Libros:

Como pompas de jabón. Pieza dramática, de Antonio Cruzans

Como pompas de jabón habla de soledad, esa soledad que agranda vacíos cuando, al final del camino, se echa la vista hacia atrás y ves que tal vez lo que vas recordando no se ajusta con la realidad, porque, con frecuencia, nuestras vidas tienen un porcentaje más elevado de deseos y fantasía que de verdad.

Un trabajo de…

Como pompas de jabón habla de soledad, esa soledad que agranda vacíos cuando, al final del camino, se echa la vista hacia atrás y ves que tal vez lo que vas recordando no se ajusta con la realidad, porque, con frecuencia, nuestras vidas tienen un porcentaje más elevado de deseos y fantasía que de verdad.

La acción transcurre en una residencia de ancianos situada en una pequeña ciudad. Es un sábado, día de visitas, y ocho de los residentes, cuatro mujeres y cuatro hombres, se reúnen en la salita de estar puesto que ellos no esperan a nadie. Son ocho personas de lo más heterogéneas, aunque todas guarden secretos y vivan de sus fantasías.

En total aparecen diez personajes:

         La protagonista es la Condesa, una nómada callejera que velaba las estrellas por los bancos de los parques y se alimentaba de la caridad de quienes se dignaban a no ignorarla; es una mujer ácida, irónica y bastante soñadora, pues dice escuchar una música, que nadie más oye, y siempre va acompañada de una presencia femenina, a la cual nadie más ve y con la que habla frecuentemente.   

De antagonista tenemos a María, una anciana seca, amargada, que no lleva muy bien la alegría ni la tolerancia, de continuo está rezando con su rosario enredado entre los dedos y piensa que todo es pecado o todos son viciosos, además de no escuchar, no oye casi nada sin la ayuda de su audífono, aunque repetidamente se olvida, casual o de forma intencionada, colocarse el auricular, con la consiguiente mala interpretación de las palabras que se dicen, dando ocasión a equívocos que el resto celebra con buen humor.

         Catalina, por su parte, ha sido una cupletista de cierto éxito y tiene una visión de la vida mucho más abierta y desenfadada que el resto de sus compañeros, por lo que usa ropas juveniles y todavía pretende poder sacar lo mejor de la vida, por lo cual, en diversas ocasiones, da la sensación de estar algo fuera de sitio.

         Laura, sin embargo, es la típica mujer mayor: resignada, sacrificada, paciente y bastante inocente, con una visión tradicional de la existencia y con un espíritu conformista y poco dada a veleidades, por lo que es una persona poco polémica e intenta no discutir y poner paz siempre que puede.

         El más similar a Laura entre el grupo de varones es Gerardo, un hombre trabajador, amante de su familia, comprensivo, poco instruido, pero cargado de esa sabiduría popular que siempre tiene respuestas para todo y, al igual que ella, intenta con frecuencia mediar en las discusiones y apagar los fuegos.

         Federico es un emigrante español que ha pasado la mayor parte de su vida en las meridionales tierras argentinas y quien, al llegar a la vejez, volvió a la patria de origen para reencontrarse con la mujer que abandonó en su juventud, cuando supo que en sus entrañas se gestaba el fruto de sus amores, pero el destino no sabe de deseos y esta reunión resultó totalmente imposible. Es un depredador del amor y un cultivador de la vida alegre y desenfadada, ayudado por su aspecto de hombre atractivo, incluso en su vejez, y por su osadía y desfachatez.      

José es un escritor en otros tiempos loado y famoso que se ha quedado prácticamente solo y olvidado. Serio, responsable, coherente y, a pesar de tener todo en su contra, justo y equilibrado, ha sabido encontrar una ecuanimidad que no ha logrado el resto. Su visión es bastante deficiente a causa de un accidente y siempre carga con una lupa con la que poder leer.

         Manuel es un hombre perdido en la nebulosa del Alzheimer, cuya única obsesión es la comida. Su vida la iremos conociendo, no por su boca, sino por lo que van dejando ver sobre él el resto de los personajes.

         El contrapunto a estas ocho figuras lo pone Teresa, la joven, alegre y bonita directora de la residencia, cuyo papel, sin que ella lo sepa, va a ser el más determinante de la obra.

         Estos son los nueve personajes centrales quienes van relatando, a su manera, los pormenores de sus vidas y, a medida que avanza la trama, todo se va complicando con conexiones y relaciones inesperadas que conducen hacia una realidad totalmente distinta de lo que en un principio se vislumbraba. Sin embargo, todavía quedan otros dos protagonistas cuya intervención es bastante trascendental:  

El primero es Ella, la manifestación que solo ve la Condesa, aunque está siempre presente en el escenario pues son muchas las referencias a su persona, tanto en palabra como en actos y evoluciones. Realmente no se deja ver por el público hasta la escena quincuagésima primera, pero ha sido colocada como un personaje más, con sus movimientos, sus gestos, sus sentimientos, aunque sin hablar, para facilitar la labor del personaje de la Condesa y para hacer más comprensible sus acciones.

Y el segundo es la música, compuesta en su totalidad por Ramón Capilla Martínez, un conjunto de catorce piezas de diferente factura y duración que tiene la función, según la Condesa, de descubrir las mentiras que se dicen, pues cuando alguien está inventando una realidad paralela es lo mismo que componer una melodía cuyas notas se van perdiendo en el aire. La idea originaria era la de utilizar una “jazz band” que actuaría en directo en el fondo del escenario, estando a oscuras durante los diálogos e iluminándose cuando les tocase intervenir, encabezando, además, el desfile de despedida, pero, sin desestimar este plan, tampoco rechazamos la fórmula de emitir, simplemente, la música por la megafonía.

La obra está estructurada en dos actos, que a su vez lo hacen en diez temas y un epílogo y éstos en cincuenta y dos escenas.

         La intención y el significado de este trabajo creo que es bastante evidente, pero no me corresponde a mí descifrarlo, ya que toda creación, una vez concluida, pertenece a los lectores o, en este caso, a los espectadores, siendo ellos y ellas quienes aporten sus respectivos puntos de vista dando vida a lo que, de la otra manera, sería un nacimiento frustrado.

Gracias por leernos...

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.

NUESTRAS PUBLICACIONES

NUESTRO GRUPO. Páginas web

 PRÓXIMAS REUNIÓN:

Diciembre 17 del 2017 - Salón de los Jubilados, Castellnovo

36º Libro propuesto:

"Historia de un canalla",

de Julia Navarro

Ya está disponible el comentario del poema:

"Hombres necios que acusáis", de Sor Juana Inés de la Cruz

PRIMERA TEMPORADA: FEBRERO 2011 - ENERO 2012

SEGUNDA TEMPORADA: FEBRERO 2012 - ENERO 2013

TERCERA TEMPORADA: FEBRERO 2013 - ENERO 2014

CUARTA TEMPORADA: FEBRERO 2014 - ENERO 2015

QUINTA TEMPORADA: FEBRERO 2015 - ENERO 2016

SEXTA TEMPORADA:   FEBRERO 2016 - ENERO 2017

SÉPTIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2017 - ENERO 2018

Visitas totales