Recuperan todas las aventuras de Corto Maltés en orden cronológico
EFE Norma editorial ha iniciado la recuperación de todas las aventuras de Corto Maltés. Corto Maltés Norma editorial ha iniciado la recuperación de todas las aventuras de Corto Maltés en orden cronológico y en sendas ediciones en color y en blanco y negro de cada una de las obras. Así, el primer título publicado ha sido La balada del mar salado, la aventura inicial del icónico personaje creado por el dibujante italiano Hugo Pratt, que fue publicada por capítulos en la revista Sgt. Kirk en 1967. La obra sitúa la acción en algún lugar del Pacífico Melanesio, cuando la tripulación del catamarán del pirata Rasputín rescata a Corto Maltés atado a una improvisada balsa a la deriva. Unos años después de La balada del mar salado, Pratt retomó el personaje de Corto Maltés para publicar el álbum Bajo el signo de Capricornio, compuesto por seis historias cortas que tienen lugar entre 1916 y 1917, y que es la segunda entrega de la nueva edición publicada ahora por Norma. En Bajo el signo de Capricornio, la acción se traslada a América del sur y central; a la desembocadura del Amazonas, en Brasil, y a Belice y las Antillas. En este segundo volumen, Corto Maltés deberá enfrentarse a ancestrales cultos, prácticas de magia negra y leyendas que sumergen al lector en el universo de las religiones afroamericanas. Norma también ha publicado una nueva edición revisada de La Venecia secreta de Corto Maltés, de Hugo Pratt, Guido Fuga y Lele Vianello. En esta guía práctica, Corto Maltés lleva al viajero por insólitas rutas que mezclan historia y leyenda, a través de siete itinerarios por lugares fantásticos y ocultos.
>> más información

Muere Toni Morrison, la primera mujer negra en recibir un premio Nobel de Literatura
20MINUTOS.ES Tenía casi 40 años cuando publicó su primera novela. LISTA: Mujeres que se han llevado un Nobel. Toni Morrison La escritora Toni Morrison ha muerto este lunes a los 88 años en el Centro Médico Montefiore en Nueva York (Estados Unidos). Morrison, pionera de la literatura moderna, falleció fruto de una enfermedad, pero desde su entorno no han querido profundizar en ello. "Toni Morrison falleció tranquilamente anoche rodeada de familiares y amigos", anunció la familia a través de un comunicado emitido por la editorial Alfred A. Knopf. "Era una madre, abuela y tía extremadamente devota que se deleitaba por estar con su familia y amigos. Una escritora consumada que atesoraba la palabra escrita, ya fuera suya, de sus estudiantes u otras, que leía con voracidad y estaba en casa cuando escribía", señalan en la nota. Tenía casi 40 años cuando se publicó The Bluest Eye, su primera novela y cuando lanzó su sexto trabajo se convirtió en la primera mujer negra en recibir el premio Nobel de Literatura. La academia sueca elogió en 1993 a Toni Morrison por su "fuerza visionaria" y por profundizar en "el lenguaje en sí mismo", un idioma que quiso liberar de las categorías "de blanco y negro". "La narrativa nunca ha sido simplemente un entretenimiento para mí", dijo cuando recibió el Nobel. "Es, creo, una de las principales formas en que absorbemos el conocimiento". Ver esta publicación en Instagram Rest in Peace Madame Toni Morrison Thank you for your love #divinesenaya #soûlkreôl #senaya #unique #special #original #RIP #Blackexcellence #blackgirlexcellence💫 #excellence #litterature #littlethingsmatter #jazz #Writer #Poet #tonimorrison #lovesquad #beloved Una publicación compartida de 👑Senaya 👑 (@divinesenaya) el6 Ago, 2019 a las 7:39 PDT Ganadora del Premio Pulitzer 1988 por Beloved, Morrison fue una de las presencias "más regias de la literatura con sus rastas grisáceas; sus ojos oscuros y perspicaces; y voz cálida y teatral, capaz de rebajarse a un gruñido misterioso o elevarse a un falsete humorístico, según publica The New York Times en un obituario. Sus admiradores eran innumerables, desde otros autores, estudiantes universitarios y trabajadores hasta el expresidente de Estados Unidos Barack Obama, quien le otorgó una Medalla Presidencial de la Libertad; a Oprah Winfrey, quien idolatraba a Morrison y la ayudó a cosechar más lectores. En 2019, apareció en el aclamado documental, Toni Morrison: The Pieces I Am.
>> más información

Sale a subasta el primer cómic de Spider-Man, el más buscado del mundo
EFE Se espera que su compra supere los cientos de miles de euros. En 2011, una copia de este cómic logró ser subastado por más de 1 millón de dólares Spider-Man El primer tebeo del superhéroe Spider-Man, uno de los cómics más buscados del mundo, ha salido este viernes a subasta en la plataforma digital holandesa Catawiki y se espera que supere los cientos de miles de euros. El cómic de Amazing Fantasy, publicado en 1962, se encuentra en el top 3 de los más buscados del mundo y es uno de los ejemplares más peculiares que pone a la venta esta web de subastas de objetos únicos entre el 2 y el 11 de agosto. Se prevé que hasta la semana que viene no se conozca el precio que ha alcanzado esta pieza de colección, que generará "una interesante batalla entre los coleccionistas", según la plataforma de subastas. El valor estimado del artículo ronda los 15.000 euros en la página de subastas porque "se encuentra en condiciones de lectura, pero con varios rastros de que se ha usado". En 2011, una copia de este cómic creado por Stan Lee y Steve Ditko, el primero que contiene la aparición completa de Spider-Man, batió récords y logró ser subastado por más de 1 millón de dólares (900.730 euros). Un año después de hacer su primera aparición en Amazing Fantasy, Spider-Man se popularizó tanto que se elaboró un especial sobre sus aventuras, convertido en un clásico en la historia del cómic, que fue seguido de películas, series de televisión y juegos.
>> más información

Las memorias de Edward Snowden serán publicadas en septiembre
EFE ¿Qué tienen en común los escándalos de Panamá, Edward Snowden y WikiLeaks? Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/2717792/0/papeles-panama/filtracion-edward-snowden/wikileaks/ El experto informático es uno de los hombres más buscados del mundo. En 2013 realizó la mayor filtración de inteligencia de la historia. ¿Qué tienen común los escándalos de Panamá, Edward Snowden y WikiLeaks? Edward Snowden Editorial Planeta publicará el próximo 17 de septiembre de forma simultánea con otras 20 editoriales de todo el mundo Vigilancia permanente, las memorias en primera persona de Edward Snowden, que Columna editará en catalán. Snowden, uno de los hombres más buscados del mundo, es el joven analista que provocó el mayor escándalo diplomático de la historia y que, desde su exilio en Rusia, ejerce hoy de voz de la conciencia en la era digital.   En 2013, Edward Snowden, responsable de la mayor filtración de inteligencia en la historia, sacudió al mundo revelando que el gobierno estadounidense tenía la capacidad de leer cada correo electrónico, escuchar cada llamada y entrometerse en los rincones de la vida privada de todos y cada uno de los ciudadanos del mundo. I wrote a book. pic.twitter.com/wEdlOFMnMn — Edward Snowden (@Snowden) 1 de agosto de 2019 En Vigilancia permanente, Snowden desgrana por primera vez por qué lo hizo, cómo ayudó a construir un sistema de vigilancia masivo y la crisis de conciencia que le llevó a destaparlo todo y poner en jaque al sistema.   Como resultado de su determinación, Estados Unidos inició una caza y captura internacional que a día de hoy sigue abierta. Snowden ha sido sucesivamente soldado, analista de inteligencia, agente de la CIA y, ya en el exilio, activista por el derecho a la privacidad.   En el libro alerta sobre la deriva autoritaria de los estados, denuncia la colaboración entre el espionaje y las grandes multinacionales de la era digital y destapa cómo nos vigilan y de qué manera se comercia con nuestra información personal.   "La lucha por el derecho a la intimidad es la nueva lucha por nuestra libertad", asevera Snowden en su libro. Al cargo de la seguridad nacional con 20 años Edward Snowden nació en Elizabeth City, Carolina del Norte, y creció muy cerca de Fort Meade, Maryland. Ingeniero de sistemas de formación, sirvió como agente de la CIA y trabajó como experto informático para la NSA, la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU. Con 20 años ya estaba al cargo de la seguridad nacional, con 21 se alistó en el ejército y estuvo a punto de entrar en los Navy Seal; a los 24 fue reclutado por la CIA y ejerció de agente en Viena; y a los 29, escandalizado por el uso que el estado estaba haciendo de nuestra información más íntima, decidió revelar a la prensa la red de vigilancia masiva para así ponerle fin.   Ha recibido numerosos premios por su servicio público, entre ellos el Premio Right Livelihood, el German Whistleblower Prize, el Ridenhour Prize en la categoría Truth-Telling y la medalla Carl von Ossietzky de la Liga Internacional por los Derechos Humanos. Actualmente, es presidente del comité de dirección de la fundación Freedom of the Press.
>> más información

200 años de la caza de Moby Dick: las mejores historias de Herman Melville
INÉS LÓPEZ Este jueves se cumplen 200 años del nacimiento de Herman Melville, autor de 'Moby Dick'. 'Bartleby, el escribiente', 'Benito Cereno' y 'Billy Budd, marinero', son otras de las obras del autor. TRIVIAL: ¿Cuánto sabes de la novela 'Moby Dick'? Edición ilustrada de 'Bartleby el escribiente' El 1 de agosto de 1819 nació Herman Melville, uno de los escritores más importantes y respetados de la literatura norteamericana, aunque muy infravalorado en vida. Su obra más famosa Moby Dick no fue la única que lo llevó a la fama tras su muerte, también Bartleby, el escribiente y otros cuentos cortos. En una familia poco adinerada, Melville tuvo que dejar los estudios a una edad muy temprana debido a la muerte de su padre, pero eso no le impidió convertirse en un hombre culto. Con tan solo 18 años, decidió embarcarse en algunos viajes hacia Europa, lo que tras muchos vaivenes le llevó hasta el Acushnet, un ballenero que se convirtió en el primero de muchos. Melville vivió numerosas aventuras, probablemente auténticas pesadillas para él, ya que fue capturado por una tribu caníbal en Nuku Hiva (Islas Marquesas), fue vendido a otros marineros e incluso lo encarcelaron en las Islas de la Sociedad. Todas estas experiencias fueron el punto de partida de las historias que el autor dejó escritas. La primera de todas fue Taipi: un Edén caníbal, que le proporcionó unos cuantos ingresos y algo de fama. Al ver que su obra funcionó, decidió escribir una secuela, Omú: un relato de aventuras de los mares del sur. Así fue como Melville entró en los círculos literarios de Nueva York. La ballena blanca En 1849 Melville volvió al mar para embarcarse en un viaje a Europa que le inspirase a escribir su obra maestra: Moby Dick. El libro le llevó casi dos años redactarlo y fue el mayor esfuerzo del autor. Sin embargo, la travesía del ballenero Pequod, protagonizada por el capitán Acab, Ismael y el arponero Queequeg, fue un fracaso en ventas, lo que destrozó a Melville. Una de las ilustraciones del libro 'Bartleby el escribiente' de Alianza Editorial Desde entonces, la vida del escritor estuvo marcada por numerosos problemas físicos y psicológicos hasta morir, en 1891, completamente olvidado. Tras su fallecimiento, sus historias empezaron a revalorizarse y Melville ha terminado siendo una de las figuras más importantes de la literatura norteamericana. La mayor historia sobre ballenas jamás contada, además de partir de las vivencias del autor, estuvo inspirada en algunos casos reales que el propio Melville conoció en sus travesías marinas. En concreto, se basó en el naufragio del ballenero Essex, que fue atacado por un cachalote y del que solo sobrevivieron ocho marineros; y en el cachalote albino "Mocha Dick", que merodeaba en los alrededores de la Isla Mocha (Chile) allá por 1839. Los balleneros se enfrentarón a la bestia marina en numerosas ocasiones, sin éxito, durante más de 40 años. En noviembre de 2018, Alianza Editorial publicó una edición especial encuadernada en tela de la novela Moby Dick, que se puede adquirir en las librerías por 28 euros. Bartleby, el escribiente y otros cuentos Aunque todos recuerdan a Melville por Moby Dick, el autor escribió otras novelas y numerosos realtos. Uno de ellos es el también popular Bartleby, el escribiente. "Preferiría no hacerlo", es la frase que más repite Bartleby, el obstinado protagonista de esta historia que muchos consideran precursora del existencialismo y antecendente de algunos de los temas de Franz Kafka. Una de las ilustraciones del libro 'Bartleby el escribiente' de Alianza Editorial En octubre del año pasado, el artista Stéphane Poulin dibujó las cuidadísimas ilustraciones de este relato con imágenes, editado también por Alianza, que cuenta la historia del joven, pálido y desamparado Bartleby. Otros cuentos que llevaron a la fama al autor fueron Benito Cereno y Billy Budd, marinero, de los que se pueden conseguir numerosas ediciones a través de internet y en las librerías. Con una vida que giró siempre en torno al mar, las historias de Herman Melville pueden ser la opción perfecta para disfrutar de una apasionante lectura en la playa, con el sonido de las olas de fondo. ¿Te animas?
>> más información

Se cumplen 75 años de la muerte de Antoine de Saint-Exupéry, escritor de 'El Principito', ¿cuánto sabes de esta obra?
20MINUTOS.ES Saint-Exupèry viajó alrededor del mundo como aviador mientras escribía obras como 'Piloto de guerra'. Comprueba cuanto sabes de 'El Principito' con este trivial. El Principito Hace 75 años, el escritor y aviador Antoine de Saint-Exupéry moría en una accidente de avión en la isla de Riou, en Francia, a los 44 años. Nació el 29 de junio del año 1900. Viajó por distintos puntos del globo: Senegal, Barcelona, Córcega, Touluse, Nueva York... Comenzó a escribir de forma profesional al inicio del siglo XX, y publicó su primera novela en 1926: 'El aviador'. Siguió publicando otras obras como 'Correo del Sur' (1928), 'Tierra de hombres' (1939) o 'Piloto de guerra' (1942).
>> más información

Harry Potter cumple 39 años: ¿cómo afronta la crisis de los cuarenta el adulto que sobrevivió?
JUAN IGNACIO F. HERRUZO ¡Accio spoilers! La página incluye información relevante sobre la saga completa del joven mago. J. K. Rowling, creadora del universo de Harry Potter, cumple 53 años también este miércoles. ¿Cuánto sabes de Harry Potter? Ponte a prueba con nuestro trivial. El rector de la Politécnica de Catalunya pone fin al curso transformado en un mago del universo Harry Potter. Harry Potter observa como sus hijos parten hacia Hogwarts en el andén 9 3/4. Harry James Potter nació el 31 de julio de 1980. Desde entonces, han pasado 39 años en los que el joven mago se ha convertido en adulto. Pero, ¿sabemos a qué se dedica actualmente el "niño que sobrevivió? Como pudimos saber gracias al epílogo de Harry Potter y las reliquias de la muerte, Harry se casó con Ginny Weasly, la hermana de su fiel compañero de aventuras y amigo Ron. Con ella comparte una vida feliz y tres hijos: James Sirius Potter, Albus Severus Potter y Lily Luna Potter. Profesionalmente, trabaja como jefe de la Oficina de los Aurores en el Ministerio de Magia junto a Ron Weasly y Hermione Grange, quien obstenta el cargo de ministra de Magia desde al año pasado. El problema más grave año al que Harry tiene que hacer frente es la relación con su hijo Albus, quién ha terminado su segundo año en Howgarts. La experiencia del chico no está siendo como la de su padre. Todos lo comparan con él, cuando hay una gran diferencia que se hace evidente: pertenece a la casa Slytherin. Además, Albus se verá envuelto en una situación difícil. Emprenderá un viaje a través del tiempo para provocar el regreso de Voldemort. ¿Qué ocurrirá? Tendremos que esperar a que Harry cumpla los 40 para comprobarlo. Harry cumple años el mismo día que su creadora Joanne Rowling, más conocida como J. K. Rowling, también cumple los años (53) el 31 de julio. La escritora británica quiso que su personaje cumpliera años el mismo día que ella. Actualmente, después de haber publicado los siete libros de la saga, además de otras obras complementarias como Harry Potter y el legado maldito, la autora produce y escribe los guiones de las películas de Animales fantásticos y donde encontrarlos. Ilustraciones de los fans La cuenta de Instagram @potterbyblvk publica ilustraciones que simula la vida en pareja de Harry y Ginny. Actualmente, cuenta con casi 83.000 seguidores en la red social. Ver esta publicación en Instagram someone has to resist but neither of them makes an effort Una publicación compartida de Blvnk (@potterbyblvnk) el14 Feb, 2019 a las 4:29 PST ¿Cuánto sabes de Harry Potter? Demuestra hasta dónde llega tu 'harrypottermanía' en el cumpeaños de Harry respondiendo a nuestro cuestionario sobre la saga de aventuras del aprendiz de mago.
>> más información

El arte de redescubrir la ciudad paso a paso, por Sergio C. Fanjul
PILAR SANZ ¿Qué pasaría si fueras a pie hasta todos los distritos de tu ciudad? Sergio C. Fanjul lo hizo y luego escribió un libro. 'La ciudad infinita. Crónicas de exploración urbana' está editado por Reservoir Books. Siete novelas para leer este verano en la orilla del mar. El periodista, poeta y astrofísico Sergio C. Fanjul Sergio C. Fanjul es astrofísico de carrera, periodista de profesión y poeta de corazón, pero en su libro La ciudad infinita. Crónicas de exploración urbana (Reservoir Books) se revela como un paseador experto. En este ensayo, que habla de Madrid pero se puede extrapolar a tantas otras grandes ciudades, Fanjul nos propone volver a ser turistas en nuestra propia ciudad y redescubrirla a pie. Reencontrarnos con ella, en cierto modo: "A veces ves a turistas mirando una esquina de tu ciudad y, de pronto, te fijas en ella. Ahora hay un poco de desmadre, pero es lo normal si vives en una gran capital… Como cuando tienes una visita y enseñas la ciudad: te obligas a ti mismo a mirarla por primera vez y recordar las cosas que ya no ves por las prisas y por la rutina", señala el autor. La ciudad invisible surgió después de que, dentro del programa paralelo de los Veranos de la Villa de Madrid, Fanjul caminara hasta los 21 distritos de la ciudad como una especie de paseador oficial de la villa. Aquellas excursiones asfálticas son el esqueleto de este libro en el que hay historia, literatura del paseo y, sobre todo, un homenaje a Madrid. Leyendo sus reflexiones, el paseo se revela como una idea revolucionaria, como una manera de volver a usar la ciudad y de sentirnos más libres en ella. "Tener tiempo es fundamental para ser libre", dice, algo que está muy relacionado con poder darse el lujo de caminar para cubrir un trayecto cotidiano. "A mí pasear me da mucha paz, a veces me parece como la esencia de la existencia, como la vida verdadera. Un poco como la meditación", reconoce Fanjul. Por eso, en sus caminatas urbanas se siente "realmente vivo" y entra en "un estado mental como de existencia plena. Sin pasarme de místico, diría que sientes que estás aprovechando el tiempo de verdad". Una y mil formas de hablar del paseo Paseo, deriva, walkabout... las muchas formas de llamarlo y también su devenir a lo largo del tiempo, así como su apropiación por movimientos artísticos como el situacionismo, el surrealismo o el dadaísmo, figuran en forma de pinceladas que van salpicando distintos capítulos del libro. "El personaje del flâneur [paseante, en francés] fue el primero con conciencia de pasear no para desplazarse sino como concepto. Hay mucha literatura en torno al paseo, incluso reciente como Wanderlust. Una historia del caminar, de Rebecca Solnit. Me interesa esa tradición histórica y además aún quedan muchos grupos que organizan paseos". Caminar –con o sin rumbo– por la ciudad está de moda. Visiones poéticas del paisaje urbano y experiencias en el camino se mezclan en sus textos con historia de la ciudad, anécdotas de esas que solo conocen ‘los de Madrid de toda la vida’ y, sobre todo, un catálogo de los problemas que vive el ciudadano medio hoy: gentrificación, subida del alquiler, desahucios, desigualdad... ¡Ya está en las calles la segunda edición de LA CIUDAD INFINITA de @txepeligro! Gracias a todos por leerlo y hacerlo posible ♥️🚶🏽‍♂️ #ReservoirBooks pic.twitter.com/PFs6jmOkhQ — Reservoir Books (@ReservoirBooks) June 8, 2019 "La ciudad global, el concepto de la socióloga Saskia Sassen [Premio Príncipe de Asturias], apunta a cómo todo el mundo se esfuerza por poner rascacielos, atraer turismo y grandes eventos. Por engrandecerla". Sin embargo, el resultado es "una ciudad más desigual, la gente de los barrios no necesariamente se ve favorecida por eso. Las franquicias homogeneizan, al final es su destrucción como espacio de convivencia y su transformación en otra cosa más parecida a un parque temático". Fanjul maneja neologismos como barrionalismo ("la gente se identifica más con los 500 metros en los que hace vida que con el país") o grasabar (en extinción por las casas de apuestas). Pura poesía urbana. De la poesía al safari asfáltico “La poesía está en el suelo (en los pasos de cebra de Madrid), pisoteada [risas]. No, hay muchos eventos y poesía en la ciudad, incluso en los lugares más inesperados. Me gusta mucho lo poético barrial, que es algo que he intentado reflejar en el libro. Me gusta hacer poesía de sitios que a la gente le pueden parecer muy feos o muy cutres”, reconoce el también poeta, aunque su poesía más que urbana es escénica con Los Peligro: “Solemos actuar en el Teatro del Barrio. Hacemos el programa de radio Poesía o barbarie y organizamos eventos”. Antes de despedirnos, le pido unos consejos para quienes quieran iniciarse en la exploración asfáltica siguiento su ejemplo: “Primero, es fundamental ir a las zonas menos conocidas. Si vives en el centro, ve a sitios más periféricos para realmente conocer la ciudad. Además, hay que ir con los ojos bien abiertos, fijarse en la gente y, por supuesto, llevar buen calzado e ir bien hidratado…”, dice medio en serio medio en broma. “Pero el mejor consejo es elegir sitios que en principio no te interesan, a los que no tendrías pensado ir. Si vas al azar siempre caes en lo fácil y no te metes por sitios raros. Hay que intentar llegar a lugares que aparentemente están muy lejos para ir andando. Como esa última parada de tu línea de metro, que lees todos los días pero donde nunca vas”, propone Fanjul. Este año, Sergio C. Fanjul ha modificado ligeramente su labor como paseador en los Veranos de la Villa y realizará un safari alfáltico: “Voy a hablar de cómo la naturaleza se mete en la ciudad: los árboles de los alcorques, los bichos de tu casa, la fauna de Madrid Río, la que surge de las grietas del asfalto, los cetreros del aeropuerto, las ovejas de la Casa de Campo… Aunque echaré mano de expertos que me ayudarán a identificarlos”. Cómo no, “haré un librín con todo ello”.
>> más información

Vargas Llosa publica un cuento inédito protagonizado por Aitana Sánchez-Gijón
EFE 'El hombre de negro', de cinco páginas, se publica en la revista 'Letras Libres'. Vargas Llosa hace "meta literatura" incluyéndose él en el relato. Aitana Sánchez-Gijón El Nobel Mario Vargas Llosa escribió y protagonizó en 2015 junto a Aitana Sánchez-Gijón Los cuentos de la peste en el Teatro Español y poco después escribió un cuento (El hombre de negro), un inédito que ahora publica la revista Letras Libres ambientado en aquellos días y en el que la actriz tiene el papel principal. Sánchez-Gijón es "la musa teatral" del escritor (Arequipa, Perú, 1936) y en El hombre de negro la eleva un peldaño más al otorgarle una característica que es en sí misma un rendido tributo a la capacidad actoral de la madrileña. En el cuento, adelantado a EFE por la publicación que edita en España Daniel Gascón, Vargas Llosa hace "meta literatura" incluyéndose él en el relato y al resto de actores con sus nombres reales, aunque cambia el del director -Joan Ollé, en la realidad-. Antenor Montalvo es un actor en horas bajísimas al que el director Pedrito Adrianzén propone que sea en Los cuentos de la peste "el hombre de negro". Se trata de un personaje que no forma parte de la trama, que no habla, que no hace absolutamente nada en ella pero que aparece todo el tiempo con el objeto de recordar al espectador que lo que están viendo es teatro y que el teatro "es el simulacro de la vida". No ha sido una ocurrencia del director proponerle el papel sino de Sánchez-Gijón: "Dijo que de todos los actores que conocía el único capaz de no existir en un escenario eras tú", le explica Adrianzén a Montalvo. Durante las ocho semanas que estará en cartel la obra, con la que la crítica "no será muy buena, tampoco muy mala" aunque cada día se agoten las entradas, el "hombre de negro" tendrá ocasión de presenciar un "fenómeno maravilloso" protagonizado por Sánchez-Gijón que a él, desesperado como estaba al comenzar, le dará una nueva razón para vivir. Los cuentos de la peste, basada en ocho relatos del Decamerón, fue la cuarta producción del Teatro Español de una obra teatral del Nobel tras El loco de los balcones, Kathie y el hipopótamo y La Chunga, también protagonizada por Sánchez-Gijón. Sánchez-Gijón interpretaba en Los cuentos de la peste los papeles de espectro y amante sadomasoquista, Pedro Casablanc a Bocaccio, Marta Poveda a Filomena, Óscar de la Fuente a Pánfilo y Vargas Llosa al conde Ugolino. El argumento de la obra, como recordaba entonces el propio autor, es "esencialmente teatral" porque se trata de un grupo confinado en un espacio que no tiene otra salida que la fantasía si quiere escapar de la "circunstancia fatídica" de la epidemia de peste bubónica que asoló Florencia en 1348, cuando se estima que murieron 30000 ciudadanos. El hombre de negro, de cinco páginas y con ilustraciones de Armando Fonseca, se publica en el especial de verano de la revista Letras Libres en compañía de retratos de Daniel Bell y Tony Judt, aproximaciones al cine y la filosofía, reflexiones sobre política contemporánea, y relecturas de Victor Hugo y de Éric Rohmer.
>> más información

Laura Freixas: "Las madres somos humanas, no divinas"
ANA LATORRE La escritora catalana se abre en canal en 'A mí no me iba a pasar: una autobiografía con perspectiva de género'. "Si queremos igualdad, los hombres tienen que darle más valor a las relaciones personales", explica la autora. "La maternidad se aborda en los libros de forma abstracta, pero falta tratarla como vivencia", defiende. Laura Freixas: "Ya es hora de hacer una crítica ética y política del arte. Laura Freixas "Me convertí en una maruja de lujo". Así se autodefine la escritora y crítica literaria Laura Freixas (1958, Barcelona), en A mí no me iba a pasar: una autobiografía con perspectiva de género (Ediciones B), que sigue la línea de su anterior trabajo autobiográfico, Adolescencia en Barcelona hacia 1970 (Ediciones Destino, 2007). En su nuevo libro, la catalana deposita todos sus pensamientos –buenos y no tan buenos– y contradicciones, tras sumergirse en un proceso de reconciliación con su pasado: "El patriarcado te atrapa como una telaraña". A mí no me iba a pasar... pero le pasó: escribe una confesión personal que refleja una situación común entre todas mujeres de nuestra sociedad. ¿Cómo vivió reconocer que se había fallado a sí misma? Lo viví como un reto intelectual después de una mala época, del mal trago personal y la sensación de fracaso pasé al orgullo y liberación. Para entender qué me sucedió y por qué, entré en un proceso de reflexión y de lectura feminista, que me ayudaron a entender cosas como la trampa del dinero, que me daba muchas ventajas, excepto la fundamental: la autonomía. Me costó dar con argumentos para contestar a mi marido, cuando me decía que era una privilegiada por tener mucho tiempo libre para escribir y que no podía quejarme. También reflexioné sobre el problema de la disponibilidad. Lo comparo con el trabajo de los bomberos, que no están 40 horas por semana apagando incendios, pero sí pasan todo el tiempo disponibles ya que, si hace falta, deben dejarlo todo. Yo trabajaba en casa durante mis ratos libres y no tenía disponibilidad. En cambio, mi marido siempre estaba para su trabajo. Dice que el patriarcado nos mantiene en una situación de comodidad. El patriarcado nos da muchas ventajas a las mujeres pero, a cambio, pagamos un precio muy alto. Por un lado nos coacciona y, por otro, nos seduce. Nos da la ventaja de la irresponsabilidad, vivir a la sombra de alguien, ser una niña eterna: pasar de ser la niña de tus padres a serlo con tu marido. Aunque esta es una visión de clase alta, la que yo experimenté. Menciona a iconos feministas como Sylvia Plath y Virginia Woolf, ¿le inspiró alguno de sus trabajos? Los diarios de Sylvia Plath (Diarios completos, 1982), porque son una autoexploración autobiográfica muy lúcida, inteligente y dura. Están escritos con la autenticidad de quien piensa que eso no se va a publicar nunca. En ese momento, la autora no era conocida y aún no había publicado nada. ¿Hay alguna experiencia que le costó especialmente recordar? Cuando acepté que mis padres me pagaran 50.000 pesetas a cambio de no trabajar y hacerles compañía, eso me avergonzó mucho. También reconocer que tuve un amante cuando siempre me había indignado que los hombres se comportaran de esta manera, pero las mujeres no. Vamos, reconocer mis contradicciones. En la editorial donde trabajaba se invocaba "el coño de Sofía Loren", pero nunca "la polla de Marlon Brando", ¿pasa lo mismo en la actualidad dentro de este sector? Son bromas que se siguen haciendo en cualquier ámbito donde el poder lo tienen los hombres. Uno de los mecanismos para mantener su dominio es a través de bromas agresivas hacia los excluidos, para mantenerlos en su lugar: te toleran, pero no te incluyen en el grupo. A punto de abandonar su trabajo, en su camino hacia la maternidad, admite: "Había intentado ser un hombre como los demás, pero había fallado". Es una forma de decir que el modelo de trabajador, ciudadano o artista que la sociedad propone es, supuestamente, neutro. Pero, en realidad, es masculino, ya que da por supuesto que esa persona tiene a una mujer en casa ocupándose de todo lo demás, creando hogar. Las mujeres no tenemos a nadie que haga eso por nosotras, resulta incompatible. De alguna manera, cuanto te quedas embarazada y eres madre, esta situación te excluye y eso es algo que notas. En el libro reconoce sentirse culpable, pero, ¿se culpabiliza la mujer demasiado por cosas que no dependen tanto de ella, sino del sistema? Sí, tenemos que librarnos de la culpa, nosotras y ellos. Es más importante entender cómo funciona el patriarcado, que sentirnos culpables. Yo he estado enfadada con mis padres por lo de las pesetas, pero ahora ya no. En aquel entonces, ellos transmitían de manera inocente el mandato patriarcal a las mujeres, por ejemplo, dando prioridad a la familia. Se contradecían, porque querían que yo estudiara o me sacara una carrera pero, al mismo tiempo, buscaban que les diera nietos. Es mucho más importante analizar que atribuir culpas. Darse cuenta es liberador: se trata de una situación en la que nos encontramos todos y todas y de la que no somos conscientes, porque el patriarcado está muy arraigado. Explica con detalle cómo vivió su embarazo, ¿qué piensa de la gestación subrogada? Me parece una instrumentalización, cosificación y mercantilización de las mujeres absolutamente incompatible con los derechos humanos. Quienes defienden la gestación subrogada altruista ven a las madres como unos seres sobrehumanos. Su imagen de la maternidad es la de la Virgen María. Las madres somos humanas, no divinas. También ven la maternidad como un proceso maquinal: indoloro, sin emociones, que no te cambia: tú prestas tu vientre, se hincha, tienes a un niño, lo entregas... y eso en realidad es un terremoto. La maternidad no se entiende porque no se trata lo suficiente en la cultura. Por eso se piensa que hay mujeres dispuestas a quedarse embarazadas y donar al niño... y eso es como creer en los unicornios. En el libro lo menciono muy de paso, era algo que terminaba de aparecer, una cosa muy exótica. Es importante que debatamos sobre la maternidad, que ya se está empezando a hacer, pero poco. ¿Hay algún tema sobre la maternidad que no se trata lo suficiente en los libros? No se habla de la maternidad como vivencia. Se aborda de una forma abstracta y falta entenderla como un proceso humano. Están saliendo algunos libros, son pocos pero valiosos. Yo los colecciono, son una docena: el de Nuria Labari, Silvia Nanclares, Jane Lazarre o Paula Bonet, que habla del aborto. Si, cada año, 200.000 españolas paren y 100.000 abortan, ¿por qué no se trata esto en la literatura? Cuenta que usted ha crecido en una familia de clase alta. La escritora Marta Sanz dijo en una entrevista: "Tenemos que abordar las desigualdades de género desde las desigualdades de clase". Tenemos que tratar la desigualdad de género sabiendo que hay denominadores comunes. Por ejemplo, la prostitución es un problema transversal desde el punto de vista de cómo nos afecta a las mujeres que no nos prostituimos. A todas nos afecta el hecho de que exista, porque afecta a cómo nos ven y nos tratan. Afortunadamente, algunas de nosotras nunca nos vamos a ver en la tesitura de prostituirnos, pero otras lo ven una opción para salir adelante. Es decir, parte de la discriminación es universal y varía de una clase a otra. ¿Qué opina sobre el feminismo liberal? Tal y como lo enuncia Ciudadanos, es la oferta por parte de las mujeres privilegiadas de hacer un trato los hombres. Ellas dicen: "Dejadnos compartir algunos de vuestros privilegios y, a cambio, cerramos los ojos sobre opresiones que afectan a otras mujeres. Dejadnos estar en el consejo de administración y no diremos nada de las mujeres racializadas que se van a quedar en casa cuidando de nuestros hijos y, además, no nos opondremos a la instrumentalización de mujeres pobres como gestantes subrogadas. En resumen, es un supuesto feminismo que no se solidariza con las mujeres oprimidas por razón de sexo, clase social, raza u origen geográfico. Un día escucha unas palabras que le afectan bastante: "Mi mujer tiene una gran capacidad para ser feliz", y entonces se vuelca en contentar a su marido para mejorar la relación, mientras descuida su propia felicidad. En la distribución de roles, las mujeres se especializan en crear familia y en generar felicidad para todos; mientras que los hombres se centran en ganar dinero, obtener poder y en predicar la lucha por la vida. Esta situación sigue existiendo, lo he descubierto gracias a un ensayo que me ha influido mucho, La fantasía de la individualidad, de Almudena Hernando. Si queremos igualdad, los hombres tienen que asumir su parte, que no es cambiar dos pañales de cada cuatro: deben darle más valor a las relaciones personales, reconocer el valor y la necesidad de los cuidados. Y eso que en ese rol hay mucha felicidad, y yo tampoco lo sabía. No veo como un castigo que haya que repartir la carga de los afectos y de las relaciones. En parte, son una carga, pero también algo maravilloso. Lo injusto es que nos toque de oficio a nosotras y que eso nos condene a la dependencia económica de un marido. Antes pensaba que la distribución de roles era que ellos tenían el trabajo remunerado y ellas asumían el trabajo doméstico no pagado. Y creía que esa segunda parte se podía resolver con dinero, delegándolo. Pero luego vi que hay cosas que no se pueden delegar, como la responsabilidad por tus hijos, el ir a las reuniones de padres, buscar una psicóloga para tu hijo o consolar a tu bebé cuando llora. Eso no se puede resolver con 16 semanas de baja, dura muchísimos años y no se puede pasar a una guardería o a alguien a quien pagues. ¿Cuán importante es que el feminismo se reinvente? Porque el patriarcado se reinventa constantemente. Es algo que he vivido en la historia de mi generación, que crecimos con unas leyes franquistas absolutamente indignantes. Por ejemplo, en un matrimonio, si la mujer se acostaba –aunque fuera solo una vez– con un hombre sin que su marido se enterase, legalmente y por decisión de este –era lo que se llamaba delitos privados– podía hacer que fuera a la cárcel hasta seis años. ¿Te imaginas? Solo por un polvo con otro hombre. Y,  además, como era un delito privado, el hombre podía quitarle la pena. En cambio, si el marido se acostaba con otra, no pasaba nada. Solo en caso de escándalo público, si tenía una querida le podían poner una multa. Yo he crecido con estas leyes y echaba humo. Para frenar esta situación, las mujeres de mi generación pensábamos que bastaba con cambiar la legislación, no veíamos más allá: solo queríamos que se cambiaran –y se cambiaron, a partir del 78–. Esto fue un avance, pero después tuvimos que reinventar nuestro feminismo, porque en unas condiciones de igualdad legal como las que tenemos ahora, sin embargo, el patriarcado persiste, pero en otras formas.
>> más información

Siete novelas para volver a enamorarte de la literatura este verano a la orilla del mar
ÁLVARO MACÍAS De Roberto Bolaño a Rosa Chacel, Amèlie Nothomb o Raúl Zurita como posibles lecturas estivales. Libros tanto para arriesgarse en la lectura como para superar un desengaño amoroso Siete (x2) libros de poemas que leer este verano a la orilla del mar. Mujer leyendo un libro Toca involucrarse de lleno en una historia, en unos personajes concretos, que nos atrape un determinado punto de giro o un párrafo tan bien escrito que no concibamos otra forma de ordenar las palabras para exponer el mismo sentimiento. Después de los siete (x2) libros de poesía para leer a la orilla, ahora llega el turno de la novela, donde hay para todos los gustos, desde los que de repente echan de menos su hogar hasta los que quieren exponerse a que les sorprenda todas las posibilidades de la literatura. O incluso a los que necesitan leer algo relacionado con el trabajo, que hay de todo en esta vida. Cuatro autores y tres autoras que conseguirán que nos sintamos extrañamente identificados con protagonistas singularísimos, capaces de hacernos reflexionar sobre el amor, la ideología, la infancia o el heroico acto de enmudecer cuando es debido mientras la sombrilla nos da aquello para lo que la compramos y el sonido cadencioso del mar nos predispone a comenzar la lectura. Para quienes no puedan dejar de pensar en el trabajo Por difícil que parezca, hay quienes no pueden despegarse del trabajo aún ni en vacaciones. Para esa clase de personas workaholic (alcohólicos del trabajo, aunque sea una adicción que no solo afecta al hígado) existe el libro perfecto. Amélie Nothomb cuenta en Estupor y temblores , que acaba de editar nuevamente Anagrama, una semiautobiografía que no desdeña el humor para retratar su experiencia trabajando en una empresa japonesa donde los modales, el protocolo y la total jerarquía nipona se van interponiendo inútilmente en la felicidad de la nueva trabajadora. #EstuporYTemblores, de Amélie Nothomb, con ilustración de Ana Juan y recomendación de Rocío Ruiz de @TroaLibrerias https://t.co/KnagH7Vn75#CM50 #Anagrama50Años pic.twitter.com/zVhSGGicrQ — Editorial Anagrama (@AnagramaEditor) 12 de abril de 2019 Gran Premio de Novela de la Academia Francesa (traduce su lenguaje coloquial Sergi Pàmies), el libro, cuyo título hace referencia a los que supone debía sentir cualquier individuo delante del Emperador, narra las desventuras cotidianas y degradantes del Amèlie-san delante de sus jefes de la compañía Yumimoto, pero sobre todo de sus inmediata superiora, Fubuki Mori, una mujer de la que no puede dejar de ilustrar su belleza casi nívea por más (permitámonos el lujo de decirlo) putadas que le pueda llegar a realizar. Una lectura idónea para acabarlo y no querer volver al curro en un largo período -pongamos lo que dure agosto-. Para quienes les guste la polémica Hay quienes se dedican a poner comentarios en Facebook o en ciertas noticias y creen que así han desatado una tormenta (spoiler: no llegan a aguacero), pero nadie con la mala baba como para hacer de todo ello un libro. Y, además, uno realmente grandioso. Porque si ya es complicado inventarse una vida, la imaginación de Roberto Bolaño le llevó a crear decenas de ellas: hagiografías ficticias de grandes y pequeños (pero falsos) literatos filonazis que nunca existieron conforman La literatura nazi en América (Alfaguara). «Sin embargo la fama en el trópico no es duradera» Roberto Bolaño, La literatura nazi en América. Qué bueno que reediten ese gran libro para estos tiempos fake: pic.twitter.com/GeEnkjS2XN — Luis Afanador (@lfafanador) March 18, 2019 Un libro hecho de sarcasmo, humor y mucha cultura que funciona como un puñetazo a la ultraderecha donde más le duele: en la constancia y confirmación de que tienen muy pocos escritores a los que admirar en sus ideales. De ahí que el autor chileno se invente las vidas de los Mendiluce, de los hermanos Schiaffino, de dos escritoras muy cultas y muy nómadas, de la Hermandad Aria o de tantos y tantos otros boquimuelles espurios. Una delicia irónica esta antología fake, una enciclopedia de don nadies retratados al contraluz con la maestría audaz y la innovación seductora de un Bolaño que apenas si le da un aura de importancia a la filiación de sus personajes con el nazismo: total, todo es mentira y no sirve para nada. Para quienes busquen arriesgarse Tardó trece años en escribir sus poco más de 500 páginas, pero Helen DeWitt lo consiguió: fue publicar El último samurái y cada elogio que recibió tuvo por fuerza que ser distinto. Un problema legal hizo que el libro desapareciera, pero en 2016 volvió a la luz (Literatura Random House). Y volvieron las loas y alabanzas. Por la densidad y dificultad (hemos dicho que esto es para quien quiera arriesgarse) y al mismo tiempo esplendor de su obra, una fábula moderna que retuerce el (los) idioma(s) -magnífica la labor de traducción, por compleja, de Gemma Moral Bartolomé- de la que cada cual saca su propia experiencia, pero una certeza: nadie consigue exprimir su capacidad porque la sociedad nos dice "no serás capaz". Es, dicen, como un libro de David Foster Wallace, ya una obra de culto, pero que atrapa como un tour de force que te has obligado, como un reto personal, a superar. Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Literatura Random House (@litrandomhouse) el31 May, 2018 a las 4:52 PDT Cuenta la historia de Ludo, un niño prodigio más listo que tú que a los 6 años ya había aprendido griego para leer La Odisea en su escritura original, y que se obsesiona con encontrar a su padre. Su madre, Sybilla, es una mujer inteligentísima que tiene que hacer malabarismo por ser madre soltera y tener un trabajo precario, pero con la suficiente entereza para educar ella sola a Ludo y sacar todo su potencial e intelecto. Cuando le ponga Los siete samuráis, de Akira Kurosawa, Ludo busscará por todo Londres a su padre en la figura de siete hombres con los que estuvo su madre, poniéndoles a prueba. Un heroísmo atípico para una novela no apta para todos los públicos. Para quienes estén sobrellevando un desengaño amoroso Enmudecer a consciencia, por decisión propia, de forma cómplice, sin traicionarse apenas. La historia del silencio (Anagrama), de Pedro Zarraluki, que ganó el Premio Herralde de Novela en 1994, es posiblemente uno de los más tormentosos y hermosos ejemplares que echarse a las manos y a los ojos (nunca a la boca). Porque este libro trata de cómo no se escribió otro libro titulado La historia del silencio, de cómo el estudio de este, tras una epifanía que tiene una pareja, te lleva a darte cuenta de cuánto silencio se oculta tras las cosas, cuántos silencios se sobreviven en el día a día de dos que se aman, cuántos silencios son inconfesables, cuántos silencios están recubiertos de sospechar una ausencia. Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de René Llatas Trejo (@reodelibros) el16 Ene, 2019 a las 7:34 PST Así, el amor que hubo o que hay, o que quizá habrá tras todo ello es solo el otra manera de ocultarse un equilibrio. Zarraluki consigue que nos importe una mirada, que a veces puede ser una necesidad biológica. Toda esa pasión puesta al servicio de una propuesta que parecía impenetrable, porque al final ni las tribus silentes, ni los insomnios, ni la calidad de algo oscuro pueden percibirse como el verdadero estudio del silencio: solo quien guarda un secreto puede decir que algna vez alimentó el heroico acto de enmudecer. Para quienes crean que ya lo han leído todo Quizá leíste en un momento dado El túnel, te pareció el gran libro que es, pero te quedaste ahí, no ahondaste más en las virtudes de su autor, pensando que con su obra maestra ya era suficiente. Pero si fue así, perdiste la oportunidad de explorar el universo del argentino Ernesto Sábato, Premio Cervantes 1984, con su libro más total, en el sentido literal del término. Sobre héroes y tumbas (Austral) es la condición humana expuesta en un ángulo obtuso que se va cerrando a medida que sus pasiones, sus vicios, sus obsesiones, sus miedos, sus carencias y sus miserias van aflorando, van saliendo a la superficie como la ponzoña rezuma del charco. Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Austral Editorial (@australeditorial) el24 Jun, 2017 a las 4:09 PDT Dividida en cuatro capítulos, igualmente, como en El túnel, se sabe el final desde el comienzo. Eso le permite a Sábato retomar la historia de chico conoce a chica, aunque dotándolos en esta ocasión de un contexto político -del anarquismo a la oligarquía- que va revolviendo su amor como un nudo, como una serpiente, como un laberinto. Porque el capítulo tercero, ahí donde habías creído leerlo todo, rompe de forma surrealista la historia y nos lleva hasta Fernando, un personaje paranoico, enajenado e impúdico, autor del Informe sobre ciegos, el relato de su psicosis sobre la existencia de una secta, formada por todos los invidentes, en la que él es el único que no quiere ver. Para quienes extrañen su casa Dentro de las Sinsombrero, entre pintoras, poetas, ensayistas y escritoras, Rosa Chacel ocupa un altar. Una de las más grandes autoras españolas (no solo del siglo XX) que en Barrio de Maravillas (Lumen) convierte toda la literatura en absoluta sinestesia: cómo un olor te trae un recuerdo y el recuerdo una oscuridad que eres capaz de tocar y el tacto la primera vez que tus lengua pasó por otros labios que no eran tuyos y esos labios pertenecían a unos ojos y así sucesivamente. Tan increíble ejercicio literario, además, enmarcado en su propia infancia antes de la I Guerra Mundial y delimitado al barrio de Malasaña madrileño. Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Pinshis Libros (@pinshislibros) el8 May, 2018 a las 10:38 PDT "La luz no entra allí para ser vista, sino para cumplir su misión", escribe en un momento dado la vallisoletana, que bien pudiera ser una metáfora de su propia escritura, narrando el adusto hacerse adultas de Elena e Isabel en un mundo, unos años, aún regidos por normas masculinas, sin la calidad inmejorable que tiene la libertad cuando proviene de una rebeldía adolescente. La novela perfecta para regresar a casa si ocurre aquello que temía Neruda: "y entristece de pronto como un viaje". Para quienes,sencillamente, quieran leer a la orilla del mar Digno del mejor los biopics, poeta y rockero, hondo por las noches en sus versos y beligerante durante el día en sus poemas, el chileno Raúl Zurita es de esa clase de bohemia galopante que ya no queda, la que prefiere un grito y una consigna antes que un paseo a orillas del mar. Quizá por eso sorprenda su paso, en El día más blanco (Literatura Random House), a una introspección sencilla, casi débil, sutil y melancólica pero agrandada a cada episodio por el halo de esperanza que da la posibilidad de un océano. La novela, una semiautobiografía ficcionada, comienza con un hombre tendido en un desierto que tiene el mismo color de la piel humana. Y en esa posición, crucificado contra la planeta, como un Yo, Claudio cualquiera y nostálgico, horada su memoria desde su más infantil recuerdo hasta el ahora en el que ha llegado a estos vacíos y mira. Simplemente mira su propia intimidad mundana que aún se puede glorificar. Y nos narra rostros, sueños, paisajes, amores, muertes y contemplaciones "como si las palabras fuesen solo las pequeñas anclas de un barco que flota muy por encima de nosotros, en un mar violento y negro". Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Literatura PRH-Chile (@literaturapenguinrandomhousecl) el10 Ago, 2018 a las 5:42 PDT
>> más información

Pilar Cernuda destapa a las espías españolas, grandes olvidadas, en su libro 'No sabes nada de mí'
ANA LATORRE En su nuevo libro, la periodista desvela la realidad que viven nuestras agentes. Cernuda rompe tópicos: "Se piensa que la espía es la que asoma la pierna y enseña la liga, para seducir a un señor y sacarle información". "Casi el 50% del CNI lo forman mujeres", asegura la autora. Pilar Cernuda "Tenías una pastilla de cianuro. Si pasaba el peligro, la escupías. Si no, la tragabas. Es una muerte automática". No es la confesión de un personaje de ficción, al contrario: se trata de una declaración de Marina Vega (Torrelavega, 1923) a la periodista Natalia Junquera, hace once años, en una entrevista para El País. Esta fue la única mujer en la red española al servicio de la Resistencia Francesa, durante la Segunda Guerra Mundial. A la pronta edad de 17 años, inició su camino como espía, luchadora antifranquista y cazanazis. Pilar Cernuda, periodista y escritora que acumula más de una decena de libros a sus espaldas –entre ellos, El síndrome de la Moncloa, 23-F: la conjura de los necios o Madres solas–, recoge en su nuevo título No sabes nada de mí: quiénes son las espías españolas (La Esfera de los Libros), historias tan sorprendentes como la de la cántabra. En cada uno de los capítulos aborda un caso diferente, con el fin de "reivindicar el papel de las mujeres que trabajan por nuestra seguridad" o, lo que es lo mismo, "la profesionalidad de mujeres excepcionales, pero que nunca serán reconocidas". Desde misiones con la mafia rusa, el terrorismo de ETA o el yihadista, hasta desafíos en el terreno de la ciberseguridad. Existen "más mujeres de las que se piensa" operando en estos casos pero, en cambio, "se cree que la espía es la que asoma la pierna y enseña la liga, para seducir a un señor y sacarle información" critica la autora, que se sentó con hombres y mujeres del CNI para evitar que el libro "quedase cojo". Casi el 50% del CNI lo forman mujeres "Desde la editorial me propusieron hacer un libro sobre este tema. Me costó muchísimo conseguir una autorización para hablar con el CNI, pero prometí que tomaría todas las precauciones del mundo", cuenta Cernuda. Y continúa: "La primera vez que entré todavía era el CESID, en la época de Manglano". Emilio Alonso Manglano dirigió el Centro Superior de Información de la Defensa desde 1981 hasta 1995, cuando dimitió de su cargo por el escándalo mediático de las escuchas ilegales del CESID. Cernuda lo define como una persona "fuera de serie" que "fue tratada de manera injusta".  "En el CNI, aproximadamente el 50% son mujeres", recalca. Un hecho que es posible gracias a las aportaciones de Manglano. A partir del 16 de mayo de 1983, el CESID abrió la puerta a mujeres y civiles. Hasta el momento, estaba conformado, únicamente, por hombres militares –"aún no había mujeres ni en la Guardia Civil ni en Defensa"–. El CESID fue el primer espacio vinculado a la defensa del país al que las mujeres pudieron acceder. "Nadie sabe que las mujeres entraron antes al CNI que a las Fuerzas Armadas", aclara Cernuda sobre estas desconocidas. Se para en este adjetivo, "desconocidas". "Estamos en un momento donde queremos reivindicar el papel de la mujer en todas partes. Hay profesionales importantísimas luchando por nosotros desde el anonimato, mujeres excepcionales que nunca estarán en un pedestal". Normalmente, los méritos caen sobre la Policía Nacional y la Guardia Civil: "Ellos pueden detener". "El primer ministro de Interior que, en las ruedas de prensa sobre grandes operaciones, daba las gracias al CNI, fue Rubalcaba", recuerda. ¿Cómo es la verdadera espía española? Lo dice el título: No sabes nada de mí. "En el CNI actúan con una discreción absoluta. Si alguien te dice que es uno de ellos, miente. Si ni siquiera sus familias saben dónde trabajan...", aclara, antes de puntualizar en las mujeres: "Para ellas, preservar esta intimidad es más dificil, sus maridos creen que son, por ejemplo, funcionarias". El "fondo común" de estas "espías" –"es un término muy amplio, pero todas tienen algo de espía, ya que investigan lo que hacen otros sin que se sepa"–, es su arte del "disfraz", la "capacidad de mentir" y de jugar "psicológicamente" con las personas "en función de su trabajo, formación y manera de ser". Además, "tienen una capacidad asombrosa de manejar las tecnologías" y han superado "pruebas de formación en las que muchos se quedan por el camino. Nunca se quedan atrás de lo que pueden hacer los hombres, sus compañeros me lo han confirmado". Antes de profundizar en el CNI (habla de personalidades como Elena Sánchez y Paz Esteban), Pilar Cernuda cuenta la historia de "las pioneras": "En la primera parte, hablo de mujeres que han sido espías pero que no lo sabíamos, porque no están en los archivos". Entre ellas, Aline Griffith –a finales de los ochenta desveló haber trabajado para la OSS y, después, se incorporó a la CIA– o la protagonista del espeluznante caso de la mano cortada (1954), la marquesa de Villasante Margarita Ruiz de Lihory. También Araceli González Carballo, esposa y "tapadera" de Juan Pujol Garbo. "Todo el mundo conoce el caso de Garbo, que era agente doble con los alemanes y con los británicos en la Segunda Guerra Mundial. Fue quien engañó a los alemanes sobre el desembarco en Normandía, que fue letal para Hitler. Pero nadie pensó en su mujer, que consiguió información muy valiosa", explica. Sobre lo que las mueve a introducirse en este terreno, Cernuda destaca tres aspectos: "Su patriotismo, a pesar de que el concepto esté devaluado" y "su formación" para hacer "cualquier cosa dentro de la ley": "En el CNI trabajan un juez titular y un sustituto. No hay una sola operación que no se haga con autorización judicial pertinente", recalca. Pilar Cernuda hace un alegato de una verdad que arrambla con los tópicos y que asegura la "confianza" en esas mujeres que, desde hace años, arriesgan su vida para probar que "estamos en buenas manos".
>> más información

Muere a los 38 años la poeta madrileña Carmen Jodra
EUROPA PRESS Falleció este miércoles por un cáncer. Ganó el XIV Premio Hiperión en 1999 con su primer poemario 'Las moras agraces'. Carmen Jodrá La poeta madrileña Carmen Jodra ha fallecido este miércoles 24 de julio a causa de un cáncer, según ha confirmado a Europa Press la directora de la editorial La Bella Varsovia, la también poeta Elena Medel. Medel ha asegurado que Jodra era una de las "grandes poetas de su generación" y que su poesía rebosaba belleza porque a pesar de que también tenía espacio para la tristeza siempre había en sus versos "un punto de luz y una imagen para la esperanza". Asimismo, ha destacado que era una "inmensa lectora", filóloga clásica y bibliotecaria que, según ha rememorado, era como le gustaba presentarse porque "amaba su trabajo". "Es una pérdida terrible", ha afirmado. "Adiós, Carmen Jodra. Inmensa poeta, amiga generosa: allá donde mirases descubrías la belleza. Qué fortuna la nuestra por disfrutar de tus poemas. El mundo era más hermoso -más habitable- cuando tú lo contabas", añade la editorial a través de su cuenta de Twitter. Carmen Jodra Davó nació en Madrid en 1980. Es licenciada en Filología Clásica por la Universidad Autónoma de Madrid. Ganó el XIV Premio Hiperión en 1999 con su primer poemario Las moras agraces. Rincones sucios, su segundo poemario, fue publicado en 2004, y fue distinguido con el accésit del XIX Premio Joaquín Benito de Lucas. Jodra obtuvo una beca de creación otorgada por el Ayuntamiento de Madrid para residir en 2004-2005 y 2005-2006 de la Residencia de Estudiantes. Me entero con muchísima pena de que ha muerto Carmen Jodra. Tuvimos mucha relación hace años, ambas veinteañeras. Luego la vida, que no el afecto, nos llevó por otros derroteros, y ahora lo no hecho quedará sin hacer, lo no dicho sin hacer. Era una gran poeta, un persona única. pic.twitter.com/1PWlUdfP0h — Espido Freire (@EspidoFreire) July 25, 2019 Oír hablar a Carmen Jodra era equiparable a asistir al nacimiento de un poema único. Tenía un don para hacer hermoso aquello que miraba. Ojalá no se hubiera ido tan pronto. ¡Es tanto lo que perdemos con ella! Allá donde estés, amiga: muchísimas gracias. pic.twitter.com/uwcMyqluZa — Ignacio Vleming (@IVleming) July 25, 2019
>> más información

Siete (x2) libros de poesía para leer junto a la orilla este verano
ÁLVARO MACÍAS Una selección de recomendaciones de muy diferentes poemarios para llevar en tus vacaciones. Desde grandes nombres a autoras noveles, premios reconocibles y alguna que otra antología. Una mujer leyendo. Escribió el poeta Antonio Lucas que "cuando un hombre observa el mar/ amplía la nostalgia de sí mismo". Ernestina de Champourcín nos legó aquel inicio: "El mar me pertenece,/ lo hago pasar entero/ entre mis manos ávidas". El mar y la poesía se asemejan y se olean porque siempre tienen algo en común que nos asusta: creemos conocerlo del todo, pero apenas si nos hemos mojado el calcañar. Este verano, mientras curritos, currantes, autónomos y becarios siguen en la oficina, estarás en una orilla difrutando de tus vacaciones. Quizá sea el momento de pasar las páginas de un poemario y aprovechar tu paz para viajar, para reconocerte, para reivindicarte, para descubrir o, sencillamente, para leer en unos versos, frente a la orilla, aquello que te cincele mejor como persona. Con la idea de que no te devanes los sesos preguntándote qué lectura elegir, aquí van siete libros de poesía (y una alternativa en cada caso por si ya los has leído) que quedarán hermanados en tu recuerdo junto con esa playa repleta de felices niños, con un levísimo rumor de olas, pequeños retazos de brisa azulcelestecasiblanca y la posibilidad de una epifanía. Los hay para todos los gustos: autores clásicos, nuevas voces emergentes, nombres consolidados, algún que otro gran premio... Busca qué necesitas y la poesía, como el mar, te dará su respuesta. Ya lo escribió Vicente Huidobro: "Que el verso sea como una llave/ que abra mil puertas". Para reconciliarse con la poesía Empezar en los últimos que ha escrito e ir avanzando hasta aquellos primeros poemas en los que un día Juan Ramón Jiménez vio en la aún desconocida Ida Vitale una de las grandes voces del futuro. Su Poesía Reunida (Tusquets) principia con los más recientes versos, profundamente sencillos y viceversa, de una (por fin) más que reconocida poeta, Premio Cervantes 2018, y va atravesando su vida y su obra. Así se irá comprendiendo mejor cómo Vitale es una de las escritoras que mejor ha sabido ejercer la poesía como una carrera de fondo. Y de ahí su experiencia para en un verso condensar lo que se siente cuando, a los 95 años, tienes la lucidez y la inspiración de tu parte: "Caminar despacio, a ver si, tentado el tiempo, hace lo mismo". Si con el boom que fue su galardón ya te hiciste con él, también hay que reconocer el mérito de quien hizo de la simpleza uno de los eslabones más fuertes de la lírica. Uno es el poeta. Antología (Visor) bucea en los poemas como verdades absolutas de uno de esos liróforos que pasaron casi de puntillas por el mundo y hoy, ya muertos, no dejan de hacer ruido para ser reconocidos. Jaime Sabines, mexicano, lo mismo un romántico empedernido ("¿En qué lugar, en dónde, a qué deshoras/ me dirás que te amo? Esto es urgente/ porque la eternidad se nos acaba") que un viejo gruñón, desencantado y sarcástico. “Cuando tengas ganas de morirte” por Jaime Sabines (México) #PoemasSueltos pic.twitter.com/qmku6HPXQn — Poetas Hispanos® (@PoetasHispanos) January 24, 2016 Para reivindicar quien eres El lugar de una mujer haciéndose pasar por hombre en la expedición perdida que hizo el capitán sir John Franklin al Ártico en 1845. O las penurias de una hija mientras su familia atravesaba el Camino Siskiyou en la Costa Oeste de EE UU por la fiebre del oro. O las histéricas del hospital parisino de La Salpêtrière. O sufrir de lepra en las islas de Molokai (esto también inspiró a Jack London). Pero aquí hablamos de Olalla Castro, XII Premio Internacional Antonio Machado en Baeza, con su libro Bajo la luz, el cepo (Hiperión), donde se mete en la piel de estas mujeres en situaciones abominables, para, en una primera persona que deslumbra tanto como alumbra, revindicar (no solo reivindicar) su género. El resumen, tan conciso como eterno: "Prefiero morir a oscuras que en silencio". Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Ángelo Néstore (@angelonestore) el17 Nov, 2017 a las 8:36 PST En Adán o nada (Bandaàparte), el italiano de nacimiento y malagueño de adopción Ángelo Néstore decomisa su propio género para tratar así, a su vez, de entender ese palíndromo que es el título. Poesía queer que bucea en la identidad, en la aceptación, en la dura constancia de saber quién eres. "Digo casi no soy/mientras celebro los dos bultos de mi pecho./ Escribo la palabra ave, leo la palabra Eva./Bajo este cielo ya no hay lengua que me nombre". Para comprender a las nuevas generaciones Cuando se habla de poesía joven, aún hay a quien se le aparece un mohín en el rostro, como si Gabriela Mistral no hubiese comenzado a escribir Desolación con 21 años o Miguel Hernández no hubiera publicado El rayo que no cesa a los 26 años. La poesía millennial o la de su sucesora, la Generación Z, está alcanzando numerosas cotas de excelencia ramificando el lenguaje, ampliando significante y significado de los conceptos y demostrando que conoce lo antiguo solo con la intención de encontrar algo nuevo. La antología Piel fina. Poesía joven española (Maremágnum), con poetas que han nacido de 1990 en adelante, acoge entre sus páginas los nombres que más darán (dan) que hablar: Jorge Villalobos, Paula Bozalongo, Rosa Berbel, Carlos Catena Cózar, Alba Flores, Ana Castro, Andrea Abreu, Isamel Ramos o Irati Iturritza, entre otros. Para ser concisos, este verso de Juan F. Rivero: "Somos lo que más miedo nos da ser". Lo voy a celebrar compartiendo este nuevo poema que se edita en 'Piel fina': «Somos lo que más miedo nos da ser». El texto forma parte de un tríptico cuyos poemas 2 y 3 no se incluyen en la antología, pero se puede leer por separado igual. pic.twitter.com/AGTM7MqDW8 — Juan F. Rivero (@JuanFRivero_) June 22, 2019 Nacida en 1988, Berta García Faet ya es, sin embargo, un nombre ejemplar. Apropiándose del lenguaje para acometer actos de metaliteratura, sus versos reescriben la naturaleza del amor, la duda, el riesgo o el deseo. Sus primeros cuatro poemarios (Manojo de abominaciones, Night Club para alumnas aplicadas, Introducción a todo y Fresa y herida, todos ellos premiados) se reúnen bajo el título Corazón tradicionalista. Poesía 2008 -2011. (La bella Varsovia). La elección perfecta para quien busque una voz personalísima: "Tengo que irme a una isla urgentemente". Para quien busque algo clásico (pero no tan, tan clásico) Algunos le consideran el poeta sudamericano más relevante que haya nacido después de 1970 (1973, para ser exactos), pero eso queda a juicio del lector. Lo que es bien seguro es que el salavdoreño Jorge Galán (pesudónimo literario de George Alexander Portillo), poeta exiliado por su novela Noviembre en la que denuncia el asesinato de seis jesuitas en su país, le insufla a la cotidianeidad un clasicismo poético (la tristeza del hombre que necesita huir, la sombra bicéfala de la pobreza, el amor como una despedida o un silencio) con un lenguaje marcadamente agreste, polvoriento. Parecido a quienes se sientan en las calles para ver la vida que les ha tocado vivir y así intentar comprenderla poema a poema. Medianoche del mundo (Visor): "La soledad es un camino repleto de viajantes./ Si tan solo pudieran en verdad detenerse". #MATRIA pic.twitter.com/OUxKs4cLcg — Raquel Lanseros (@RaquelLanseros) February 18, 2019 Al contrario que Galán, la poesía de la jerezana Raquel Lanseros busca conocerse a ella misma, responder ciertas preguntas que no se hace en voz alta. Mira hacia sus adentros con una equilibrada intimidad y, de ese modo, siempre encuentra algo que te acerca. Ahora que triunfa con su Matria, habría que rescatar el primer gran poemario con el que se dio a conocer, Diario de un destello (Rialp), Accésit del Premio Adonais  2005, donde se puede leer: "Que no crezca jamás en mis entrañas/ esa calma aparente llamada escepticismo". Para conocer en profundidad a un/a poeta Quizá, a vuela pluma, un poema haya llegado a tus oídos o a tus manos y preguntaras de quién es y te quedaras con ese nombre para el futuro. Quizá ese poema fuera de Anna Ajmátova, poeta rusa nacida en Odesa (actual Ucrania) en 1889 y que, aunque comenzó como musa (célebre es el retrato que le hizo Amedeo Modigiani), pronto se escabulló de las cadenas que impone esa palabra para ser ella la fueza creadora. En la negrura neblina de París, seguro que de nuevo Modigliani furtivamente caminará tras de mí A. Ajmátova #Poesía pic.twitter.com/jhavqrjITe — César LP (@Cesar_elepe) August 23, 2016 Y qué fuerza.  Su antología, Soy vuestra voz (Hiperión), muestra a una autora capaz de resucitar una y otra vez, enmudecida por hombres y por las autoridades de su país, hasta dar con la pulsión exacta para narrar, ágil pero diferente, tanto el mundo como su mundo. "Y a tu alrededor cantó el silencio/ y se llenó de sol la oscuridad/ y por un instante se transfiguró el mundo/ y extrañamente cambió el sabor del vino", traduce Belén Ojeda. Y qué decir de Joan Margarit, todo un ejemplo de constancia vital, que ha sobrevivido la muerte como padre (dos de sus hijas fallecieron), a una infancia marcada por la Guerra Civil y sus secuelas y aún posee una lumbre poética bilingüe (él mismo se traduce del catalán) que comenzó a dar calor y voz cuando ya contaba con varias décadas a sus espaldas. Todos los poemas, su antología en Austral, demuestra un don extraordinario para utilizar la palabra precisa  en el momento adecuado para enclavar el sentimiento justo: "Estos poemas hablan de esperar,/ porque el amor es siempre una cuestión/ de las últimas páginas./ Ningún otro final podría estar/ a la altura de tanta soledad". Para viajar sin pagar Diecisiete años ha tardado el madrileño David Foronda en sacar su segundo libro de poemas. Biólogo especializado en los programas genéticos determinantes para el desarrollo de organismos utilizando la mosca de la fruta, también ha sido cooperante internacional. Toda esta vivencia, experiencia e insurgencia, en especial sus continuados vuelos a Asia y África subsahariana, dan vida a Animalario secreto o el libro rojo de los viajes (Ars Poética), una guía de viaje a través de sus ojos que buscan lo que no miramos: las tribus, la infancia, elefantes y tempestades que se viven de forma diferente tan lejos de casa. Como el amor. "El mismo equipaje sirve/ para una visita corta y para cruzar todos los ríos". Aunque el poema tradicional japonés es el tanka, es a partir del siglo XVII cuando se populariza lo que occidentalmente se contempla como poesía nipona: el haiku. Es decir, causar emociones en tres versos y diecisiete sílabas. Y hay quienes consiguieron hacer de la evocación de la naturaleza, la ironía y la sensación casi ritual de ellos un arte. Ver esta publicación en Instagram Se ha quedado un lunes estupendo para leer algo de poesía. Aquí parte de nuestro catálogo de Maestros del Haiku. 🎐 🎐 🎐 #Haiku #MaestrosdelHaiku #Literatura #poesía #leer #satori #insta #bookish #book #books #colores #patrones #gijón #japón Una publicación compartida de Satori Ediciones (@satoriediciones) el5 Mar, 2018 a las 3:26 PST La editorial Satori tiene en su catálogo la colección Maestros del haiku, con los que observar paisajes japoneses dentro de una página, y que tiene libros dedicados a los grandes nombres como, entre otros, Mi nueva primavera, de Issa Kobayashi; En un sueño pintado, de Yosa Buson; Por sendas de montaña, del más famoso de los poetas del país del sol naciente, Matsuo Bashõ; o la gran poeta Chiyo, con su Violeta agreste: "Ha nevado esta mañana./ Si la garza no tuviera voz/ desaparecería". Simplemente, para leer Clavar la sombrilla. Gafas de sol. Esperar que la crema solar haga su efecto. Sentarse. Y abrir un libro. Un libro que sea un único poema. Largo, sin interrupciones. Cada vez más dentro de una historia de dos, que transcurrió en lo que duran las historias de dos (un instante o una eternidad, no hay punto medio). Donde la melancolía va subrayando la adulta luz del fondo de las habitaciones de hotel, de aquel viaje que se hizo quizá en un verano y que ha dejado un poso que necesita soltarse como un largo monólogo o como una elegía de la pasión que te recorrió antaño. El poeta malagueño Álvaro García ganó con Canción en blanco (Visor) el XXIV Premio Fundación Loewe de Poesía. "Todo lo que hemos sido antes de esto,/ espacios cuyo sitio es aquí ahora/ al cabo de ser nada y ser tú y yo./ La memoria no cabe en una página,/ pero cabe de pronto en esta noche". Presente y el mar. Ya con el título del primer poemario de la poeta andaluza María Domínguez del Castillo editado por Esdrújula, valdría para comprender su pertenencia a esta lista. Versos que ocupan las páginas, disponiéndose como lo bravío. Una poesía abierta que no cesa de buscar sus influecias (Keats, Panero, Mallarmé, Plath, Cernuda, Maillard, Celan o Pizarnik) y que conforman a una autora tan joven que todavía siente como siente un ser humano: "Hoy las ventanas han amanecido de nuevo [...]/ sin un mar/ que nos cante y nos recite dulcemente, sereno,/ las palabras atroces del tiempo". Álvaro García pic.twitter.com/LmHwzR8197 — carla m. nyman (@lorcarlaa) May 29, 2019
>> más información

Estefanía Leyva, autora de '¡Qué fácil es todo y cuánto lo complicamos!': "Un despertar espiritual me cambió la vida"
INÉS LÓPEZ Tras una vida dedicada al periodismo, lo dejó todo para escribir '¡Qué fácil es todo y cuánto lo complicamos!'. "Fue esa experiencia la que me cambió la vida", asegura Leyva sobre su retiro espiritual en Alicante. Estefanía Leyva La escritora Estefanía Leyva persiguió su sueño de ser periodista desde los 14 años, edad a la que ya tenía claro que quería dedicar su vida a contar historias. Y no paró hasta conseguirlo.Sin embargo, ahora ha decidido dejarlo todo para trabajar ayudando a los demás, en parte a través de su nuevo libro ¡Qué fácil es todo y cuánto lo complicamos! La recién escritora empezó su aventura en el periodismo con unas prácticas en Antena 3. Después saltó por varios medios hasta tener su gran oportunidad en los informativos de Santiago de Compostela, donde estuvo 13 años "maravillosos". Sin embargo, tras perder muy jovencita a su padre, la pérdida de su madre en 2010 hizo que la periodista dejara la televisión. "Me dio un bajón muy grande", reconoce. Aunque tras aquel duro golpe Leyva siguió ejerciendo su profesión desde el gabinete de prensa del partido Ciudadanos, ella sabía que aquel no era su sitio. "Todos y cada uno de nosotros tenemos que buscar qué es lo que llevamos dentro a través del camino del autoconocimiento", afirma. "Cuando terminé aquella época me replanteé mi vida a todos los niveles. No sabía si volver a la televisión y me ofrecieron muchos trabajos maravillosos, pero ninguno me hacía vibrar", relata la escritora. "El no tener prisa y no precipitarme fue la clave, porque me pude permitir el no escoger ningún trabajo hasta encontrar uno que me llenara por dentro". Leyva estuvo unos meses buscando un puesto ideal hasta que se dio cuenta de que el problema no era el mercado, sino ella misma, que no sabía qué quería hacer. "Una mañana me desperté con la intuición de hacer un retiro espiritual, buscar pasar un fin de semana tranquilo, en la montaña, en contacto con la naturaleza... Hacer yoga y meditación, prácticas que me dieran paz", explica. "Apareció delante de mi, en internet, una foto de un hombre y lo que me transmitió me hizo saber que era ahí donde debía ir: una casa rural en Alicante. Allí tuve una experiencia muy fuerte y maravillosa. Abrí mi corazón ante el exmonje hinduista que nos guiaba y desbloquee todo mi camino", cuenta la periodista. "Fue esa experiencia la que me cambió la vida". "Solo el amor es real" A los pocos meses de aquel retiro, la conclusión que Leyva había sacado de aquello tomó forma: "Con la frase 'solo el amor es real' en la mente, me dejé llevar y brotó muy rápido el libro, que cuenta mi experiencia de vida, la que me llevó a ese despertar espiritual y todo lo que he aprendido desde entonces". "Escribí el libro desde el corazón y ahora siento que puede ayudar a muchas personas. Algunos lo toman como una especie de manual que te ayuda a trabajar el perdón, la tristeza, la autoestima...", explica la autora. Portada del libro '¡Qué fácil es todo y cuánto lo complicamos!' Sin embargo, Leyva no va a detenerse ahora, ella considera que "el libro ha sido el comienzo de todo" y ahora ha creado un proyecto en el que va introduciendo sus trabajos relacionados con la terapia espiritual. "El proyecto se llama Eternitif y va a aglutinar todos mis pasos, de hecho, ya tengo escrito mi segundo libro, esta vez basado en el amor propio, aunque no sé cuando verá la luz", explica. Para Leyva, "el miedo es ego, es vital y es imposible que no exista, ya que es parte de la condición humana, pero hay que conocerle y ponerle límites". "Para vencer al ego hay que estar conectado a ese amor universal, el que nos trasciende y del que nos hemos desconectado por la propia condición humana. Las personas se unen tanto a la experiencia terrenal que le cierran la puerta a la vida de verdad". De alguna manera, todo empecó cuando la escritora perdió a su padre por culpa de un cáncer con el que convivió durante tres años. "Él vivió con mucha paz ese tiempo, fue un ejemplo tremendo", relata. "Antes de morir tuvo una experiencia, vio a Dios cuando estaba en la cama del hospital, levantó los brazos al cielo con una voz superfuerte (cuando casi no podía ni moverse, ni hablar) y dijo 'oh Dios, eres tú. ¡Qué fácil es todo y cuánto complicamos las cosas!' Él estaba en otro plano", asegura. "He tardado 22 años en abrirme. Si realmente él cuando ya estaba yéndose nos dejó ese mensaje, tengo claro que es por algo. No vo a hacerme la vida complicada, por eso he elegido el camino del amor, de ese amor inmenso que nos alinea", concluye.
>> más información

NUESTRAS PUBLICACIONES

NUESTRO GRUPO. Páginas web

 PRÓXIMAS REUNIÓN:

Domingo 29 de SEPTIEMBRE 2019 - Jubilados 

16:30 horas.

46º Libro propuesto:

"DESGRACIA",

de  J.M. Coetzee

Ya está disponible la Guía de Lectura - Poesía:

"Si me quieres, quiéreme entera" de Dulce María Loynaz

PRIMERA TEMPORADA: FEBRERO 2011 - ENERO 2012

SEGUNDA TEMPORADA: FEBRERO 2012 - ENERO 2013

TERCERA TEMPORADA: FEBRERO 2013 - ENERO 2014

CUARTA TEMPORADA: FEBRERO 2014 - ENERO 2015

QUINTA TEMPORADA: FEBRERO 2015 - ENERO 2016

SEXTA TEMPORADA:   FEBRERO 2016 - ENERO 2017

SÉPTIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2017 - ENERO 2018

OCTAVA TEMPORADA:   FEBRERO 2018 - ENERO 2019

NOVENA TEMPORADA:   FEBRERO 2019 - ENERO 2020

Visitas totales


E-mail