin embargo, mediante ciertos toques sobrenaturales, en un thriller gótico e inquietante de considerable profundidad y complejidad tanto social, como psicológica y, sobre todo, moral. Es el tipo de novela que evoca en los lectores dolor y placer al mismo tiempo.

 

Con un estilo enérgico y sensato nos va conduciendo, a la par de los dos protagonistas principales, David y Harriet, hacia la catástrofe que se va intuyendo.

Harriet Walker y David Lovatt se conocen en una fiesta de la oficina donde ambos trabajan y donde ambos se consideran fuera de lugar. Pronto se sienten mutuamente atraídos y ambos comparten la misma visión anacrónica de la felicidad. Para ello, compran una casa enorme en las afueras de Londres, a pesar de las opiniones en contra de sus mutuas familias, y comienzan la misión de llegar a ser una familia numerosa, al tiempo que convierten su casa en un hotel de vacaciones familiar. Ellos consideran que tienen un hogar feliz a pesar de no estar exento de puntos débiles que Harriet y David pasan por alto.

 

Sin embargo, todo se va derrumbando con el próximo nacimiento del quinto hijo, pues ya en el vientre de la madre se convierte en una presencia mórbida y hostil, y todo se viene al suelo cuando el niño monstruoso llega al mundo. Y con su llegada se pone a prueba la fortaleza del amor de los Lovatt, la resistencia de esa fe británica basada en su autocomplacencia de sociedad justa. Sin embargo, Ben, pues este será el nombre del niño, es uno de ellos, aunque se empeñen en verlo diferente y aunque les resulte normal llegar a excluirlo, algo que les debería hacer pensar que cualquiera de ellos podría llegar también a serlo. Sin Ben, los Lovatt son una familia, con él no.

 

El matrimonio se distancia, la familia deja de visitarlos, incluso el resto de los hijos huyen de alguna manera de aquella presencia demoniaca que poco a poco les consume.

Nadie lo dice porque no sería correcto, pero todos ven a Ben como un error evolutivo, una broma genética que mancha la perfecta armonía de aquella sociedad pagada de sí misma. Símbolo claro de aquella sociedad sustentada sobre una base compuesta de negros privados de derechos, asiáticos y blancos desempleados, pero todos ignorados por las clases consideradas superiores como si fueran algo anormal, algo ajeno a ellos y a sus conciencias. Sin embargo, Ben es uno de ellos, engendrado por ellos y con su misma carga genética. Su familia perfecta también puede crear monstruos.

 

En un momento dado les puede el egoísmo y el bálsamo de la indiferencia y buscan un lugar donde internar al pequeño Ben, lo que, probablemente, la mayor parte de los lectores llegarán a entenderlo. Pero el instinto materno es más poderoso y Harriet decide rescatarlo, aunque la semilla del miedo y la desconfianza harán de él una persona inadaptada.

 

El personaje de Harriet es interesante para analizar. Ella aparece como la mujer, esposa y madre modelo, pero tras tener cuatro hijos en el corto plazo de seis años, está física y psicológicamente agotada. Su sueño de una familia tradicional perfecta: grande, feliz y ordinaria, se convierte en una enorme carga, por lo que, cuando queda embarazada por quinta vez, toda su hostilidad reprimida parece concentrarse en el pequeño ser que crece en su interior, el cual ha dejado de se una nueva esperanza para convertirse en una pesadilla. Pronto le surge un odio irracional hacia él y su mera existencia la consume y tortura. Su propia familia la ha criticado por querer tener este quinto hijo, luego la culpan por haber parido un monstruo y, finalmente, por rescatarlo de aquella institución y no dejarlo morir allí. De esta forma contemplamos como ella misma evoluciona hacia su propia monstruosidad.

 

En conclusión, Lessing nos hace pensar con esta novela sobre la situación de las mujeres, sobre la institución de la familia y sobre la sociedad contemporánea de su país, y todo ello aderezado con diferentes perspectivas de realidad, de juegos sobrenaturales, de reflexiones sociológicas y de ideales feministas, pero, sobre todo, con un profundo deseo de analizar el sentido de las caducas moralidades tradicionales y de las dudosas virtudes de la justicia, lo que nos acerca más hacia el apocalipsis que hacia un cambio ético y social.

Gracias por leernos...

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.

NUESTRAS PUBLICACIONES

NUESTRO GRUPO. Páginas web

PRIMERA TEMPORADA: FEBRERO 2011 - ENERO 2012

SEGUNDA TEMPORADA: FEBRERO 2012 - ENERO 2013

TERCERA TEMPORADA: FEBRERO 2013 - ENERO 2014

CUARTA TEMPORADA: FEBRERO 2014 - ENERO 2015

QUINTA TEMPORADA: FEBRERO 2015 - ENERO 2016

SEXTA TEMPORADA:   FEBRERO 2016 - ENERO 2017

SÉPTIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2017 - ENERO 2018

OCTAVA TEMPORADA:   FEBRERO 2018 - ENERO 2019

NOVENA TEMPORADA:   FEBRERO 2019 - ENERO 2020

DÉCIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2020 - ENERO 2021

UNDÉCIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2021 - ENERO 2022

DUODÉCIMA TEMPORADA:   ENERO 2022 - DICIEMBRE 2022

Visitas totales


E-mail