EL PERFIL DEL PENTAGRAMA: Seda en duro metal. Hoy: Guns N’ Roses

Un trabajo de…

A veces pienso que hay una mano misteriosa moviendo hilos invisibles que me hacen realizar actos al margen de mi voluntad… Sí, no bromeo, es como si yo fuera una frágil marioneta bajo el diestro dominio de un ser caprichos… Y a pesar de mi natural escepticismo, las coincidencias se repiten de forma tan reiterada, que ya me surgen las sospechas y he comenzado a buscar extrañas relaciones entre las cosas, cuya existencia me indique que nada ocurre por casualidad… Y una de las actividades más directamente relacionada con esta oculta dependencia de los antojos de una voluntad ajena es la de escribir artículos sobre música, pues ya desde el comienzo, y teniendo en cuanta mi férrea educación clásica de esta materia, con mucha frecuencia me inclino a preferir incomprensiblemente el lado más rockero y oscuro de la historia del arte de combinar puntitos sobre líneas horizontales y hacer que los sonidos no suenen a simplemente ruido y, sobre todo, a la hora de elegir los protagonistas...

Para esta ocasión he elegido a uno de esos antihéroes malotes que tanto éxito tienen en el mundillo del hard rock, me refiero a Axl Rose y a su grupito de buenos chicos, Guns N’Roses. Un ejemplo de buen comportamiento y discreción que, a pesar de lo que se pueda pensar de ellos, tienen la suficiente sensibilidad y capacidad para hacer buena música. ¿Y cómo, os preguntaréis, en esta decisión ha intervenido el universo de las casualidades?... Os lo explicaré.

Resulta que en mi habitación, pequeña, limpia, ordenada y austera, muy lejos del paradigma más común entre las jovencitas veinteañeras de mi generación, y más si consideramos mi rabiosa melomanía y vehemente propensión a la bohemia, el visitante ocasional sólo podrá encontrar cuatro discretas láminas adornando las paredes: una luminosa y colorida imagen de Bob Marley, otra provocadora de Axl Rose, cada una de ellas a ambos lados de la puerta, una linda reproducción de El beso de Gustav Klimt sobre la cabecera de mi cama, y una nostálgica puesta de sol con un soneto de Jorge Guillem sobre el escritorio, el cual leo diariamente para recordar que yo también tengo fecha de caducidad, aquel que dice, no me resisto a colarlo:

 Alguna vez me angustia una certeza,
y ante mí se estremece mi futuro.
Acechándolo está de pronto un muro
del arrabal final en que tropieza

la luz del campo. ¿Mas habrá tristeza
si la desnuda el sol? No, no hay apuro
todavía. Lo urgente es el maduro
fruto. La mano ya lo descorteza.

...Y un día entre los días el más triste
será. Tenderse deberá la mano
sin afán. Y acatando el inminente

poder diré sin lágrimas: embiste,
justa fatalidad. El muro cano
va a imponerme su ley, no su accidente.


Hasta ahí, nada extraño, ¿no?... Bueno, la verdad es que mi colección de láminas muy coherente y homogénea no es. El caso es que era el sábado 6 de febrero de este 2016, el día de mi veinticinco cumpleaños, llegó mi amigo y compañero de fatigas Rafaelito con su sonrisa de pitagorín miope, un chico agradable, displicente donde los haya, ácrata libertario de nacimiento y con un abrumador conocimiento enciclopédico que nos hace sentir poco más que rastreros analfabetos al resto. Y el chico me traía, ¡qué mono!, como regalo para tal ocasión, un librito de poemas de Rubén Darío, Cantos de vida y esperanza, ese donde aparece el famoso poema que dice:

¡Juventud, divino tesoro!,

¡ya te vas para no volver!...

Muy adecuado, por cierto… Yo, bastante confusa ante tanto refinamiento, le pregunté el porqué de aquella elección, y él me respondió que simplemente por la coincidencia de que Rubén Darío había muerto un 6 de febrero… ¡Pues vaya!... Pero la cosa no se detuvo ahí, sino que mi sutil amigo se detuvo a observar detenidamente las láminas que se exponían en mis paredes y comentó: “Esto lo has hecho adrede, ¿no?” Yo no lo comprendí de primeras, no soy muy rápida en eso de las sutilezas, y así se lo hice saber, a lo que Refael añadió: “Toda esta gente tiene alguna relación con este día.” Y ante mi mirada de pez, continuó: “Mira, Bob Marley y Axl Rose nacieron un 6 de febrero y a los otros dos, Gustav Klimt y Jorge Gillén, les ocurrió lo contrario, fallecieron en esa fecha.” ¡No podía ser!... No ya el hecho de que recordase sin esfuerzo esas cosas, algo a lo que ya estamos acostumbrados todos quienes le conocemos, sino que allí, en mi habitación, se hubiesen ido conjurando todas aquellas “coincidencias”. Pero aún había una más, ¿sabéis en que año nació Axl Rose?... ¡pues el mismo que mi querido padre!... en 1962… Claro, que con él sólo concurre en eso, ya que mi progenitor es español, agricultor, no sabe tocar ningún instrumento musical, ni tan siquiera para quitarles el polvo, tampoco escribe nada más allá de su firma incomprensible y únicamente canta en la ducha, ¡y mal!... Sé que esto me costará caro…

Así que no lo dudé, tenía que escribir algo sobre Axl Rose y su grupo, pues a parte de esto, mi conocimiento de Gusn N’Roses viene de fomentado por la afición de mis padres a este tipo de música y a los grupos que la interpretan, como Deep Purple, The Who, AC/DC, Aerosmith, Led Zeppelin, Uriah Heep, Black Sabbath, Bon Jovi, Def Leppard… así como Queen y The Rolling Stones… Sí, mi viejo se pasea entre naranjos berreando las dulces melodías de esta gente, ¿qué pensabais?... Así nos salen de sabrosas las naranjas…

Axl Rose Axl Rose

Pero dejémonos de todas estas paparruchas y metámonos en faena. Axl Rose quien como es natural realmente se llama, William Bruce Rose, nació en Lafayette, una candorosa y tranquila ciudad del estado de Indiana, USA, la misma en la que también lo hicieron otros personajes como el director de cine Sydney Pollack, el antiguo guitarra del grupo Izzy Stradlin, la actriz Embeth Davidtz o los cantantes Shannon Hoon y Jeremy Camp… ¿qué tendrá?... El caso es que Rose siempre ha odiado esa ciudad y el ambiente religioso y puritano que en ella se respiraba.

El chico no tuvo en ella una infancia ni fácil ni feliz, sufriendo desde muy pequeño constantes abusos tanto por parte de su padre biológico como del adoptivo, aunque su madre nunca le creyó, suele ocurrir que si el “amor” es ciego, llega a convertirse en imbécil… Como alumno salió un tanto rebelde y con muy mal comportamiento y peor mala leche, así que no os extrañará si os digo que no destacó en los estudios, pero sí lo hizo en las clases de canto y en el coro de la iglesia, a pesar de sus constantes travesuras, como tampoco os resultará raro si os descubro que fue arrestado en numerosas ocasiones durante su adolescencia por pequeños robos, borracheras, consumo de drogas y peleas callejeras… niño modélico el chaval... Pero algo tiene la música que vuelve en héroes a los villanos, y ya a los 17 años fundó su primera banda, A.X.L., de donde, como habréis deducido con vuestra magna sagacidad, sacó su nombre artístico, y tras conocer a Izzy Stradlin, su paisano, formaron Hollywood Rose, marchándose ambos a Los Ángeles, en busca de mejor fortuna o por salir de aquella sociedad provinciana que les oprimía, ¿quién sabe?... En 1985 se juntaron con su amigo Tracii Guns, quien tenía otra banda llamada LA Guns, surgiendo de la unión de ambas Guns N’Roses, un grupo por el que han ido pasando numerosos miembros a lo largo de su historia, pero que inicialmente estaba compuesto por el guitarra Tracii Guns, líder de LA Guns y quien tras su paso por Guns N’Roses formó parte de grupos como Brides of Destruction, W.A.S.P., Poison, Killing Machine o Johnny Thunders; Izzy Stradlin, guitarra rítmica y coros, que después se lanzó a una carrera como solista; el danés Ole Beich en el bajo, quien venía de LA Guns y murió en 1991 en extrañas circunstancias; el batería Rob Gardner, que fue reemplazado por Steven Adler al poco tiempo, y Axl Rose, a la voz y los teclados además de compositor, el cual siempre ha formado parte de Guns N’Roses, pero que en 1916 ha comenzado a colaborar, como invitado, con el grupo AC/DC, otro de las grandes bandas de los quienes deberemos hablar algún día.

Guns N' Roses Guns N' Roses

Lo cierto es que el comportamiento de Axl Rose entra dentro de una persona psicótica, con cambios de personalidad y un pensamiento bastante desorganizado, perdiendo con frecuencia el contacto con la realidad. Él mismo buscó ayuda y le diagnosticaron un trastorno afectivo bipolar, cuyo tratamiento no le sirvió de mucho, pues Rose piensa que todos sus problemas, incluido el consumo de drogas, viene de los abusos recibidos en su infancia, por lo que últimamente se ha sometido a terapias de regresión y se ha hecho seguidor de la homeopatía.

La historia de la banda ha sido tan accidentada e irregular como la personal de su líder, con numerosas entradas y salidas, abandonos y retornos, enormes giras y tremendos escándalos: peleas, detenciones, amenazas, drogas y una infinita serie de líos que ponen a prueba la imaginación más calenturienta, pero lo que nadie puede negar, tanto de unos como del otro, es su gran genialidad y la calidad de sus trabajos, todos ellos siguiendo su estilo particular en el que se mezclan el heavy, el blues y el hard con el clásico rock and roll, de los cuales daremos un rápido repaso y nos detendremos, ya que hablamos de chicos duros, rebeldes y malotes, en aquellos temas más característicos de las bandas de heavy rock, está claro ¿no?... sus baladas.

El primer álbum de estudio, en realidad un EP, apareció el 16 de diciembre de 1986 con el título, Live?!*@ Like a Suicide, para cuya edición, con su propio sello UZI Suicide, no contaron con la ayuda de ningún mánager lo que les acarreó bastantes problemas legales, por lo que tuvieron que firmar un contrato con Geffen Records. El disco consta únicamente de cuatro pistas, dos originales: Reckless Life y Move to the City, una versión de Rose Tattoo, Nice Boys, y otra de Aerosmith, Mama Kin. Aunque da la sensación de estar grabado durante una actuación en directo, no fue así, ya que los aplausos y gritos del público fueron incluídos en el estudio de fondo. En la portada del álbum se puede ver a Duff McKagan y Axl Rose bajo el logo de la banda, El grupo estaba formado entonces por Axl Rose, como voz principal, Izzy Stradlin, en la guitarra rítmica y los coros, Duff McKaga, bajo y coros, Saul “Slash” Hudson, a la guitarra solista y Steven Adler en la percusión.

Unos meses después lanzarían el primer álbum propiamente dicho, Appetite for Destruction, ya bajo el sello de Geffen Records y con la producción de Mike Clink. Para componer el disco se decidió que cada miembro del grupo escribiera sus canciones y luego se hizo una selección de ellas resultando ser las más populares Welcome to the Jungle, con letra de Rose y música de Slash, Rose y Stradlin; Paradise City, con letra de Rose, McKagan y Slash, y música de Rose, Stradlin, McKaagan y Slash, y Seeet Child O’Mine, escrita por Rose y compuesta por Stradlin. La mayor parte de los temas tratados en estas canciones giran alrededor de las experiencias personales de los componentes de la banda, en especial de Axl Rose con las drogas, la violencia y la delincuencia. El disco tuvo muchos problemas con la portada inicial donde se mostraba a una muchacha recién violada por un robot, por lo que decidieron cambiarla por otra donde se puede ver una cruz en la que se engastan los cinco cráneos de los componentes del grupo que eran todavía los mismo del anterior lanzamiento. El tema Welcome To The Jungle está considerada una de las mejores canciones de Guns N’Roses. Escrita por Axl Rose y está inspirada, según dicen, en un hecho real que le ocurrió a él mismo al llegar a Los Ángeles: en una calle de aquella gran ciudad sufrió el atraco de un vagabundo quien, tras robarle bajo la amenaza de un arma, le dijo cuando se marchaba: “You know where you are? You’re in jungle, baby. You gonna die!” Esta canción ha sido muy utilizada en el cine, pero la película que le dio fama fue La lista negra, de Clint Eastwood, de 1988. Sin embargo, nosotros nos detendremos en la única balada aparecida en este álbum, Sweet Child O’Mine, aunque en un principio también estaba November Rain, que decidieron no incluir.

Sweet Child O’Mine fue escrita por Axl. Rose, Slash e Izzy y se les ocurrió durante un ensayo cuando Axl dio un tropezón y Slash, para burlarse, le dedicó unos punteos circenses, pero, lo que son las cosas, a esas notas le acoplaron un poema que Rose le había escrito a su novia, y futura esposa, Erin Everly, hija de Don Everly, componente de los Everly Brothers, y de allí surgió esta canción. Al momento de grabar el vídeo de la misma, quisieron que ella fuera un homenaje a todas sus novias, así que todas aparecen en él. Esta canción fue un éxito rotundo, recibiendo muchos premios por ella y apareciendo en los primeros puestos de las listas mundiales.

El tercer álbum, G N’ R Lies, salió a la luz ese mismo año conteniendo las cuatro canciones del Live?!*@ Like a Suicide más otras cuatro acústicas: Patience, Used to Love Her, You’re Crazy y One in a Million, esta última, a causa de sus insultos hacia colectivos de homosexuales, como “fagoots”, o frases como “spreading a fuckin disease”, y del innegable racismo de sus letras, donde se utiliza la palabra “niggers”, les acarreó numerosas críticas en los medios de comunicación y problemas entre ellos mismos, ya que David Geffen, el jefe de sus sello discográfico, era homosexual, y la madre del guitarrista Slash, era negra, pero a pesar de todas las presiones, Rose nunca dejó de tocarla en sus conciertos. La portada muestra la página inicial de un periódico cuyo nombre sería el mismo del disco y los encabezados de las noticias los títulos de las canciones, apareciendo fotografías de Axl Rose y de Duff McKagan. El único sencillo fue la canción Patience, compuesta por Izzy Stradlin, utilizando solamente guitarras acústicas para su grabación, y cuyo tema se dice que giraba alrededor de los problemas de Axl Rose con su mujer Erin Everly, aunque hay otras opiniones que afirman que eso no era exacto.

El 17 de septiembre de 1991 se publicaron Use Your Illusion I y Use Your Illusion II. En ellos hay un salto hacia adelante en su estilo musical, pues sin dejar de ser hard rock, fusionan otros estilos musicales como blues, heavy, punk, rock n’roll e, incluso, clásica. En la grabación de estos discos comenzaron los cambios en la banda, primero el batería Steven Adler, con muchos problemas a causa de su adicción a las drogas, fue sustituido por Matt Sorum, procedente de The Cult, y que permaneció en Guns N’Roses hasta 1997. También incorporaron un nuevo teclista, Dizzy Reed, amigo íntimo de Axl Rose, quien lo contrató, a parte de porque querían integrar un teclado al grupo, por la mala racha económica que pasando, casi al borde del desahucio. Así mismo, para estos discos contaron con la colaboración Shannon Hoon del grupo Blind Melon y amigo de la infancia, incluso nacido en la misma ciudad, como dijimos anteriormente. El segundo volumen está considerado como un disco bastante más triste que el primero, pero eso fue sólo producto de la casualidad, pues la distribución de las canciones la realizaron mediante sorteo. La portada de ambos es la misma, la pintura de Rafael Sanzio, La escuela de Atenas, variando en que las letras del título y grupo están en naranja en el primero y en azul en el segundo. En el primer disco aparecen dos baladas: Don’t Cry y November Rain.

Existen dos versiones de Don’t Cry con letras diferentes, una en el primer disco y otra en el segundo, pero ambas tratan de una chica que solía salir con Izzy y que una noche depresiva de Axl Rose, quien estaba llorando fuera de un local nocturno de Sunset Strip llamado The Roxy, al verlo ella allí se le acercó y le dijo eso; “Don’t cry”. La canción la escribieron juntos Rose e Izzy.

Por su parte, November Rain fue compuesta por Axl Rose, siendo el primer sencillo de este disco y llegando a ser una de las canciones más conocidas del grupo y una de las más largas, 8 minutos y 57 segundos, y así mismo tiene el record de poseer uno de los solos de guitarra más largos. Axl estaba trabajando en ella durante mucho tiempo y no tenía muy claro qué hacer con ella hasta que al final decidieron ponerla en este disco. El tema trata de una historia de amor a tres bandas, pues Axl y Slash estaban enamorados de la misma chica y aunque ella a quien realmente quería era a Slash, se fue con Rose… ¿quién entiende a las mujeres? Preguntaréis alguno… y yo, que soy una de ellas, os digo ¡qué sabréis vosotros que nunca os enteráis de nada!...

En el segundo disco encontramos nada menos que cuatro baladas: Civil War, Knockin’ On Heaven’s Door, So Fine y Estranged.

Civil War está considerada como una de las mejores canciones de Guns N’ Roses, tanto por la letra como por la música. Trata de una de las plagas que siempre ha azotado a la especie humana, la guerra, y fue grabada durante la Primera Guerra del Golfo y la primera intervención de los Estados Unidos en Irak, pero en ella se menciona a John F. Kennedy: “in my first memories they shot Kennedy” y la guerra de Vietnam.

Knockin’ on Heaven’s Door es una versión de la canción compuesta por Bob Dylan para la película Pat Garrett and Billy the Kid, de Sam Peckinpah, y en ella se describe la muerte de un ayudante del sheriff, quien antes de morir le pide a su madre que le quite la placa porque ya no va a poder utilizarla más.

So Fine fue escrita por el bajista Duff Mackagan, quien le hace también los dúos a Axl Rose.

Estranged muestra una parte de los problemas de Axl: su salud mental y sus desórdenes emocionales, así como sus deseos de liberarse de algo que no sabe definir, ¿de sí mismo?... para conseguir la tan deseada paz interior.

En el 23 de noviembre de 1993, aparece su quinto trabajo en el mercado, The Spaghetti Incident?, un disco compuesto por versiones de otros grupos y con un estilo muy cercano al punk. No hay ninguna canción propia debido a que las malas relaciones entre algunos miembros del grupo, lo que llevaría al abandono de Slash y que se refleja en el título del álbum, no eran el escenario más propicio para componer. Las canciones utilizadas pertenecían a grupos que de alguna manera habían sido algún tipo de influencia en la banda, como Nazareth, The Damned, The Rex, The Sex Pistols… incluso Chales Manson. La portada nos muestra eso, una amalgama de espaguetis en plena reyerta....

Con todo podemos destacar la versión de una balada, Since I Don’t Have You, del grupo The Skyliners, uno de esos de rock and roll de los años sesenta, pero cuyo ritmo y melodía ha adaptado perfectamente Axl Rose a sus particulares características.

Posteriormente les llega una época de desintegración y deterioro, donde algunos miembros dejan el grupo y son reemplazados por otros, hasta quedar solamente Axl Rose como el único representante de la banda original. Durante este tiempo solamente grabaron discos de recopilación, como Live Era: ’87-’93, de 1999, o Greatest Hits, de 2004, hasta que, por fin, el 23 de noviembre de 2008, llega el último trabajo de Guns N’ Roses, Chinese Democracy.

Como seguramente sospecharéis, Chinese Democracy es un disco prohibido en la República Popular China, pero no en Taiwan… total por unas pequeñas críticas al Gobierno de aquella nación… y es que se molestan por nada… Todas las canciones han sido escritas por Axl Rose con diferentes aportaciones del resto de los actuales miembros de la banda: Richar Fortus, guitarra rítmica, quien fue miembro de la St. Louis Youth Symphony en su juventud y posteriormente formó parte de otros grupos, como Pale Divine o The Psychedelic Furs; Dizzy Reed a los teclados; Tommy Stinson al bajo y coros, procedente de The Replacements; Chris Pitman, teclados y coro, fundador de bandas como Replicants, ZAUM o Lusk; Ron Thal, guitarra, quien siempre había trabajado como solista, y Frank Ferrer a la batería, quien llegaría de Bryan Mantia. Es un disco bastante diferente a los anteriores y en algunos aspectos no suena a Guns N’ Roses. Hasta aquellos momentos ostentaba el dudoso honor de ser el disco más caro jamás grabado y, la verdad, según mi parecer, no es para tanto. La portada muestra una bicicleta típica de China, una de esas que son capaces de cargar más que un camión… Las dos baladas incorporadas en él son: Since I Don’t Have You y This I Love.

This is love está considerada como la segunda parte de November Rain y una de las baladas más enérgicas de su repertorio

Y así concluyo mi primera entrega de las baladas del rock, “Seda en metal duro”, espero que os haya agradado, pero si no es así, decídmelo, yo siempre estoy abierta a críticas y sugerencias. Hasta la próxima.

Gracias por leernos...

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.

NUESTRAS PUBLICACIONES

NUESTRO GRUPO. Páginas web

 PRÓXIMAS REUNIÓN:

Diciembre 17 del 2017 - Salón de los Jubilados, Castellnovo

36º Libro propuesto:

"Historia de un canalla",

de Julia Navarro

Ya está disponible el comentario del poema:

"Hombres necios que acusáis", de Sor Juana Inés de la Cruz

PRIMERA TEMPORADA: FEBRERO 2011 - ENERO 2012

SEGUNDA TEMPORADA: FEBRERO 2012 - ENERO 2013

TERCERA TEMPORADA: FEBRERO 2013 - ENERO 2014

CUARTA TEMPORADA: FEBRERO 2014 - ENERO 2015

QUINTA TEMPORADA: FEBRERO 2015 - ENERO 2016

SEXTA TEMPORADA:   FEBRERO 2016 - ENERO 2017

SÉPTIMA TEMPORADA:   FEBRERO 2017 - ENERO 2018

Visitas totales