El nuevo libro de George R. R. Martin, una 'precuela' de 'Juego de Tronos', sale a la venta en todo el mundo
20MINUTOS.ES Se llama 'Sangre y fuego'. Se sitúa unos 300 años antes de 'Canción de hielo y fuego'. 'Juego de Tronos' estrenará su última temporada en 2019. Fuego y sangre El nuevo libro de George R. R. Martín, el autor de Canción de hielo y fuego, que dio origen a la serie Juego de Tronos, ha salido a la venta en todo el mundo este martes. La nueva obra se llama Fuego y sangre y se sitúa unos 300 años antes del inicio de la famosa saga. Según un comunicado del grupo editorial Penguin Random House, en España el libro se edita bajo el sello Plaza & Janés en lengua española y en Alfaguara Juvenil en catalán. En el lanzamiento mundial participan países como Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Alemania, Francia, Italia, Holanda o Polonia. "Fuego y Sangre relata la fascinante historia de los Targaryen, la dinastía que reinó en Poniente trescientos años antes del inicio de Canción de hielo y fuego, narrada por el archimaestre Gyldayn, de la Ciudadela de Antigua", señala el comunicado. El libro, con ilustraciones de Doug Wheatley, es el primero de dos volúmenes. Tiene 880 páginas y un precio de 32,90 euros. Fuego y sangre llega en un momento en el que los seguidores de Juego de tronos se preparan para el adiós. Se espera que la última temporada sea estrenada en el primer semestre del año que viene.
>> más información

Eva Cosculluela: "Los libreros y las libreras somos gente muy creativa, ni romántica ni anclada en lo tradicional"
CARMEN MACÍAS Este viernes el gremio de las librerías celebra su día abriendo hasta la noche con actividades de todo tipo. Eva Cosculluela, Vicepresidenta Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros Este viernes 16 de noviembre las librerías se convierten en escenarios de fiesta hasta las 22.00 horas. El Día de las Librerías se presenta este año con una programación que pasa, en primer lugar, por abrir las puertas a la reivindicación de un negocio que se siente vivo y con un largo futuro.  "Más vida en cada historia" es precisamente el lema con el que la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros con el apoyo del Ministerio de Cultura y Deporte ha impulsado la convocatoria, que augura cumplir ese y otros objetivos como el homenaje a quienes hacen posible esa viveza tras un mostrador o entre estanterías: los libreros y las libreras son protagonistas en esta octava edición del evento, que pone su foco, en cualquier caso, en el público. Para conocer más detalles del sector, en 20 minutos hemos hablado con Eva Cosculluela, vicepresidenta de CEGAL y dueña, junto a su pareja, de la librería 'Los portadores de sueños' de Zaragoza. El objetivo del Día de las Librerías es reivindicar la figura del librero y la librera, algo que le toca muy de cerca porque además de una de las organizadora tiene su propia librería. ¿Cómo definiría su labor y por qué es tan importante esta figura? Creo que es una labor muy importante porque ahora mismo se están publicando muchísimos libros en España concretamente, hablo de 80.000 títulos nuevos cada año. Sin la figura de alguien que conozca esos libros, los elija, los seleccione y los ponga en las librerías a disposición de todo el mundo sería muy complicado. No sabríamos qué se está publicando, ni quienes son las autoras o autores y por tanto no sabríamos elegir próxima lectura... Nos hace falta alguien que tenga criterio y conocimiento del oficio, que conozca muy bien lo que se está haciendo y que entre todo eso sea capaz de seleccionar los mejores libros que crea para sus clientes. Además, otra idea de cara al evento es ampliar el concepto de librería, haciéndola entender como un espacio de acercamiento. ¿Cómo se consigue esto en el día a día?  Claro. Las librerías no dejamos de ser un comercio tradicional, pero no podemos conformarnos con ser sitios donde simplemente se venden cosas como si fuéramos cualquier otro negocio. Este oficio tiene la peculiaridad de que hay que ser conocedores de quien nos visita, de nuestros clientes, y de intuir qué necesitan en cada momento, cual es la lectura que pueden disfrutar... Cada uno tenemos nuestros momentos en los que nos apetece leer más unas cosas que otras o nuestros estilos favoritos.  Y para ello las librerías han de ser espacios muy vivos y muy implicados con la vida cultural de las ciudades y de los barrios. Tenemos que ser dinamizadores, estar permanentemente organizando cosas que tengan que ver con los libros y con el resto de las artes, porque no nos conformamos solamente con la literatura, y acercarlo a la ciudadanía porque al final creo que esa es una de nuestras misiones principales: poner en contacto libros, autores y disciplinas con el señor o la señora que pasan por la calle. Me habla de ciudades y de barrios, ¿pero qué ocurre con las zonas rurales lejos de las grandes urbes? Ahí la labor de las librerías es todavía más importante, porque al final en una ciudad no dejas de tener mucha oferta cultural de todo tipo, pero en las zonas rurales es más complicado. Son necesarios todos los esfuerzos que se hagan para llevar actividades culturales a las personas que viven en pueblos y núcleos rurales y para hacer que esos lugares se sientan vivos y la gente no tenga que marcharse fuera a disfrutar de lo que podemos disfrutar culturalmente en las ciudades. Creo que hay que apoyar este objetivo a través sobre todo de políticas públicas, en definitiva con la implicación de estas administraciones, pero no solo con subvenciones sino también con programas que organicen desde los mismos pero en colaboración siempre con las librerías.  Al final las administraciones son señores que están en despachos, a veces cercanos pero otras muy alejados de la vida. Los libreros somos los que estamos ahí a pie de mostrador y somos quienes conocemos de verdad lo que está pasando y lo que quiere y necesita la gente que pasa por una ibrería. Así que para este asunto necesitamos unirnos Administración y Gremio para ser capaces de poner en marcha programaciones de calidad que dinamicen ciudades, barrios, pueblos y núcleos rurales.  Y en ese sentido, el evento se desarrollará a nivel nacional. En CEGAL coordináis 1.600 repartidas por todo el país, ¿habrá diferencias en las actividades que presente cada una de ellas? ¿Varían los intereses de los lectores y las lectoras en función del territorio? Totalmente. El Día de las librerías es una actividad muy bonita porque cada librero organiza en su librería una actividad diferente, algunas coincidirán porque claro, somos muchas, pero la opción es que cada uno elabore una programación para su lirería pensando sobre todo en la idea de celebración. Lo que queremos es que la gente venga a celebrar con nosotros nuestro oficio, que las librerías y los libreros seguimos estando ahí.   Al final en cada sitio la programación estará adecuada a lo que la gente nos pida. Habrá presentaciones, actividades para niños y mayores, actividades que se prolongarán durante el día entero y otras como actos pequeñitos. Lo importante es que en cada librería pensemos qué podemos hacer para que a la gente le apetezca venir a celebrar, eso forma parte de la dinamización de la que hablaba. Centrándonos en las librerías, los datos señalan que hoy las grandes cadenas son los principales canales de venta. Desde CEGAL ofrecéis apoyo a las pequeñas y medianas librerías. ¿Hay alguna forma de sostenerlas frente a estos datos? Ya... Tenemo un problema muy grande y es que somos un sector muy atomizado: somos muchas, muy diversas y repartidas por todo el territorio. Claro, está la librería grande que tiene muchos puntos de ventas pero también está la librería-kiosko que además de libros vende el pan en un pueblo pequeño. Desde CEGAL nuestra obligación es dar asistencia a esas librerías por delante incluso de las demás porque son las que más apoyo necesitan. Pero su impulso también es una labor que tienen que hacer los propios gremios locales con sus administraciones públicas. Desde la CEGAL se pueden poner en marcha marcos de acuerdos pero luego los gremios, muy activos por cierto en España, son lo que deben ejecutar eso también en colaboración con nuestra plataforma. Otro dato curioso es que el perfil que más lee, mujeres, sigue prefiriendo el papel. ¿Cree que seguirá siendo así o internet se impondrá? ¿Cómo defender el espacio en físico frente al virtual, por ejemplo en el caso de los clubs de lectura? Creo que seguiremos así mucho tiempo, de hecho las cifras nos avalan. Desde que salió el libro electrónico se preveía un crecimiento brutal y oímos que el papel se acababa. Sin embargo, de pronto vemos que este se ha estancado en torno al 5%, una cifra que es casi testimonial. Así que creo que el papel y el digital van a convivir durante mucho tiempo. Es verdad que las nuevas generaciones son nativas digitales y lo utilizarán mucho la pantalla, pero al final estamos todo el día pegados a las pantallas, y sufrimos con la vista la luz artificial. Cuando llegamos a casa y queremos leer un libro preferimos tener en la mano el objeto en papel. De hecho los neurólogos afirman que las reacciones cerebrales que se desencadenan leyendo en papel y en digital son muy diferentes, cuando leemos en papel se producen reacciones relacionadas con el disfrute, aquí tenemos una pista de lo que seguirá pasando. Ha mencionado a las nuevas generaciones, ¿hay un público joven habitual en las librerías? ¿Cómo animarles a adentrarse en ellas ante tantas pantallas?  No (ríe). Los jóvenes son un reto que tenemos, porque es verdad que hablamos de una época de la vida complicada, con muchas actividades, estudios... Te revolucionas y la lectura decae, aunque las personas jóvenes que leen son realmente lectoras y lectores voraces. Además, ahora mismo hay cierta esperanza porque se están recuperando géneros como la poesía que se está acercando a las gente joven apoyándose también en canales tecnológicos, lo que consigue que muchos compren y vengan a las librerías e incluso se acaben quedando. Una vez que entran, porque quizás han visto un título por las redes, es muy importante la labor del librero, que sea capaz de guiarle para que no se pierda y continue leyendo poniéndole delante más títulos. No podemos dejarles escapar. ¿Habrá entonces propuestas para jóvenes, niñas y niños el próximo viernes?  Por supuesto, habrá actividades para todos los públicos, que tienen que ver con ilustración, con exposiciones, con liretatura más seria y menos seria. A partir de mañana podrá consultarse en la web (diadelaslibrerias.es) todas las propuestas. Por ejemplo, yo en la librería lo que quiero es que la gente venga todo el día y para eso propongo unas recomendaciones encadenadas, es decir, a cada cliente que nos visite le pediremos una recomendación de un libro que le haya encantado para dársela al siguiente cliente. También entregaremos nuestro Nobel de Literatura con los votos de nuestros clientes, y haremos un sorteo entre todos los que participen. La idea es inventar, no conformarse con lo que se hace siempre porque al final es muy fácil entrar en la rutina. Queremos demostrar que los libreros y las libreras somos gente muy creativa que seguimos queriendo innovar y hacer cosas nuevas, porque uno de los lastres que tenemos encima es que siempre se dice que somos negocios románticos y anclados en lo tradicional, y sin embargo es todo lo contrario: modernos, activos y puestos en las nuevas tecnologías. ¿Cómo esperáis en el gremio los resultados tras El día de las librerías? Pues esperamos que sea un buen día de ventas, haremos un descuento del 5%, el máximo permitido por la ley, con lo cual esperamos que mucha gente que tenga libros pendientes aprovechen para venir a comprar. Pero sobre todo esperamos que venga mucha gente a celebrar con nosotros. El día se plantea como una fiesta por las librerías, porque al final se pueden comprar libros en muchos establecimientos, pero los libreros y las libreras leemos por pasión, conocemos lo que tenemos y eso se transmite. Si al final el día acaba siendo una fiesta para nosotros será el mejor resultado. 
>> más información

La importancia de tener una voz propia: Ida Vitale, Premio Cervantes 2018
ÁLVARO MACÍAS / VÍDEO: EUROPA PRESS La poeta uruguaya se alza con el galardón por "su lenguaje, uno de los más destacados de la poesía en español". Es la quinta mujer con el mayor premio de las letras hispanas. Ida Vitale Hay una certeza que casi se olvida: ser poeta es como la humildad, no se dice, se demuestra. Y no de infinitas formas, pues da igual el traje o perfume que uses, los barrios que alternes o las amistades. Ser poeta se demuestra escribiendo con una voz poética reconocible, destacada, propia. Ida Vitale, Premio Cervantes 2018 precisamente por "su lenguaje, uno de los más destacados y reconocidos de la poesía hodierna en español", pertenece a ese selecto club en el que bastan un par de versos para saber su origen. Una mano de mujer que se convierte en la quinta en recibir el galardón desde que fuera creado en 1972. Vitale, nacida en Montevideo en 1923, pertenece a la Generación del 45, la misma que engrosan otros nombres como Ángel Rama (su primer marido, con quien tuvo un hijo y una hija), María Inés Silva Vila, Mario Benedetti, Idea Vilariño o Juan Carlos Onetti. También crítica y traductora especializada en francés e italiano –así nos han llegado algunas obras de Simone de Beauvoir o Luigi Pirandello–, formó parte del consejo asesor de la revista Vuelta, fundada por el mexicano Octavio Paz, dirigió el diario Época y ha colaborado con otros medios como Marcha, Jaque o Maldoror. "¡Pero qué locura!", eran sus primeras palabras antes de las nerviosas risas y después de que el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, le comunicara el fallo del jurado por teléfono. Toda sencillez, como sus versos, muy podados, hasta que queda una esencia que destensa incertidumbres. "De la memoria solo sube / un vago polvo y un perfume. / ¿Acaso sea la poesía?", escribió en Parvo reino, de 1984. Y así se define toda una profesión, con una pregunta. Porque el recuerdo es un pilar para conocerse, Ida Vitale es capaz de abrirse con un ángulo muy íntimo para que el resto se reconozca en ella. "La poesía requiere una cierta intimidad aunque coincida con la intimidad de los otros". Y en eso ha basado su savoir faire. Escritora incansable Más de una treintena de libros componen una estantería con su reconocible apellido tallado. El primero, La luz de esta memoria, lo publicó con 26 años. Le siguieron otros como Palabra dada (1953), Cada uno su noche (1960) o Paso a paso (1963). Luego, tras Oidor andante, llegó el exilio. México la acogió en 1974 cuando huyó de la dictadura. Apenas regresó a Uruguay, volvió a marcharse: hasta 2016 vivió en Austin (Texas, EE UU) con su segundo marido, el también poeta Enrique Fierro, hasta que murió. Ahora, ya de nuevo, reside en su Montevideo natal, con el tiempo destinado a seguir formándose como poeta quizá del único modo posible, leyendo –que inspira–: "No tengo nada claro cómo viene ese relámpago; sobre todo el primer verso es mágico, porque los demás vienen arrastrados". Durante todo este tiempo su pluma no ha dejado de moverse, como si cada viaje fuera una forma mantenerse en pie. Jardines imaginarios (1996), Un invierno equivocado (1999) o Mella y criba (2010), publicado en España, atestiguan que aquello que predijo Juan Ramón Jiménez al incluirla como una de las grandes voces jóvenes en un acto en Buenos Aires, cuando todavía era una desconocida, fue tan acertado como posible combustión de lo que estaba por llegar. Un universo propio Ida Vitale comenzó a escribir tras leer a Gabriela Mistral o María Eugenia Vaz Ferreira, al propio autor de Platero y yo o al tener como profesor a José Bergamín. Fueron sus referentes hasta llegar a una poesía que va del átomo a lo social, atestiguando que desde lo individual se cambia el mundo. Un universo interior que ha mostrado y demostrado todo, porque Todo pronto es nada, como tituló la antología que se publicó cuando recogió el premio Reina Sofía de Poesía. No ha sido su único reconocimiento de España ("segunda patria") a su profunda voz: también se alzó con el Federico García Lorca. Con su Premio Cervantes, Vitale sucede a María Zambrano (1988), Dulce María Loynaz (1992), Elena Poniatowska (2013) y Ana María Matute (2010). En 2018, con este fallo, el 60 % de los premios nacionales han recaído en mujeres. Además, se rompe la ley no escrita que reparte alternativamente el premio entre Latinoamérica y España, ya que el año pasado lo ganó el nicaragüense Sergio Ramírez. "Pese a las dificultades por las que atraviesa el mundo hoy –las prisas, el poder o el protagonismo mortal del dinero–, la poesía perdurará y se leerá siempre", opina, para que no se olvide lo que han sido 95 años. Aún hoy, quizá ahora, está escribiendo. O sorprendiéndose recordando sus versos, cuando decía de las palabras "infinito" y "misterio": "¿Es más que su sabor el gusto de la vida?".
>> más información

Mónica Carrillo, David del Cura, Javier Cancho e Isaac Asenjo gana los premios Fundación Grupo Norte contra la violencia de género
20MINUTOS.ES La secretaria de Estado de Igualdad, apela al "compromiso y la alianza" de los medios en la clausura de los III Premios de Periodismo 'Fundación Grupo Norte' contra la Violencia de Género. Premios Ante un escenario en el que 3 millones de mujeres viven en países donde la violencia de género no es considerada delito, y en el que en más de 125 países, aun siendo reconocido, las cifras de víctimas no dejan de aumentar, "se necesita el compromiso de todos y la alianza de los medios para tratar de erradicar esta lacra social". Así lo ha destacado Soledad Murillo, secretaria de Estado de Igualdad, durante el acto de clausura de los III Premios de Periodismo 'Fundación Grupo Norte' contra la violencia de género, en el que han sido reconocidos los trabajos de Colpisa, Antena 3 y Onda Cero. Las tres categorías de premios han sido dotadas con un premio en metálico de 4.000 euros y una obra exclusiva de la escultora vallisoletana Concha Gay que lleva por título 'Árbol de luz'. Los premiados Medio Escrito: Ha sido premiado el trabajo del periodista Isaac Asenjo titulado 'Los invisibles de la violencia machista', publicado en la red de periódicos de Vocento', y que el jurado ha valorado como una radiografía necesaria sobre los niños huérfanos por la violencia de género, desde el punto de vista jurídico y social y con datos  contrastados y bien expuestos. Televisión: El premio ha recaído en el programa 'Contra el silencio', presentado por la periodista Mónica Carrillo en Antena 3 Televisión. Además de la calidad y diversidad de los testimonios aportados, el jurado ha valorado como muy positiva la iniciativa de una televisión nacional de programar en horario de máxima audiencia un espacio íntegramente dedicado a la lucha contra la violencia de género. Radio: El premio ha sido para 'Los hombres que sí amaban a las mujeres', de los periodistas Javier Cancho y David del Cura, emitido en el programa 'La Brújula' de Onda Cero. Se trata, según el jurado, de un recorrido realista y sin tabúes que nos sitúa ante el espejo como sociedad, alertando además de los errores de lenguaje que se utilizan para definir los crímenes. Previamente a la entrega de premios, el acto ha contado además con una mesa redonda titulada 'La violencia de género y el papel de los medios de comunicación', moderada por el periodista Javier Fernández Arribas, en la que han participado Victoria Prego, presidenta de la APM, Nemesio Rodríguez, presidente de la FAPE, Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas y Nuria Varela, periodista y escritora. "Se sigue presentando al agresor como si fuera de otro mundo" Besteiro ha puesto de relieve que, a pesar de que los medios hayan avanzado mucho en la lucha contra la violencia de género, aún hay mucho trabajo que hacer para acabar con los estereotipos, ya que se sigue culpabilizando a la víctima, y se sigue presentando al agresor como si fuera de otro mundo". Por su parte, Nemesio Rodríguez ha destacado la "evolución positiva que se está produciendo en cómo los medios de comunicación abordan el problema", aunque también considera prioritario "combatir esta lacra desde las escuelas, con una educación en valores". Un aspecto en el que también ha ahondado Victoria Prego durante su intervención, en la que ha señalado "los comportamientos machistas de los adolescentes y jóvenes en una sociedad que ya ha sido educada en la lucha contra la violencia de género". "Estos jóvenes beben de forma indiscriminada de las fuentes de información provenientes de redes sociales, sin firma, sin contrastar, y sin jerarquías. Por lo que también habría que poner el foco en comunicar con responsabilidad desde estos nuevos medios digitales", ha recalcado Prego. Finalmente, Nuria Varela ha destacado la "necesidad urgente de la especialización de los profesionales a la hora de informar sobre estos asuntos, para tratarlos con mayor rigor, para ofrecer un relato completo y no quedarnos en las cifras". En su intervención, la presidenta de la Fundación Grupo Norte, Almudena Fontecha, ha incidido en que "las leyes son necesarias, pero no suficientes" y en que "nos corresponde a todos y a todas, hombres y mujeres, instituciones, empresas y, por supuesto, medios de comunicación reforzar nuestro compromiso con la igualdad para acabar con las violencias de género". En este sentido, Fontecha ha resaltado el compromiso que mantiene Grupo Norte contra la violencia de género, "facilitando un empleo a las víctimas para lograr su independencia económica y perder el miedo a vivir en libertad".
>> más información

Muere Fernando del Paso, un icono de las letras mexicanas y ganador hace tres años del Premio Cervantes
EFE Sus obras 'José Trigo', 'Palinuro de México' y 'Noticias del imperio', han sido reconocidas con diferentes premios. Del Paso escribió ensayo, literatura infantil, narrativa, poesía y teatro. Del Paso, Premio Cervantes 2015 El escritor mexicano Fernando del Paso, Premio Cervantes 2015, falleció este miércoles en la ciudad de Guadalajara a los 83 años, confirmaron sus familiares. Según la Universidad de Guadalajara, que se puso en contacto con el hijo del escritor, el autor murió en un hospital de la capital del estado de Jalisco a las 09.06 hora local (15.06 GMT). Tenía un delicado estado de salud después de que sufriera varios infartos cerebrales que afectaron su capacidad de habla y su motricidad. Del Paso, quien se confesaba un enamorado de España y del español, recibió el Premio Cervantes en 2015 por "su aportación al desarrollo de la novela aunando tradición y modernidad, como hizo Cervantes en su momento". "Sus novelas llenas de riesgos recrean episodios fundamentales de la historia de México, haciéndolos fundamentales", señaló por entonces el jurado. Precisamente, en la ceremonia celebrada en Alcalá de Henares en 2016 en la que recogió el galardón, el escritor se mostró crítico con el Gobierno mexicano, asegurando que sus recientes legislaciones aprobadas parecían situar al país en "un principio de estado totalitario" que entiende no se puede "permitir". "Criticar a mi país en un país extranjero me da vergüenza, pero no denunciarlo, eso sí que me daría aún más vergüenza", señaló hace más de dos años. Del Paso escribió ensayo, literatura infantil, narrativa, poesía y teatro. Estudió Biología y Economía en la Universidad Nacional de México, carreras que abandonó para dedicarse a otras actividades. Ha vivido muchos años fuera de México, de 1971 a 1985 trabajó como productor de programas de radio, escritor y locutor en la BBC de Londres y en Radio France Internationale, en París. En 1986 obtuvo el premio RNE al mejor programa en español de carácter literario por 'Carta a Juan Rulfo'. También ha sido cónsul general de México en París. Su obra literaria ha sido reconocida, entre otros, con el Premio Xavier Vallaurrutia (1966), por 'José Trigo'; el Premio Internacional Novela Rómulo Gallegos (1982), por 'Palinuro de México'; el Premio Casa de las Américas (1985) o el Premio Mazatlán de Literatura (1987), por 'Noticias del imperio'. Además, en 2015 fue también Premio Nacional Excelencia en las Letras José Emilio Pacheco Feria Internacional de la Lectura Yucatán. Entre sus obras de ensayo, destaca 'El coloquio de inverno' o 'Viaje alrededor de El Quijote', mientras que en narrativa sobresalen, además de las mencionadas, 'Linda 67. Historia de un crimen' o 'Cuentos dispersos'. En Poesía, cabe señalar 'Sonetos del amor y de lo diario' o 'Paleta de diez colores'. Finalmente, en Infantil ha escrito, entre otros, el libro 'De la A a la Z por un poeta'. Estaba previsto que Del Paso participara en la 32 edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, que comienza el 24 de noviembre. En este evento literario, habría presentado la reedición de "La muerte se va a Granada" y habría participado en un homenaje a Juan José Arreola, a propósito del centenario de su nacimiento. "Todo el universo literario mexicano está de luto (...) me uno conmovida a esta pérdida tan sensible que me ha pegado de manera muy directa", aseveró la directora de la FIL, Marisol Schulz, en su cuenta de Twitter. Se prevé que el autor sea objeto de una ceremonia de homenaje en Guadalajara en los próximos días.
>> más información

La poeta Francisca Aguirre, Premio Nacional de las Letras 2018
EFE Nacida en Alicante, su poesía ha sido calificada como "la más machadiana" de la generación de los 50. Francisca Aguirre La poeta alicantina Francisca Aguirre ha sido galardonada con el Premio Nacional de las Letras 2018, según el fallo del jurado hecho público este martes, que ha destacado cómo su poesía, la "más machadiana" de la generación de los 50, está situada entre la conciencia y la memoria. El Premio Nacional de las Letras, que concede anualmente el Ministerio de Cultura y Deporte, está dotado con 40.000 euros y distingue el conjunto de la labor literaria de un autor español. El jurado ha elegido esta obra 'por estar su poesía (la más machadiana de la generación del medio siglo) entre la desolación y la clarividencia, la lucidez y el dolor, susurrando (más que diciendo) palabras situadas entre la conciencia y la memoria' Francisca Aguirre (Alicante, 1930), es hija del pintor Lorenzo Aguirre, a quien le dedicó el poemario 'Trescientos escalones', y viuda del también poeta Félix Grande, que falleció en 2014. Su primer poemario, que obtuvo el premio de poesía Leopoldo Panero, fue 'Ítaca'. Desde entonces, y con la excepción de la década de los 80, la autora ha continuado publicando su obra de manera ininterrumpida. Ganó el Premio Nacional de Poesía en 2011 con su poemario 'Historia de una anatomía' (2010), libro con el que también obtuvo el premio Miguel Hernández 2010. Además, es autora de los libros de poemas 'Ensayo General' (Premio Esquío 1995), 'Pavana del desasosiego' (Premio María Isabel Fernández Simal 1998), 'Ensayo General. Poesía completa 1966-2000', un tomo con todos los libros de poemas escritos hasta el 2000 que obtuvo en el año 2001 el Premio de la Crítica Valenciana al conjunto de una obra, 'Nanas para dormir desperdicios' (Premio Alfons el Magnànim 2007). Es, también, autora del libro de relatos 'Que planche Rosa Luxemburgo' por el que consiguió el Premio Galiana en 1994 y del libro de recuerdos 'Espejito, espejito'. Sus obras han sido traducidas al francés, italiano, portugués y árabe. El jurado ha estado presidido por Olvido García Valdés, directora general del Libro y Fomento de la Lectura y como vicepresidenta ha actuado Begoña Cerro, subdirectora general de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas.
>> más información

Enrique Moradiellos: "Hay que exhumar a Franco, pero quizá se hace a destiempo y no de la mejor manera"
DAVID YAGÜE El premio Nacional de Historia 2017 publica una biografía sobre Franco que coincide con el debate sobre su exhumación del Valle de los Caídos. "No creo que estemos ante un resurgimiento del nazismo, del fascismo o del franquismo". Lee un fragmento de 'Franco. Anatomía de un dictador', donde el autor narra la muerte del dictador. Enrique Moradiellos A Enrique Moradiellos (Oviedo, 1961), catedrático de Historia Contemporánea y Premio Nacional de Historia 2017, su editorial lo convenció para adaptar al público español un libro sobre Franco que había escrito para el mundo anglosajón. Tenía dudas, pero accedió. Franco. Anatomía de un dictador (Turner, 2018) sale en pleno debate sobre la exhumación de los restos del dictador del Valle de los Caídos y su problemático destino y ha metido en plena batalla mediática a su autor. "Estoy un poco sobrepasado", confiesa. "No hice este libro en seis meses para aprovechar la coyuntura actual", explica Mortadiellos, "lo escribí pensando en Franco como un espectro del pasado, progresivamente olvidado y poco operativo en la vida real, aunque su cultura cívica y política, su venalidad ante la corrupción sigan presentes". Pero avisa que, ante las polémicas actuales, "no ofrece soluciones". ¿Hay que exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos? Sí, había que hacerlo, aunque quizá se esté haciendo a destiempo y probablemente no de la mejor manera. Sus restos no deberían permanecer allí por tres motivos que no son de pasión política: Franco no fue un caído, no murió en la guerra ni en la represión, con lo que su presencia choca con la concepción del edificio; segundo, es una basílica católica y su cuerpo está en el trascoro, lo que litúrgicamente convierte la basílica en el mausoleo de Franco y le da un carácter sectario; y tercero, Patrimonio Nacional está al cargo de la custodia y mantenimiento del monumento, pero no de la tumba de Azaña, por ejemplo: no es normal que un ente público tenga a su cargo el mausoleo de Franco. Hay que resignificar el Valle, pero debe hacerse a través de políticas transpartidistas, transectoriales y transgeneracionales. Con mucho cuidado: es obligado no humillar a unos, ni enaltecer a otros. ¿Se tendría que convertir en un museo de la Guerra Civil y el franquismo? Creo que es un monumento histórico que hay que preservar, a pesar de ser nacionalcatólico. No estoy de acuerdo con quienes quieren dinamitarlo. Me parece una locura. Preservar la memoria histórica derribando edificios es absurdo. Lo que puede hacerse es convertirlo en otra cosa, darle un sentido explicativo, de centro de memoria histórica, si se quiere, de interpretación de la guerra, todo lo equilibrado y ecuánime, no sectario, que se pueda. Eso es obra política, no es labor de historiadores o de la sociedad. No debería usarse el cortoplacismo en estos temas, porque normalmente sale mal. Explica que los españoles no conocemos a Franco. Sorprende, con su presencia persistente en el debate mediático y político... Depende lo que entendamos por conocer. Reconocer el nombre no implica conocimiento. El conocimiento de los españoles sobre Franco es de brocha gorda. En España la izquierda, tradicionalmente, está muy interesada en la memoria histórica, la derecha lo está bastante menos... En la memoria histórica sobre la Guerra Civil y el franquismo; sin embargo, en la de ETA sí está interesada. Cada uno cuenta la feria según le va en ella. Aún así, parece que hay mucho interés en la memoria, pero menos en el conocimiento, en dar dinero para archivos, excavaciones e investigaciones. Sí. Tengo muchas reservas con el llamado movimiento memorialista. No me refiero a buscar las fosas y exhumar los cuerpos. Eso es una anomalía con la que tiene que acabar el Estado. Pero como historiador pongo en cuestión el concepto de memoria histórica: que lo histórico sea el adjetivo del sustantivo memoria me pone muy nervioso. La historia trata de encontrar la verdad sobre el pasado basándose en pruebas testimoniales, circunstanciales y materiales. Busca dar una explicación. La memoria de las personas y los colectivos solo es un material, no una referencia sacrosanta. Además, la memoria es, por definición, individual y sobre lo que uno ha vivido. No guardo memoria de julio del 36 porque no estaba allí. Tengo conocimiento, impresión e imagen por lecturas, películas, ¿pero eso es lo mismo que memoria? Nos parece sensato hacer memoria así de la Guerra Civil, pero ¿de la guerra de Sucesión? No, eso está muy lejos. La historia es un elemento que actúa como filtro crítico y catártico. Hoy estamos en presencia del culto al testimonio de la víctima. Yo no quiero el testimonio de la víctima o del verdugo, quiero los dos. Además, una víctima puede ser luego verdugo. Los polacos fueron víctimas de la ocupación alemana, pero a su vez aprovecharon esa invasión para ajustar cuentas con los judíos. Esa es la complejidad de la historia: cuando en la Guerra Civil dejas la brocha gorda y desciendes a las particularidades descubres que había gente que había sido la base social de la UGT en un lugar y que acaban en los sindicatos verticales. ¿Por qué? A lo mejor tenían ganas de sobrevivir. La historia tiene una mirada desacralizadora, destruye la brocha gorda y el simplismo. Pero está fuera del debate público... Lo está, pero debería estar dentro. Una sociedad plural y democrática, con un pasado traumático como la Guerra Civil, debe tener ese debate. Pero tampoco podemos caer en el tópico hispanocéntrico, de que el caso de España es diferente. No, cronológicamente la Guerra Civil del 36 no fue la única, ni la más importante en España: te diría que lo fue más la primera Guerra Carlista, por número de muertos y otras razones. En términos geopolíticos, en la época de entreguerras hay al menos cuatro guerras civiles en Europa similares a la nuestra y que deberíamos tener en cuenta: la guerra civil rusa tras la revolución de 1917; la finlandesa; la griega; y la lucha de la resistencia francesa contra Vichy. Las películas nos han hecho creer que luchaban contra los nazis, pero sus ataques, la mayoría de veces, iban dirigidas contra otros franceses. La complejidad del fenómeno hace que tengamos que aprender mucho viendo lo que pasó en otros países. ¿Fue Franco un dictador fascista? No. El régimen franquista fue una coalición de tres patas: el ejército, la Iglesia católica y la Falange, que era el elemento propiamente fascista y que empezaría a perder protagonismo a partir de 1942 en favor del nacional catolicismo. Pero el pilar más importante siempre fue el ejército, que le dio a Franco la victoria en el 36. La sublevación no fue fascista, sino militar y reaccionaria. Y decir eso no rebaja la dureza del régimen. Pero Franco tuvo la suficiente inteligencia política para no apoyarse solo en el Ejército, no solo fue un portavoz de los militares como Videla o Pinochet. Logró ampliar sus bases y recibió un vital apoyo de otra fuerza bien engrasada durante siglos en España: la Iglesia católica. Así que, ¿el Valle de los Caídos no es un monumento fascista? No, es nacional católico. ¿Iban a construir Oswald Mosley, Primo de Rivera, Mussolini o Hitler una abadía benedictina con una cruz inmensa? El fascismo es un movimiento secular, casi neopagano. Buscaban, en todo caso, iglesias integradas. El ejército español parece limpio, en su mayoría, a día de hoy de la influencia franquista, ¿y la Iglesia católica? Creo que también, pero hay que comprender que la Iglesia española no fue colaboradora del franquismo, fue parte del franquismo. Supuso el segundo pilar del régimen: encumbraron a Franco como enviado de la providencia, le aplicaron el derecho divino. Franco logra amalgamar a todas las derechas bajo su liderazgo y se pone al frente de los tres pilares del Estado: es jefe del Estado ante Dios y ante la Historia. El caudillo, la traducción española de Führer. A los españoles que no vivieron el franquismo, ¿qué deberían tener claro sobre ese tiempo por cultura democrática? Debería saber que el franquismo es incomprensible sin la Guerra Civil: fue la institucionalización y el disfrute de la victoria militar durante 40 años. Fue un derecho de conquista similar al del Partido Comunista Chino. Franco en esa guerra encarnó los deseos y temores de aquella España reaccionaria que veía en la democracia de la Segunda República un sistema débil que iba a abrir la puerta a la revolución. Deberían saber que su causa estuvo bendecida por la Iglesia. Por último, deberían comprender que Franco encarnó, durante su régimen, la soberanía nacional y que se reservó todos los poderes del Estado. ¿Por eso no sobrevivió sin él? En regímenes tan personalistas se sabe quién manda ahora, pero no quién manda luego. Puedes transformarlo en un régimen carismático o racionalizarlo de modo plebiscitario, que es lo que acabó pasando. Otros como Corea del Norte logran crear una dinastía comunista, de padres a hijos. A Mubarak y a Gadafi ese intento les salió mal. Y ¿muerto el líder, acabó el régimen? Las transformaciones sociales de España habían sido tan grandes y tan similares a las del resto de Europa occidental que la estructura política resultaba anacrónica. Era una España teóricamente nacional católica en que la lectura favorita de los universitarios era Sartre y que las mujeres consumían la píldora: había un desfase entre la realidad política y la social. Pero la política tenía que esperar a que muriera el caudillo, porque no quiso retirarse. Y duro muchísimo para la época, tuvo una salud de hierro. La Transición fue compleja pero relativamente fácil porque fue el remate político a una transformación social que ya se había producido. Los españoles ya éramos europeos en gustos, valores políticos y repudio a la violencia porque eso había llegado por el turismo, el cine, las lecturas, los emigrantes... La élite supo que sin Franco no había franquismo y el rey no heredaba los poderes ilimitados del dictador. ¿Cómo valora el auge de los partidos de extrema derecha por toda Europa y el caso de Vox en España? No creo que estemos ante un resurgimiento del nazismo, del fascismo o, en este caso, del franquismo. Los problemas de estos movimientos tienen que ver con el fracaso de algunas democracias para mantener el nivel de vida o las expectativas de futuro o de no resolver temores de parte de la población ante la globalización o la inmigración. La gente, asustada, como siempre, suele buscar con su voto alternativas no contaminadas o que ofrecen soluciones rápidas y simples, aunque se equivoquen. La democracia se basa en el derecho a votar, pero no implica que siempre se acierte. ¿Y eso no es lo mismo que pasó antes? Fíjate en Brasil: qué horror que en un país tan poblado, la mitad de ellos haya votado por Bolsonaro. ¿Quiere decir que la mitad de los brasileños se han vuelto fascistas? No, quiere decir están hartos de los anteriores y que no ven soluciones. Probablemente han comprado el mensaje de mano duro ante la inseguridad y han pensado: vamos a probar. Y lo mismo con los alemanes, ¿están volviendo otra vez a ser nazis? Ellos saben bien qué pasó con el nazismo, pero están preocupados por sus salarios, los inmigrantes, los cambios culturales que implican... Y eso, suele atraer a los extremos. Hay que mirar más al presente que al revival del pasado con estos fenómenos. Los que se consideran hoy neofranquistas dan por hecho y están de acuerdo con cosas como el divorcio que el franquismo no habría tolerado ni por asomo.
>> más información

Rosa Montero: "Vivimos claramente en los tiempos del odio"
ARACELI GUEDE La escritora publica la tercera novela protagonizada por la detective replicante Bruna Husky. Ambientada en 2110, la trama se desarrolla en un mundo "completamente realista", defiende. Rosa Montero Tras Lágrimas en la lluvia y El peso del corazón, Rosa Montero (Madrid, 1951) publica Los tiempos del odio (Seix Barral), su tercera novela con la detective replicante Bruna Husky como protagonista. La autora dice de este personaje que es el más cercano a ella en un sentido "muy íntimo", tanto que cuando "nació" le puso de nombre un seudónimo que utilizaba en las redes sociales. Con otra novela y un ensayo entre manos como proyectos previos, la también periodista espera poder escribir "una cuarta Bruna" dentro de unos años y defiende que el mundo que describe en estas obras, siendo ciencia ficción, es un relato metafórico de los tiempos que corren.  ¿Qué le ha llevado a retomar a Bruna? No es que  tuviera la idea de una historia tan compleja que necesitara una trilogía. Cada libro se puede leer sin haber leído los anteriores. Cuando hice la primera lo que quería era regalarme un mundo con personajes estables que poder visitar cuando quisiera. Tener ese otro lugar mío y ser su diosa. En este libro, el mejor de los tres, tengo la sensación de haber completado un ciclo. Aunque habrá otra novela por lo menos. Describe a la protagonista como independiente, poco sociable, intuitiva, poderosa, con un gran corazón... Y conflictiva, agresiva, tremendamente contradictoria. Es muy valiente en lo personal pero muy cobarde en lo emocional. Cree que los sentimientos la debilitan y de hecho el trayecto de las tres novelas es un trayecto hacia la aceptación, a perder esa inquina que le tiene al mundo y ese odio que se tiene a sí misma y llegar a encontrar su lugar. Dice que es el personaje más cercano a usted desde un punto de vista íntimo. ¿Se ve así? No en esa parte. Me di cuenta hace poco de que en todas mis novelas el personaje, inicialmente misántropo y un solitario feroz, se va rodeando de una especie de parafamilia de monstruos, de personajes heterodoxos mejores que los personajes de poder que aparecen. Así, en todos mis libros hay una reivindicación de la necesidad esencial de vivir la vida con los otros. Curiosamente yo he sido siempre una persona hipersociable y para mí la amistad es esencial. En ese punto, Bruna vuelve a ser mi antítesis. Pero, aunque ella es mucho más salvaje que yo, en lo más profundo sí nos parecemos. Por ejemplo en la obsesión por el paso del tiempo y por la muerte. Al mismo tiempo, la otra cara de eso es su hambre desaforada de vivir. También nos parecemos en la lucha entre la necesidad del amor sentimental y el conflicto de mantener la independencia. Ella sabe el momento exacto en el que va a morir. Eso es insoportable. Por eso no puede olvidar que es mortal. La inmensa mayoría de los humanos viven olvidándose de que son mortales, lo cual es estupendo. Yo la mayor parte del tiempo no lo consigo. Es angustioso pero por otro lado no es malo porque cuando estás muy lleno de muerte estás muy lleno de la conciencia de la vida. Mucha otra gente, que cree que es inmortal, desperdicia mucho la vida. Los angustiados perdemos menos el tiempo. "En el umbral de una posible involución brutal" Dibuja un mundo casi sin agua, en el que se paga por el aire limpio, hay toque de queda para los jóvenes... ¿Nos espera un futuro tan catastrófico? Es completamente realista. La ciencia ficción para mí es una herramienta metafórica para hablar del aquí y el ahora. Creo que el mundo en el que vivimos es bastante peor que ese. Cuando empecé la primera novela creé un reino teocrático, reaccionario, terrorífico…  y a los pocos años surgió el ISIS, mucho más atroz. En el mundo en el que vivimos no se paga una cuota por el aire limpio pero es en los países llamados no industrializados donde están las industrias más contaminantes y donde se entierran los deshechos nucleares y electrónicos. Los pobres están viviendo en un entorno infinitamente más contaminado que los ricos. El toque de queda para jóvenes está también desde mi primera Bruna y a los seis o siete meses de publicarla lo impusieron en los suburbios de París. A veces tengo la sensación de que la realidad va detrás de mis novelas [ríe]. ¿Tenemos solución? Vamos muy mal encaminados. Esta novela habla de ese abismo al que nos estamos enfrentando. Creo que vivimos en los tiempos del odio claramente y que lo que cuenta la novela es de una actualidad sobrecogedora. Estamos en el umbral de una posible involución brutal y de perder derechos democráticos que ha costado siglos, mucha sangre y mucho sufrimiento conquistar. La democracia nunca ha estado en un momento tan bajo de credibilidad y de legitimidad.   Al hablar de androides y de replicantes nos viene a la cabeza Blade Runner, ¿se ha inspirado en ella? Claro. Lágrimas en la lluvia se llama así entre otras cosas como reconocimiento. Pero lo que he hecho ha sido revisar el mito contemporáneo del replicante de Philip K. Dick para vehicular dos preocupaciones que he tratado en todas mis novelas obsesivamente: la muerte y el hecho de que la memoria es un artificio, creemos que recordamos las cosas pero en realidad nos las inventamos. A mí me gusta mucho la ciencia y he intentado que todas las novelas de Bruna sean un mundo posible socialmente pero también científicamente: las consecuencias del calentamiento global, los conflictos sociales y éticos relacionados con las nuevas tecnologías... Cuando publicó la segunda entrega hace tres años dijo que en España no tenía éxito la ciencia ficción porque faltaba cultura científica. ¿Ha habido cambios? Creo que sí. En España se piensa que si no sabes quién es Shakespeare eres un analfabeto pero si no tienes ni idea sobre entropía no pasa nada. Todo forma parte de la compresión del mundo y la ciencia es esencial para entenderlo. Eso está empezando a calar, también en la comunidad científica. Ahora ya hay empeño de los científicos en divulgar. Durante una época parecía que para algunos la divulgación era un abaratamiento. ¿Esas nuevas tecnologías de las que hablaba y las redes sociales nos están llevando a dar una imagen de nosotros mucha más positiva que la real? Sí y no. Vivimos en un mundo de la imagen que está además muy edulcorada. Vemos en internet todas esas fotos maravillosas de la gente. Pero por otro lado también está toda esa furia y rabia que atraviesa las redes sociales. Ahí está palpitando el odio, el sectarismo, la intolerancia, algo muy feo y muy propio de estos tiempos. Y otra cosa que me preocupa es que empleamos al día cuatro o cuatro horas y media a mirar el smartphone. La lectura de libros ha bajado brutalmente porque no tenemos tiempo de leer. "No me metería a hacer política nunca" Escribió un tuit felicitando a Màxim Huerta cuando fue nombrado ministro. ¿Qué opina de lo que ocurrió después? Màxim es encantador y buena persona. Me dio mucha pena. Creo que hubo un linchamiento excesivo pero estuvo bien que dimitiera. No solo hay que ser honesto, sino como la mujer del César, hay que ser impecable. ¿Le propuso a usted el presidente, Pedro Sánchez, ser ministra? En absoluto. No me metería a hacer política nunca. No por nada. Benditos sean los políticos con idea de estado y que quieren cambiar el mundo. El mejor ejemplo es [la canciller alemana, Angela] Merkel, la única política que defendió a los refugiados y suspendió la venta de armas a Arabia Saudí. Todos los demás, nada. Es una vergüenza y el descrédito de la democracia nace de ahí. Sí manifestó, también en Twitter, su apoyo al Gobierno cuando cumplió los primeros cien días. Sí. A estas alturas no pongo el cuello por nadie. Ahora, creo que después de muchísimos años lamentables por lo menos este Gobierno de Sánchez nos ha dado cierta ilusión, con todos los problemas enormes que tiene. Debería aprovechar y convocar cuanto antes unas elecciones porque además las ganaría y tendría más legitimidad. 
>> más información

Stan Lee, el carismático padre de Spidey, rey de los cameos... ¡y muñeco de acción!
DANIEL G. APARICIO Adiós al padre de los superhéroes de Marvel. Stan Lee se ganó a generaciones con personajes como Spider-Man o Los 4 Fantásticos. Décadas después, a base de cameos, él mismo se transformó en parte de la cultura pop. GALERÍA: Sus superhéroes más icónicos. Stan Lee Para cualquier aficionado a los cómics, Stan Lee siempre ha sido un nombre indefectiblemente ligado a la editorial Marvel y, sobre todo, al nacimiento de la época dorada de los superhéroes de las viñetas. No fue el creador de los supertipos con capa –DC Comics ya había publicado la primera historia de Superman en 1938– pero sí fue él quien los hizo humanos, quien convirtió a los dioses del papel en criaturas vulnerables con las que los lectores se podían sentir identificados. Él fue el padre del incomprendido y atormentado Hulk, de la extraña familia disfuncional formada por Los 4 Fantásticos (un hombre, su mujer, el hermano menor de esta y un amigo cercano de todos ellos), de los marginados mutantes de la Patrulla X (aunque los X-Men no alcanzaron su esplendor hasta más de una década después) y, sobre todo, de Spider-Man, un joven empollón que de repente adquiría habilidades sobrehumanas por la picadura de una araña radiactiva. Estos no fueron sus únicos personajes, hubo muchos más: Iron Man, Thor, Daredevil, Doctor Extraño, Los Vengadores... La lista, si se incluyen villanos y demás personajes secundarios, es inmensa. Muchos aseguran que, como en el caso de Steve Jobs y Steve Wozniak, siempre fue su compañero –en la mayoría de los casos el dibujante Jack Kirby– quien asumió la mayor carga creativa. Pero es innegable que, del mismo modo que el fallecido cofundador de Apple, Stan 'The Man' Lee supo impulsar, con su carisma y su visión de negocio, la industria del cómic. En ese momento, el famoso guionista ya era una leyenda para millones de aficionados en todo el mundo, pero a principios del siglo XXI, con el inicio del actual y más que rentable universo cinematográfico superheroico, Stan Lee traspasó una nueva frontera y, a base de simpáticos cameos, con su característico bigote, pelo canoso y gafas oscuras, se convirtió en un icono para las nuevas generaciones. De este modo, poco a poco, el abuelo mimado de Marvel fue dejando de ser el prestigioso creador de algunos de los héroes de ficción más emblemáticos de la historia de la cultura pop para convertirse él mismo en uno de esos personajes. Nadie como Stan Lee ha traspasado con tanto tino y asiduidad la frontera entre la fantasí y la realidad. Más allá de sus cameos en las películas, gracias a la magia de la tinta y como si fuera un superhéroe más, Lee se ha topado cara a cara a sus creaciones en numerosos cómics y series de animación. De hecho, él es el mentor de un nuevo supergrupo en la reciente Stan Lee's Cosmic Crusaders. Su imagen ha inspirado juguetes, figuras de acción y numerosos muñecos de la popular colección Funko POP! Y, por supuesto, ha tenido apariciones estelares tanto en Los Simpson como en The Big Bang Theory, algo que solo grandes como él o Stephen Hawking (maestros de la ficción y la realidad respectivamente) pueden decir. Por todo ello, este 12 de noviembre de 2018, millones de aficionados a los cómics, al cine de superhéroes y a la fantasía en general, dejan caer una lágrima, una gota de tinta o un pésame digital, entristecidos por el fallecimiento de Stan Lee pero conscientes de su inmortalidad como creador de superhéroes y como superhéroe en sí mismo.
>> más información

Muere Stan Lee, el padre de los superhéroes de Marvel
20MINUTOS.ES Ha fallecido este lunes a los 95 años de edad. PERFIL: El carismático padre de Spidey, rey de los cameos... y hasta muñeco de acción. LISTA: Spiderman, Hulk, la Patrulla x... ¿cuál es tu personaje favorito de Marvel? GALERÍA: Los superhéroes más icónicos del universo de Stan Lee. Stan Lee El escritor y editor estadounidense de comics Stan Lee ha fallecido este lunes a los 95 años de edad en el hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles (Estados Unidos), según ha avanzado este lunes el portal TMZ. "Mi padre amaba a todos sus fans, era el hombre más grande y más decente", ha explicado Joan, la hija de Lee, a la web estadounidense. La muerte de Lee coincide en el Día de los Veteranos en Estados Unidos y en su última publicación en Twitter deseaba un feliz día mientras compartía una imagen de sí mismo cuando estaba en el ejército. Lee se alistó poco después de enterarse del ataque a Pearl Harbor y estuvo sirviendo a su país desde 1942 hasta 1945. Stan Lee fue el creador del sello Marvel en 1961 junto a Jack Kirby, una marca que llevó adelante personajes de la talla de Spider-Man, el Increíble Hulk, La Patrulla-X, Iron Man y Los Vengadores. En muchas de las películas que se hicieron sobre estos personajes, Lee se reservó un cameo. Stan Lee ... He will be missed, but his legacy will be immortal. RIP pic.twitter.com/ZHC7MM4nva — 🌊 G 🌊 (@TurboKia) 12 de noviembre de 2018 "Creo que todo el mundo ama las cosas que son más grandes que la vida... Son cuentos de hadas para adultos", decía en 2006 a The Associated Press en una entrevista. Por su parte, desde DC Comics, principal competidora de Marvel, también ha lamentado la muerte de Lee y han mostrado sus condolencias en redes sociales. "Cambió la forma en que vemos a los héroes, y los cómics modernos siempre llevarán su marca indeleble. Su entusiasmo contagioso nos recordó por qué todos nos enamoramos de estas historias", posteó la cuenta oficial de DC en Twitter. He changed the way we look at heroes, and modern comics will always bear his indelible mark. His infectious enthusiasm reminded us why we all fell in love with these stories in the first place. Excelsior, Stan. — DC (@DCComics) 12 de noviembre de 2018 Su mujer Joan Lee falleció en julio de 2017 y él había sufrido varias enfermedades durante los últimos meses, como neumonía y problemas de visión. Hey Dodgers and Red Sox! Need a last minute relief pitcher? Here’s a potential one... #WorldSeries pic.twitter.com/DA5k3wa59e — stan lee (@TheRealStanLee) 29 de octubre de 2018 Lee demandó por fraude a los ejecutivos de POW! Entertainment, una compañía que fundó en 2001 para desarrollar películas, series y videojuegos, por 1 billón de dólares, pero luego la retiró. También demandó a su exgerente y presentó una orden de alejamiento contra un hombre que había estado manejando sus asuntos. In 1971, Stan wrote 3 Spider-Man anti-drug stories. In 2018, Stan & POW! continue this tradition with @YouTube comedy channel @smosh, @DEAHQ & @elksdap, America's largest volunteer drug awareness program, to create the video “A Single Moment.” #ElksDAP https://t.co/GtOxuMarBB pic.twitter.com/Wpncbsvypb — stan lee (@TheRealStanLee) 12 de octubre de 2018 En junio de 2018 se reveló que el Departamento de Policía de Los Ángeles le había investigado por unas demandas de acoso por parte de las enfermeras que trabajaban en su casa de Hollywood Hills. Se dijo que había estado caminando desnudo, pidiéndole sexo oral a las enfermeras y queriendo ser "complacido". El abogado de Lee calificó las acusaciones de extorsión y chantaje. Previamente, en marzo una masajista aseguró que el escritor comenzó a "tocarse y gemir" durante dos sesiones. Los hechos se habrían producido en 2017 cuando la mujer fue contratada para ir a un hotel a darle unos masajes a Stan Lee.
>> más información

La Academia Sueca pierde al quinto miembro en siete meses por el escándalo sexual
EFE La teóloga y filósofa Jayne Svenungsson renuncia tras esperar para votar en las últimas elecciones. Dos años de cárcel por violación a Jean-Claude Arnault, el causante del escándalo. OPINIÓN: La Academia sueca, el acoso sexual y el Nobel de Literatura. Ceremonia de entrega de los Premios Nobel La Academia Sueca ha perdido este miércoles al quinto miembro en los últimos meses por el escándalo sexual y de filtraciones que ha afectado desde hace un año a la institución que otorga el Nobel de Literatura. La teóloga y filósofa Jayne Svenungsson, elegida en septiembre de 2017 para ocupar el asiento número 9, ha anunciado, "después de muchas consideraciones", su renuncia, que se suma a las cuatro de Lotta Lotass, Klas Östergren, Sara Stridsberg y Kerstin Ekman. "Que la abandone en este momento obedece a que quería asegurarme primero de su supervivencia y futuro votando en las últimas elecciones de nuevos miembros", señaló en un comunicado Svenungsson, profesora de Teología en la Universidad de Lund (sur de Suecia). La Academia Sueca aprobó el mes pasado la entrada de tres nuevos miembros, que se hará efectiva en unas semanas: el catedrático Mats Malm, el jurista Eric Runesson y la escritora Jila Mossaed. En las votaciones participaron, para facilitar el cuórum, tres académicos que han abandonado la institución temporalmente, entre ellos sus dos últimos secretarios, Sara Danius y Peter Englund. Arnault, el origen del escándalo Queda por resolver la situación de la poetisa Katarina Frostenson, cuyo esposo -el francés Jean-Claude Arnault- es el origen del escándalo y a la que la Academia pidió la renuncia voluntaria, opción que ella ha rechazado, lo que ha desencadenado una investigación por violar los estatutos de la institución. Fueron las denuncias de 18 mujeres en un diario de los abusos cometidos por Arnault, vinculado a la Academia por su esposa y su club literario, las que desataron el escándalo que provocó el aplazamiento a 2019 del Nobel de Literatura de este año. La Academia cortó la relación y encargó una auditoría, que concluyó que Arnault no había influido en decisiones sobre premios y ayudas, aunque el apoyo económico recibido por su club incumple las reglas de imparcialidad al ser su esposa copropietaria. Presionada por la Fundación Nobel, la Academia Sueca ha impulsado varias reformas en los últimos meses, como un cambio en los estatutos para posibilitar la renuncia real de sus miembros y la elección de nuevos; y recurrir a un grupo externo de expertos en derecho, resolución de conflictos, organización y comunicación. Pero la decisión más controvertida ha sido aplazar la concesión del Nobel de Literatura, por primera vez en siete décadas, y que supone que en 2019 se otorgarán dos premios, medida justificada por la falta de confianza y el debilitamiento de la institución. Arnault fue condenado el mes pasado a dos años de cárcel por un caso de violación cometido en 2011 contra una mujer y, aunque la sentencia ha sido recurrida, permanece en prisión preventiva por orden del tribunal.
>> más información

J.K. Rowling demanda a su exasistente por gastar más de 27.000 euros en cosméticos y regalos
EFE La escritora denuncia que la exempleada usó su tarjeta de crédito para compras personales no autorizadas. La creadora de Harry Poter es la autora mejor pagada del mundo. J. K. Rowling La escritora británica J.K. Rowling, autora de la saga del joven mago Harry Potter, ha presentado una demanda ante la Justicia escocesa contra su antigua asistente personal, por supuestamente haber usado su dinero para hacer compras que no estaban autorizadas. Según informó este miércoles una portavoz de Rowling, la demanda respondería al hecho de que la exempleada Amanda Donaldson quebrantó su contrato al usar los fondos de la escritora para comprar cosméticos y regalos por valor de 24.000 libras (más de 27.000 euros). Parte de estos fondos, de acuerdo con la denuncia presentada, la exempleada los habría cargado a una tarjeta de crédito del trabajo y el resto correspondería a productos comerciales sobre Harry Potter de los que se habría apropiado. "Puedo confirmar que J.K. Rowling ha emprendido acciones legales contra su exasistente personal, Amanda Donaldson, después de su despido por una falta de conducta grave que involucra un abuso sustancial de confianza", dijo una portavoz de Rowling. El juicio, antes de finales de año El caso se ha presentado ante la Corte del Sheriff de Airdrie, una localidad cercana a Glasgow, y está previsto que se tramite antes de finales de año. Donaldson, que trabajó como asistente personal para la autora escocesa entre febrero de 2014 y abril de 2017, cuando fue despedida por conducta inapropiada, ha negado las acusaciones y ha dicho que Rowling "no sufrió ninguna pérdida y que no tiene derecho a daños y perjuicios" por su parte. De acuerdo con la demanda, Donaldson gestionaba una tarjeta de crédito para abonar los gastos relacionados con su actividad profesional, cuyos recibos debía enviar una vez al mes al departamento de contabilidad. Las sospechas saltaron en febrero del año pasado cuando se detectó un elevado volumen de gastos personales que no habían sido autorizados. Entre ellos se incluyen 3.600 libras (4.000 euros) en la firma de cosméticos Molton Brown, 1.400 libras (unos 1.600 euros) en la tienda de velas de lujo Jo Malone o más de 1.600 libras (unos 1.800 euros) en cafeterías de la compañía Starbucks. Además, la exasistente se hizo presuntamente con varios artículos de la saga de Harry Potter como una réplica del tren motorizado Hogwarts Express que tendría un valor de más de 460 libras (520 euros) o una edición de los libros "Harry Potter Tales of Beedle The Bard" valorada en casi 400 libras (450 euros). De acuerdo con la querella, la extrabajadora también habría sustraído más de 7.700 libras (8.800 euros) en dinero en otras divisas, que estaría guardado en una caja fuerte.
>> más información

Contrató una mafia para huir de Irán: "No está bien, pero a veces no queda otra"
B. RODRÍGUEZ Melisa Faghir, de 33 años, cuenta su historia en el libro Con sangre y lágrimas (ed. Samarcanda). Melisa Faghir A sus 33 años, Melisa Faghir ha vivido ya la que probablemente sea la experiencia más traumática de su vida. Con tan solo 10 años y de la mano de una mafia, que las abandonó en España, tuvo que salir de Irán junto a su madre y su hermano de 7 años huyendo de un padre mentalmente enfermo y maltratador y de un país que les obligaba a vivir con ese "violento" progenitor. Ahora acaba de publicar Con sangre y lágrimas (editorial Samarcanda), un libro autobiográfico en el que narra el horror de ser "un refugiado en tierra de nadie". ¿Por qué huyeron de Irán? Mi padre sufría una enfermedad mental muy grave y los médicos no recomendaban que viviéramos con él. Pero en Irán, cuando una mujer se divorcia pierde todos los derechos sobre sus hijos. Pese a la recomendación de los médicos, mi madre no consiguió que le dieran nuestra custodia. Así que acudió a una mafia para que nos llevaran a Los Angeles (EE UU), donde teníamos familia. ¿Por qué una mafia?, ¿no había otra opción? Hay muchísimas personas que huyen porque temen por su vida. Ningún país te ayuda y la gente se ve obligada a contratar a las mafias. No está bien, pero a veces no queda otra, porque nadie sale de su casa por gusto. ¿Qué pasó para que acabaran en España? En Irán no existe embajada de EE UU desde 1979. El único país que le daba visado a mi madre era España, pero no queríamos quedarnos aquí porque no conocíamos a nadie. Sin embargo, una vez en España la mafia nos dejó tirados. ¿Qué sintió cuando llegó a Sevilla y vio que se tenía que quedar aquí? Una sensación tremenda de vacío. Me preguntaba "¿cómo he llegado hasta aquí?" Era un sitio que no sabía ni dónde estaba. Lloré mucho. ¿Y ahora? Usted hablaba de ser una "refugiada en tierra de nadie". Ya no, ahora soy una más. ¿Qué Irán dejó cuando se marchó y qué Irán cree que encontraría ahora? Dejé un país injusto, donde no existe libertad de expresión y no puedes rebelarte contra el Gobierno. Lo dejé mal y va a peor. ¿Volverá alguna vez? Regresé con 21 años, pero después de escribir este libro no podré volver nunca, aunque quisiera. Pero sinceramente, no quiero. Me gusta mi tierra, su gente y su cultura, pero no las injusticias. ¿Qué siente cuando ve la situación de otros refugiados? Me pongo en el lugar de quien ahora está pasando por lo que yo pasé hace 21 años y se me ponen los vellos de punta. Es muy duro. Aquí existe el concepto de que hay muchas ayudas para los refugiados, pero no es verdad. Las ayudas económicas son solo para quienes tienen hijos y además son temporales. Donde de verdad hay que ayudar es a la hora de integrarlos en la sociedad y ayudarles a encontrar trabajo, esa debería ser la prioridad. ¿Por qué escribió este libro? Fue una terapia. He visto cosas que otras personas no verán en toda su vida, cosas muy duras, una tragedia. Debió ser muy difícil emocionalmente el proceso de escritura, revivir la pesadilla. He llorado mucho, pero también sirve para desahogarse. ¿Y lo ha superado? No hay una cura al 100%, pero estoy mucho mejor. Aprendemos a vivir con ello, no queda otra. Visto con perspectiva, ¿qué fue lo más duro de su experiencia? Podría decirle tres cosas, pero prefiero que la gente las lea en el libro. ¿Y algo positivo? Por supuesto, ver que tengo ese don para escribir y transmitir, algo que no sabía que tenía. Aunque en este libro no he tenido que utilizar para nada la imaginación, algo que sí haré en los próximos.
>> más información

Carmen Posadas: "Ahora todo el mundo tiene que convertir su vida en un 'reality'"
DAVID YAGÜE En 'La maestra de títeres' la escritora repasa seis décadas de la historia de España a través de la vida de tres mujeres de la 'jet-set'. "Las Kardashian son unas genios, inventan su novela; Dickens no lo haría mejor", afirma. Carmen Posadas Carmen Posadas (Montevideo, Uruguay, 1953) regresa con una nueva novela, La maestra de títeres (Espasa, 2018), que tiene un ambicioso objetivo: retratar más de medio siglo de historia de España a través de la jet-set y la alta burguesía madrileña. Lo hace a través de tres mujeres -abuela, madre y nieta- que marcan los valores de tres momentos -el final de los 50, la Transición y el presente-. En su viaje aparecen personajes reales de la historia de España y ficticios que recuerdan a reales, secretos y mentiras,... Recupera un ambiente que vivió cuando llegó a Madrid... Llegué a España en el año 65 y aquel país se parecía mucho al de finales de los 50. Lo que más me interesaba en esta novela contada en tres tiempos -los 50, la Transición y el presente- era reflejar el cambio tan grande que sufrió España. Aquella frase de Alfonso Guerra de "a este país no lo va a reconocer ni la madre que lo parió" fue absolutamente profética. Los 60 y la Transición fueron para este país casi un Bing Bang, una explosión de modernidad. Yo quería que cada época retratada en la novela reflejara los valores o la ausencia de ellos de cada una. Pero ese retrato lo hago con humor, un elemento que siempre manejo. Es importantísimo porque me permite tratar cosas que de otra manera no sería posible. Venir de fuera quizá le dé una ventaja a la hora de retratar aquellos cambios... La gente que viene de fuera siempre tiene ventaja frente a quién está inmerso en una sociedad: quien mejor retrata una sociedad es un viajero. En España lo hicieron maravillosamente Dumas, Mérimée,... Beatriz Calanda, esa socialité, esa mujer misteriosa y llena de secretos que articula casi toda la historia, ¿tiene algo de personajes reales y conocidos? Todos los escritores tomamos de la realidad elementos que nos interesan. Quería mujeres y personajes que representaran cada época en concreto. Y si algo representa la actualidad es gente que vive de su imagen: la gente del mundo del corazón o los influencers. Alguien que se hace una foto, la cuelga en Internet y se convierte en un personaje mundial. Es algo que me interesa mucho: cómo se vende, en el mejor sentido de la palabra, un personaje. ¿La prensa del corazón, que aparece en la novela, y la literatura responden, cada una a su manera, al mismo instinto de voyeur, al del querer conocer secretos y vidas que nos están vedadas? Claro. Las mismas mujeres que antes leían novelas románticas ahora siguen la vida de Belén Esteban como si fuera una obra por entregas. Hay verdaderas profesionales: pienso en las Kardashian, ¡son unas genios! Han logrado crear una verdadera saga familiar. Tienen que estar alimentando al personaje constantemente, y de repente el padre se convierte en mujer. Son cosas imbatibles. Se inventan su novela; Dickens no lo haría mejor. Entonces, su profesión y la de ellas tiene mucho en común, crean ficciones... Sí, pero ellas ganan muchísimo más dinero que yo. Aunque no sé yo si me gustaría ganarlo a ese precio, por vender mi vida así. Me quedo como estoy. Leí una vez que decía que haber salido en la prensa del corazón perjudicó a su carrera como escritora, ¿le habría pasado igual a un escritor varón? Mira que a las mujeres se nos suelen juzgar más duramente en todo, pero sospecho que a ningún escritor se le ocurre salir en una revista del corazón. Sería un error garrafal. El epílogo de la novela es una entrevista de un medio del corazón digital... Es un fenómeno de nuestra época: nos hemos vuelto unos cotillas cibernéticos. Es algo para mi bastante incomprensible: entras en Instagram y ves a una persona que ha puesto su cafetera al fuego. ¿A quién le importa? Pero de repente tiene 4.000 likes. Nos hemos vuelto locos. Antes se seguía a gentes de dinero, alcurnia o poder... Ahora seguimos a cualquiera. Es un fenómeno nuevo: cómo todo el mundo tiene que convertir su vida en un reality. En este momento de ultracorrección política y lucha feminista, construye un personaje que es un genio de la manipulación. ¿No teme que la acusen de perpetuar el tópico de la mujer manipuladora? La manipulación es un tema literario apasionante: desde Las amistades peligrosas hasta Retrato de una dama, Proust, Dickens, Austen... Da para mucho. Siempre me ha interesado porque soy una nulidad, nunca consigo manipular a nadie en mi vida. Admiro esa habilidad. Los hombres aparecen retratados como víctimas de esa manipulación... Hombres y mujeres, todos son vícitmas, porque quien manipula no distingue. Pero de esta novela, donde los tres protagonistas son femeninos, mis personajes masculinos son mis favoritos. He creado unos personajes masculinos bastante potentes para que den la réplica a estas mujeres de gran personalidad. A mí no me interesa hacer novela femenina ni feminista. ¿Ni feminista? No, poner la literatura al servicio de cualquier causa, por noble que sea, es un error. Tienes que escribir una novela y ella dejará traslucir tus filias y fobias. Pero hacer una novela para demostrar que las mujeres son mejores que los hombres... Fracaso total, te sale un bodrio. Dicen muchos escritores que la literatura ahora más que entre libros, compite contra el smartphone y Netflix , ¿eso cambia su manera de escribir? Ha creado una forma nueva de reflexionar. La gente no es capaz de mantener la atención más de cinco minutos. Todas las novelas del XIX con un tempo tan lento, como Henry James que se tira tres páginas describiéndo los canales de Venecia,... No, olvídate, hoy con eso has perdido al 90% de los lectores. Tiene que ser todo como spots publicitarios, por impulsos, por eso ahora las historias son fragmentadas, saltan de una época a otra. El lector no te aguanta 500 páginas sólidas de un solo personaje. Las tres épocas de su novela las refleja a través de una relación abuela-madre-nieta bastante tormentosa... En las relaciones familiares cabe todo, lo mejor y lo peor. Hacer una novela sobre una madre y una hija que se llevan fenomenal no funciona, salvo si eres Dostoyevski. Y ni siquiera él lo consiguió, tras El idiota decía que nunca lo había pasado tan mal porque es la historia de un hombre bueno que es aburridísima. Son más interesantes los conflictos. Pero entre madre e hija además hay un elemento de rivalidad que no aparece entre padre e hija. Además, hoy en día esa rivalidad es más notable: ahora la madre se pone una minifalda y un piercing, liga más que la hija y eso crea muchos conflictos. No es la primera vez que usa contenido autobiográfico en sus ficciones, ¿no es un campo de minas? Muchas veces me tengo que cortar. Escribir es hacer un estriptis con un sombrero ridículo en la cabeza. Estás expuesto a la impudicia y al ridículo. Cuando empecé, recuerdo que me costaba mucho escribir ciertas cosas: yo adoraba a mi padre y cuando escribía una escena de sexo, pensaba "¿qué pensará papá?" Así no se puede hacer literatura. Me quité rápidamente aquella manía tan poco útil. Y ahora me he vuelto demasiado impúdica y me voy autocensurando un poco. Si no, sería un desparrame. Esta es una novela muy madrileña, ¿es un homenaje a la ciudad en la que vive? No es deliberado, pero Madrid es una ciudad muy literaria. Todo el mundo lo piensa sobre Barcelona porque tiene, no sé si más calidad, pero sí más cantidad de novelas. Me hacía ilusión homenajear a esta ciudad que tanto me ha dado.
>> más información

La historia de El Sacamantecas, en una novela de Julio Corral San Román
20MINUTOS.ES Tras 15 años de investigación, se publica 'Locos que no lo parecen: la verdadera historia del Sacamantecas'. Este asesino en serie aterrorizó a los habitantes de Vitoria en el siglo XIX. 'Locos que no lo parecen: la verdad historia del Sacamantecas' A finales del siglo XIX, un asesino en serie que ha pasado a la posteridad como El Sacamantecas aterrorizó a los habitantes de Vitoria. Se han difundido muchas leyendas en torno a este enigmático personaje, muchas de ellas inventadas, pero nunca se había contado su historia completa. Ese ha sido el reto de Julio Corral San Román (Madrid, 1969), investigador y escritor afincado en Álava que se ha centrado a lo largo de su carrera en desentrañar misterios, enigmas y curiosidades históricas como, por ejemplo, las del pueblo burgalés (supuestamente maldito) de Ochate. Para contar los asesinatos que cometió Juan Díaz de Garayo, El Sacamantecas, Julio Corral ha llevado a cabo una investigación de 15 años que culmina en Locos que no lo parecen. La verdadera historia del Sacamantecas (Editorial Guante Blanco). Su punto de vista es el del psiquiatra José María Esquerdo, perito médico que se entrevistó en varias ocasiones con el criminal. Datos inéditos sobre el asesino y sus víctimas El libro nos descubre a un asesino “necrófilo, misógino y cruel, muy distinto del que se nos había mostrado”, explica su autor. En sus páginas aparecen datos desconocidos hasta ahora como los nombres y circunstancias de todas sus víctimas, que no habían trascendido antes. Corral ha tratado de “ser fiel a los hechos que ocurrieron y dar a conocer la realidad, obviando todas las leyendas que se han tejido a lo largo de estos 130 años”, aunque reconoce que para plasmarlos se ha tomado “ciertas licencias literarias”. Editado el 17 de septiembre por Guante Blanco, el libro se presenta este viernes 2 de noviembre, a las 19.00 h, en la librería Nakama Lib (Calle Pelayo, 22) de Madrid.
>> más información

NUESTRAS PUBLICACIONES

NUESTRO GRUPO. Páginas web

 PRÓXIMAS REUNIÓN:

Domingo 16 de odiciembre 2018 - Hogar de los Jubilados 

16:30 horas.

41º Libro propuesto:

"EL CUADERNO DE NOA",

de  Nicholas Sparks

Ya está disponible la Guía de Lectura - Poesía:

"Night" de Anne Brontë

PRIMERA TEMPORADA: FEBRERO 2011 - ENERO 2012

SEGUNDA TEMPORADA: FEBRERO 2012 - ENERO 2013

TERCERA TEMPORADA: FEBRERO 2013 - ENERO 2014

CUARTA TEMPORADA: FEBRERO 2014 - ENERO 2015

QUINTA TEMPORADA: FEBRERO 2015 - ENERO 2016

SEXTA TEMPORADA:   FEBRERO 2016 - ENERO 2017

SÉPTIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2017 - ENERO 2018

OCTAVA TEMPORADA:   FEBRERO 2018 - ENERO 2019

Visitas totales


E-mail