Personajes de papel:

Las aventuras de Tintín, de Hergé.

“¡Tintín es un tenaz boy-scout! - ¿Y por qué no? ¿Cree usted que es tan ridículo hacer una buena acción, amar y respetar la naturaleza y a los animales, esforzarse en ser fiel a la palabra dada?” (Hergé)

Un trabajo de… 

Tintín es un joven reportero belga que recorre el planeta acompañado de su perro Milú, viéndose envuelto en diferentes tramas y conspiraciones que ayudará a desenredar. Tintín nació en 1929 para Le Petit Vingtième, el suplemento infantil del periódico católico y conservador Le Vingtième Siècle, de la mano del escritor de cómics y dibujante belga Georges Prosper Remi, quien firmaba sus trabajos como Hergé.

 

Las aventuras de Tintín dieron comienzo con el álbum titulado Tintín en la tierra de los soviets, seguramente por sugerencia del abate Norbert Wallez, un fervoroso anticomunista, donde se exponían los horrores de la Rusia soviética. Esta aventura se estrenó, en un primer momento, como una tira en blanco y negro en Le Petit Vingtième, para pasar a ser un libro financiado por la prensa. La segunda aventura fue Tintín en el Congo donde, además de una historia de gánsteres, se desarrollaba una abierta apología del colonialismo europeo sin faltar ciertas tendencias racistas. Con su cuarta historia, Los cigarros del faraón, comienza la serie Las aventuras de Tintín en Oriente, en la que el protagonista llevará a cabo un periplo por diversos escenarios como Egipto, la India o China, pasando las ediciones a manos del editor belga Casterman quien imprimiría todos los libros de Tintín a partir de ese momento, aunque en 1935 Hergé asumió el control artístico de la serie.

Cuando Bélgica fue invadida por Alemania en 1940 desapareció Le Petit Vingtième y Hergé comenzó a publicar sus tiras en el diario Le Soir respaldado por los nazis y Casterman comenzó a publicar sus libros a todo color. Pero al acabar la guerra, Hergé fue vetado por colaboracionista por lo que estuvo dos años sin poder publicar nada. Una vez le fue levantada la prohibición, Hergé comenzó la Revista de Tintín que se mantuvo hasta la última aventura del joven periodista: Tintín y los Pícaros, en 1976. Los álbumes de Tintín suman un total de veintitrés publicaciones, las cuales fueron minuciosamente revisadas para evitar cualquier indicio de xenofobia o cualquier otra tendencia incómoda para las nuevas democracias. Se sabe que Hergé dejó una aventura inconclusa antes de morir en 1983 y que su viuda quiso publicarla tal como la había dejado con el título de Tintín y el Arte Alfa.

El estilo gráfico de Hergé fue denominado “línea clara”, ya que los dibujos estaban perfectamente definidos por unas líneas nítidas, con ausencia de sombras, proporción y perspectiva. Hergé fue uno de los primeros dibujantes europeos en utilizar globos de habla, aunque estos eran rectángulos perfectos con letras bien ordenadas. Cuando comenzó a utilizar el color, Hergé usó colores primarios brillantes y pasteles claros. Para los fondos y paisajes Hergé se basó en recortes de prensa y fotografías. Estos fondos fueron evolucionando con el tiempo desde la sencillez del principio, donde apenas aparecían detalles, hasta la abundancia de ellos de los últimos números, claro que eso también podía deberse a que en un principio él estaba solo, pero, debido al éxito, tuvo que comenzar a contratar ayudantes y formar Hergé Studios en 1950, que contaba con quince personas trabajando para la serie gráfica.

En lo referente a la temática también hubo una notable evolución. Al principio, el mundo que presentaban sus comics estaba amenazado por unas fuerzas de corrupción y caos que, gracias al valor e inteligencia de su héroe, Tintín, disminuían o eran vencidos por el bien. Sin embargo, debido a los cambios geopolíticos sufridos por el siglo XX, el sentido de Hergé del bien y el mal también cambió. Así, si los primeros cuatro volúmenes estaban impregnados de los valores católicos de la derecha ya que le dirección de la serie estaba bajo el control de Wallez (en Tintín en la tierra de los soviets atacaba el comunismo; con Tintín en el Congo defendía la colonización europea en áfrica, particularmente la de su país, Bélgica; en Tintín en América dibujaba a los Estados Unidos como una nación decadente y pecadora, y en Los cigarros del Faraón condenaba el tráfico ilegal de drogas), sin embargo, con el titulado El loto azul, ya bajo la dirección del propio Hergé, el enfoque de sus historias cambió al convertir a su protagonista, ya no en el salvador del mundo, sino en un simple investigador dedicado a resolver casos específicos de delincuencia y apareciendo sus primeras críticas abiertas al fascismo al considerar una amenaza la invasión japonesa en China. Estas críticas volverían a surgir en sus siguientes tomos: La isla negra y El cetro del rey Ottokar, pero las evitaría bajo la ocupación nazi de su país convirtiendo a Tintín en un restaurador del orden. Tras la guerra, con Las siete bolas de cristal y Prisioneros del sol, Hergé hizo una incursión en temas paranormales. En la década de 1950 abordó el tema de la Guerra Fría, pero presentado a ambos lados como fuerzas negativas, como podemos ver en El país del oro negro o El asunto Tornasol. Durante un buen tiempo no aparecieron más referencias políticas en sus aventuras (Tintín en el Tíbet o Las joyas de Castafiore por ejemplo), pero estas regresaron en su último trabajo, Tintín y los Pícaros, donde Tintín ayuda al general Alcázar a conseguir el gobierno del país imaginario San Teodoro, y luego se da cuenta de que nada ha cambiado pues el pueblo sigue sumido en su pobreza y la única variación han sido los uniformes que antes eran al estilo fascista del Chile de Pinochet y luego al atuendo comunista de la Cuba de Fidel.

El impacto de la aparición de las tiras de Tintín en 1929 fue inmediato en Bélgica y se hizo extensiva a Francia poco tiempo después, pero tras la Segunda Guerra Mundial, sus ediciones comenzaron a venderse por toda Europa y el resto del mundo, excepto los Estados Unidos, convirtiéndose en inspiración para un gran número de nuevos dibujantes. Sin embargo, esta influencia ha ido mucho más lejos, pues se han escrito novelas basadas en este personaje, algunos filósofos le han dedicado estudios, se han rodado varias películas con sus aventuras, así como series televisivas, y hasta el decimocuarto Dalai Lama le entregó el Premio a la Verdad de la Luz

Gracias por leernos...

NUESTRAS PUBLICACIONES

NUESTRO GRUPO. Páginas web

PRIMERA TEMPORADA: FEBRERO 2011 - ENERO 2012

SEGUNDA TEMPORADA: FEBRERO 2012 - ENERO 2013

TERCERA TEMPORADA: FEBRERO 2013 - ENERO 2014

CUARTA TEMPORADA: FEBRERO 2014 - ENERO 2015

QUINTA TEMPORADA: FEBRERO 2015 - ENERO 2016

SEXTA TEMPORADA:   FEBRERO 2016 - ENERO 2017

SÉPTIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2017 - ENERO 2018

OCTAVA TEMPORADA:   FEBRERO 2018 - ENERO 2019

NOVENA TEMPORADA:   FEBRERO 2019 - ENERO 2020

DÉCIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2020 - ENERO 2021

UNDÉCIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2021 - ENERO 2022

DUODÉCIMA TEMPORADA:   ENERO 2022 - DICIEMBRE 2022

Visitas totales


E-mail